Cómo recortar copos de nieve

Recortar copos de nieve de papel es una gran tradición de Nochevieja. Con su ayuda, en un abrir y cerrar de ojos puedes regresar a la infancia y llenarte de la anticipación de las fiestas navideñas.

Ideas en 5 minutos te explicará cómo aprender a cortar copos de nieve elegantes y prolijos.

Qué papel es adecuado para hacer copos de nieve

Para recortar copos de nieve se necesita un papel fino y lo suficientemente plástico. Para estos fines, puedes utilizar:

  • Pegatinas cuadradas de colores.

  • Papel de oficina.

  • Papel de cuadernos comunes o de dibujo.

  • Servilletas.

  • Papel para hornear o pergamino.

Un papel demasiado grueso y rígido no servirá para recortar copos de nieve. En primer lugar, será muy difícil de doblar. Y, en segundo, debido al hecho de que cortar un papel tan grueso será mucho más difícil que hacerlo con uno normal.

Qué necesitarás

  • Papel.

  • Lápiz común con borrador.

  • Tijeras.

Importante: es posible que necesites más de un tipo de tijeras. Los detalles grandes son más fáciles de cortar con tijeras de mayor tamaño, y los pequeños con unas más chicas (por ejemplo, de manicura).

Cómo doblar correctamente el papel para hacer un copo de nieve

Un copo de nieve tradicional tiene 6 rayos principales. Pero para obtener una figura de exactamente 6 puntas, es importante doblar el papel de la forma correcta.

1. Toma una hoja de papel cuadrada. Si utilizarás papel de oficina rectangular para hacer el copo, haz un cuadrado de la siguiente manera: toma la hoja por una de las esquinas y dóblala en diagonal, formando un triángulo exacto, sin pasarte del borde de la hoja. Dobla con cuidado la parte sobrante y córtala con las tijeras. Desdobla. Tu cuadrado está listo.

2. Dobla la hoja de papel cuadrada en diagonal.

3. Dobla el triángulo isósceles resultante por la mitad, de modo que la línea del doblez pase por el ángulo obtuso superior. Marca bien el pliegue. Dibuja un pequeño punto en la base del triángulo, justo en la línea del pliegue.

4. Conecta la parte superior del triángulo con su base en el punto central. Marca ligeramente el centro del pliegue y haz un pequeño punto allí. Luego desdobla.

5. Ahora dobla la base del triángulo hasta el punto hecho anteriormente. Marca ligeramente el pliegue resultante y despliégalo. En el centro de la intersección de las líneas, vuelve a colocar un pequeño punto.

6. Dobla la parte superior del triángulo hasta el punto que obtuviste en el paso anterior. Marca bien el pliegue.

7. Haz dos puntos en los extremos del pliegue resultante. Deben estar a los lados del triángulo.

8. Dobla la esquina derecha desde la base del triángulo hasta el punto que se encuentra en el lado izquierdo de la figura. La línea de plegado debe comenzar en el punto en el lado derecho y terminar en el punto ubicado en la base del triángulo.

9. Repite los pasos del párrafo anterior con la esquina izquierda.

10. Dale la vuelta a la figura y dóblala por la mitad a lo largo de la línea del pliegue central.

11. Recorta las puntas de papel en línea recta para obtener un triángulo nuevamente.

Patrones de los copos de nieve

Antes de cortar el copo de nieve, primero puedes dibujar sus contornos con un lápiz. Ten en cuenta que el pliegue principal indica la ubicación de los rayos centrales del copo de nieve. Y también asegúrate de que tu diagrama en la figura no se interrumpa y se vea como un laberinto con ramas. Si cortas el copo sin tener en cuenta este detalle, es posible que no quede entero.

1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo