Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Por qué los vidrios del auto se congelan y cómo se puede evitar

Durante la época fría del año, la mayoría de los automovilistas se enfrentan al problema de los vidrios congelados. Con frecuencia, esto ocurre por la mañana, cuando todo el mundo tiene prisa y no tiene tiempo extra para limpiar el parabrisas de escarcha o hielo.

Ideas en 5 minutos te contará por qué se congelan los vidrios del automóvil y cómo evitar esto.

Por qué se congelan los vidrios del automóvil

Cuando caen precipitaciones a una baja temperatura, no es ninguna sorpresa que los autos queden cubiertos de hielo o escarcha. En ocasiones, también es posible encontrar vehículos con vidrios congelados incluso en un clima seco.

La formación de escarcha en los cristales es un fenómeno completamente natural incluso sin precipitaciones. En esto influyen dos factores:

  • Humedad
  • Temperatura

Cuando la temperatura del vidrio cae por debajo de 0 °C, el vapor de agua del aire que entra en contacto con él se condensa y después se congela. Precisamente debido a una alta humedad y una baja temperatura se forma una capa de hielo tanto en el interior como en el exterior del auto.

Posiblemente muchos hayan notado que el parabrisas del auto puede estar cubierto de escarcha, mientras que a su alrededor puede no haber nada más congelado. El hecho es que el vidrio se enfría mucho más rápido que muchos otros materiales.

¡Importante! Cuando intentes descongelar un vidrio, nunca viertas sobre él agua hirviendo. Esto puede hacer que el cristal se rompa.

De dónde proviene la condensación

La condensación es vapor de agua en el aire que pasa de un estado gaseoso a uno líquido. Frecuentemente se forma en las ventanas debido a la diferencia entre la temperatura del aire y la del vidrio. El aire cálido entra en contacto con una superficie fría y en ella se deposita la humedad.

Cuando el aire caliente y húmedo se enfría, en algún punto alcanza una temperatura a la cual ya no puede retener toda el agua y entonces comienza a condensarse. A esto se le conoce como punto de rocío, la temperatura a la que la humedad comienza a depositarse en las superficies frías.

Nosotros vemos la condensación por fuera del auto después de que el aire caliente y húmedo desciende sobre el parabrisas. Con mayor frecuencia, esto ocurre por la mañana. En el interior del auto, el fenómeno de la condensación también se debe a la humedad. Se evapora del aire y se deposita en el lado interno del vidrio. Ante bajas temperaturas, esta humedad se convierte en escarcha o hielo.

Por qué el hielo y la escarcha no se forman en todos lados

Con frecuencia, la condensación no se da en todos los vidrios de los autos. Se cree que la razón de su aparición se debe a la ubicación de las ventanas del coche. Los vidrios laterales se colocan estrictamente de forma vertical. En muchos autos, tanto el parabrisas como el cristal en el medallón se ponen en ángulo. En las superficies inclinadas se acumula más condensación, ya que las superficies horizontales contribuyen a la retención de humedad.

Cómo evitar que los vidrios se congelen por fuera

Por supuesto, el mejor método para proteger tu automóvil del deshielo es un estacionamiento techado y cálido. Sin embargo, no todos pueden cubrir su auto de la intemperie. Si un vehículo pasa la noche en la calle y por la mañana el vidrio está cubierto con una capa de escarcha o hielo, intenta seguir los siguientes consejos:

  • Cuida la limpieza de los vidrios. Las partículas de suciedad atraen humedad, la cual posteriormente se congela a bajas temperaturas.
  • Utiliza productos especiales. Por ejemplo, puedes comprar un spray para deshielo en tiendas de accesorios para autos.
  • Cubre los vidrios. Existen fundas especiales para proteger los cristales de la nieve y el hielo. También puedes utilizar cartón o plástico, sujetándolo con unas bandas elásticas. Algunas personas cubren sus vidrios con una sábana o una toalla.
  • Estaciónate en dirección al este. Por la mañana, el sol puede ayudar a derretir la nieve y el hielo del parabrisas.

Qué hacer para que el vidrio no se congele desde el interior

Para prevenir que los vidrios se congelen, se debe eliminar el exceso de humedad. Aunque no podemos influir en el clima, podemos evitar el exceso de humedad dentro de nuestro auto.

  • No dejes en el interior prendas mojadas.
  • Saca los tapetes húmedos por la noche.
  • Limpia de forma regular el parabrisas de suciedad. Esta atrae humedad.
  • Sacude la nieve de tus zapatos antes de entrar al auto.
  • Guarda todos los líquidos en un empaque hermético.
  • Abre la ventana. Si dejas el auto en un garaje, puedes dejarla un poco abierta.
  • Ventila el coche en un clima seco. Si dejas el auto en la calle, ventila el interior antes de salir. Abre las ventanas y puertas para que el exceso de humedad pueda salir.
  • Mantén las ventanas cerradas mientras llueve o cae nieve.
  • Utiliza absorbentes. Deja en el interior del auto cosas que absorban humedad, por ejemplo, un humidificador de aire desechable, un recipiente con sal, arroz o arena para gatos. Las bolsitas de gel de sílice son una excelente forma de absorber la humedad. Estas se pueden encontrar en las cajas de zapatos nuevos. Sin embargo, son tóxicas, así que ten cuidado y mantenlas alejadas de niños y mascotas.
  • Frota los vidrios con espuma de afeitar. Primero limpia bien y posteriormente aplica el producto con un trapo de microfibra. Pule bien el vidrio para que no queden rastros. El detergente de la espuma creará una barrera que impedirá que la humedad se deposite en la superficie del cristal.

Razones de una alta humedad en el interior del auto

Anteriormente ya hemos explicado que la causa principal de que se congelen las ventanas es la humedad en el aire.

Las precipitaciones y una alta humedad del aire en el exterior junto con una baja temperatura hacen que las ventanas de los autos se congelen por fuera. Ahora veamos qué puede contribuir a un exceso de humedad dentro del auto:

  • Fugas de líquido refrigerante. Al mismo tiempo, este puede gotear en los tapetes.
  • Tapetes húmedos.
  • Tapicería húmeda. Si te pones una chamarra mojada, el asiento absorberá la humedad.
  • Juntas dañadas. Verifica las juntas de las puertas y ventanas. Si no están en buen estado, podrían permitir el ingreso de humedad al interior del vehículo.
  • Agujeros de desagüe obstruidos en las puertas.
  • Tuberías obstruidas. Verifica los tubos del lavaparabrisas y también los orificios para el desagüe ubicados en la luneta.
Ideas En 5 Minutos/Tecnología/Por qué los vidrios del auto se congelan y cómo se puede evitar
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos