Cómo proteger los datos en tu teléfono inteligente

El teléfono inteligente se considera uno de los dispositivos más vulnerables. Para los estafadores es algo que causa mucho interés ya que en el teléfono, por lo general, las personas instalan su banca móvil y reciben mensajes de confirmación de compras. Al mismo tiempo está ligeramente protegido contra ataques de hackeo, ya que no todos instalan antivirus en sus dispositivos.

Ideas en 5 minutos ha averiguado cómo proteger los datos en el teléfono inteligente y bloquear el acceso a los estafadores.

1. Establece una contraseña y el acceso mediante huella dactilar

Comienza con las medidas de seguridad elementales, establece un patrón de acceso o código PIN, el cual será necesario ingresar cada vez que se necesite desbloquear el teléfono. Al mismo tiempo establece en la configuraciones un bloqueo de pantalla después de 15 a 30 segundos de inactividad. En tal caso, si dejas tu teléfono y te ausentas por un par de minutos, inmediatamente se bloqueará y los extraños no lo usarán a tus espaldas.

Recuerda que una buena contraseña no debe de contener información evidente sobre ti: número de teléfono, fechas conmemorativas, días de cumpleaños, entre otros. Tampoco utilices combinaciones sencillas, estilo “1234” o “98765”.

Adicionalmente, si lo permite el modelo de tu teléfono inteligente, configura la función de acceso mediante huella dactilar. Y la función de reconocimiento facial, por el contrario, no la coloques. Los desarrolladores de antivirus indican que es muy fácil esquivarla utilizando fotos de la redes sociales.

2. Activa el doble factor de autenticación

El segundo nivel de seguridad después de la contraseña es el doble factor de autenticación en las cuentas de correo electrónico, correo social, servicios de mensajería, banca móvil y otras aplicaciones.

Colócalo en cada una de las configuraciones de tu perfil personal. Entonces, al ingresar desde un nuevo dispositivo móvil, a tu correo o vía mensaje te llegará un código especial. Ingrésalo después de la contraseña principal.

Además, se puede activar un doble factor de autenticación a través de una aplicación especial, la cual genera códigos de un solo uso para ingresar. Esto es más seguro que los SMS o correos electrónicos: la contraseña de dicha aplicación es poco probable que sea interceptada por los malhechores.

Para conectar el doble factor de autenticación, la aplicación te pedirá escanear un código QR o ingresar una secuencia de símbolos. Se guardará en ella para la generación automática de futuros códigos de un solo uso.

3. Descarga aplicaciones verificadas

No instales en tu teléfono aplicaciones independientes descargadas a través del navegador. Siempre instálalas a través de tiendas autorizadas: App Store para iOS o Google Play para Android. En ellas, las aplicaciones pasan al menos por una verificación. Pero no vale la pena limitarse: en la presentación de la aplicación mira el nombre de la empresa que la ha emitido y lee qué escriben en los comentarios.

4. Limita el acceso de las aplicaciones

Las aplicaciones frecuentemente solicitan demasiados accesos hacia los datos de tu dispositivo, los cuales pueden no ser completamente necesarios para un correcto funcionamiento. Por ejemplo, la aplicación de la banca móvil te pide acceso a la cámara y geolocalización. La primera se necesita para escanear un código QR y pagar, la segunda para buscar el banco más cercano. Sin embargo, si tú crees que tales funciones no son necesarias, entonces puedes desactivarlas en las configuraciones del dispositivo.

Para esto abre la sección de “Aplicaciones”, da clic en la aplicación que necesites y edita los derechos de acceso. Si de pronto necesitas funciones para las cuales requieras este acceso, siempre podrás regresarlo en la sección de configuraciones.

5. Instala un antivirus

Instalar un antivirus en la computadora se ha vuelto algo normal. Sin embargo, en los dispositivos móviles se olvidan de esto y es por ello que se vuelven vulnerables ante los ataques de los estafadores.

Obligatoriamente instala en tu teléfono inteligente un antivirus y con frecuencia realiza una completa verificación de los dispositivos y enciende las funciones adicionales. Por ejemplo, la búsqueda del dispositivo por geolocalización, su bloqueo a distancia y eliminación de archivos. Tales funciones te ayudarán a proteger información importante de estafadores en caso de que te roben o se te pierda el dispositivo.

6. Instala un código PIN a la tarjeta SIM

Una contraseña protege el acceso al dispositivo, pero no a la tarjeta SIM. Si los estafadores la colocan en otro teléfono, entonces podrán obtener los códigos de un solo uso para el factor de doble autenticación y SMS de bancos para confirmar las operaciones. Por eso establece un código pin en las configuraciones del teléfono. Recuerda que para él aplican las mismas reglas al igual que una contraseña normal: el código PIN no debe de ser una combinación obvia, fechas conmemorativas, año de nacimiento, fragmentos de tu número de teléfono u otra información accesible sobre ti.

7. Verifica la seguridad de tus conexiones a Internet

Al ingresar a Internet a través de tu teléfono recuerda las reglas básicas de seguridad:

  • No abras correos de remitentes desconocidos, no ingreses a enlaces sospechosos, SMS, redes sociales o servicios de mensajería.

  • Apaga la función de Bluetooth si no la utilizas.

  • Evita conectarte a Internet a través de redes de Wi-Fi públicas. Intenta usar el Internet de tu proveedor.

  • Verifica si tu navegador tiene un protocolo de Internet, el cual garantiza la seguridad de conexión. Es fácil de identificar por el icono de un candado al inicio de la URl o las palabras “https” antes del sitio.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo