Cómo limpiar tu cámara correctamente

El equipo fotográfico no es barato. A veces, las lentes en sí mismas son más caras que la cámara. Por eso es importante cuidar tu dispositivo de la mejor manera posible para evitar daños. Ideas en 5 minutos destaca las formas para cuidar tu equipo, desde cómo limpiar las lentes hasta lo que se debe y no se debe hacer.

Cosas que necesitarás:

Estas son las partes que necesitarás limpiar:

Lentes

  1. Retira la capa principal de polvo con la ayuda de la bombilla de aire comprimido.
  2. A veces, cuando la bombilla no elimina las pequeñas partículas de polvo, puedes usar el cepillo suave en el extremo de la plumilla de limpieza LensPen.
  3. Luego usa el otro extremo de limpieza del LensPen para limpiar el resto del vidrio por si hay marcas visibles. Si no tienes este aparato, puedes usar un paño de microfibra en su lugar.
  4. Si hay manchas rebeldes de las que parece que no puedes deshacerte, usa las toallitas húmedas para lentes.
  1. Antes de poner la tapa a la lente, límpiala con la ayuda de la bombilla de aire y el pincel.
  2. Para limpiar la parte posterior de la lente, asegúrate de que la parte inferior de la lente esté hacia abajo. Luego elimina las partículas de polvo con la bombilla de aire.
  3. Usa la toalla Tek o cualquier toalla limpia para retirar la suciedad en el contacto y la montura de la lente.
  4. Una vez que hayas limpiado la lente de adelante hacia atrás, es hora de prestar atención a las partes externas. Quita el polvo con un pincel y límpialo con la toalla Tek.
  • Si tu cámara ha estado en la playa, humedece tu toalla para eliminar las partículas de sal en la superficie.

Cámara

Todo fotógrafo debe llevar un paño de microfibra en su kit de cámara. Limpia el cuerpo de la cámara y el objetivo de la misma. La claridad y nitidez de tus imágenes dependen significativamente de cómo mantengas tu cámara. Nunca limpies tu cámara con un trapo cualquiera.

Sensor

Puedes limpiar el sensor de tu cámara de 3 formas:

  • Automáticamente: hoy en día, las nuevas DSLR (cámara digital réflex de una sola lente) vienen equipadas con una función que limpia el sensor de tu cámara automáticamente. Búscala en la configuración. Esta herramienta hace que tu cámara tenga vibraciones micronésimas, lo que hace que el polvo del sensor se suelte. Es posible que debas repetir este paso con frecuencia hasta que desaparezca la suciedad.
  • Manualmente: en este proceso, es posible que debas invertir en almohadillas especiales para cámaras con sensor y el líquido óptico Eclipse. Todo lo que tienes que hacer es agregar 2 gotas de solución líquida a la almohadilla y frotarla suavemente sobre el sensor una vez y de una sola manera. Desecha la almohadilla sucia. Si deseas repetir el proceso, usa otra almohadilla nueva.
  • Déjalo en manos de profesionales: el sensor de la cámara es una parte sensible del dispositivo. Entonces, si te preocupa dañarlo, dirígete a la tienda de cámaras más cercana que brinde este servicio. Puede costarte dinero, pero si arruinan el sensor, tendrán que reemplazar toda la cámara y darte una nueva.

Pero si dañas el sensor siguiendo las instrucciones caseras, no hay vuelta atrás. Dicho esto, es necesario que sigas las instrucciones atentamente. Además, nunca toques el sensor con los dedos.

Hacer y no hacer

1. Guarda el equipo de la cámara adecuadamente

En primer lugar, intenta mantener el equipo de tu cámara alejado de la humedad y el polvo. Y por el mismo motivo, guárdala en un armario o vitrina que se cierre. No se recomienda almacenarla en condiciones húmedas, como un cuarto de lavado o en un estante donde las cosas se puedan caer fácilmente. Además, considera guardar tus dispositivos en el cajón de tu dormitorio en lugar de en el bolso de la cámara en todo momento.

2. Limpia la lente con un movimiento circular con la ayuda de un paño de microfibra

En lugar de simplemente frotar el paño sobre el vidrio en movimientos de zigzag o verticales, límpialo suavemente con un paño de microfibra suave en movimientos circulares concéntricos. Además, cuando comiences a limpiar desde el centro de la lente hasta el borde, moverás la suciedad hacia los bordes. De esta manera, los escombros se atascan y no se eliminan. Aplica solo la presión suficiente para eliminar las manchas rebeldes.

Compartir este artículo