Cómo decorar una pecera artificial para que luzca real

Las peceras y los acuarios nos brindan un toque de luz y color, pero el mantenimiento que necesitan requiere de mucho tiempo y dinero. Ideas en 5 minutos te ofrece una guía sencilla para que tú mismo elabores una pecera artificial con materiales económicos. Este diseño colorido será ideal para decorar tu sala, tu habitación o un lugar de estudio y trabajo.

Necesitarás

  • 2 litros de agua fría

  • 1 cdta. de colorante vegetal azul

  • 1 envase de vidrio con tapa hermética (capacidad 2,5 litros)

  • Piedras de colores y conchas decorativas

  • Follaje artificial

  • 2-3 peces pequeños de plástico

  • Hilo de nailon transparente

  • Pegamento líquido

  • 1 cdta. de aceite vegetal o aceite para bebé (opcional)

Elaboración

1. Coloca las piedras más grandes en el fondo del envase.

2. Crea capas utilizando piedras más pequeñas de distintos colores. También podrías agregar arena artificial. Por último, ubica unas conchas sobre la superficie.

3. Introduce el follaje de plástico. Podrías añadir otros animales de plástico, como cangrejos o estrellas de mar.

4. Llena completamente de agua el envase.

5. Vierte unas gotas de colorante, la cantidad depende de qué tan claro u oscuro prefieras el color del agua.

6. Corta el hilo transparente según la longitud que necesites para que los peces parezcan flotar. Puedes dejar uno más arriba que el otro. Con pegamento líquido, adhiere un extremo del hilo a la tapa y el otro extremo a los peces.

7. Permite que se seque el pegamento y que se fijen las figuras al hilo.

8. Para simular que hay burbujas en el agua, vierte unas gotitas de aceite vegetal o aceite para bebés, y mezcla suavemente. Luego coloca la tapa, sellando el envase.

Puedes invitar a los niños a que creen una pecera artificial, permitiéndoles que le den su propio toque original. Las pueden utilizar para decorar su habitación o sus espacios de estudio.

Compartir este artículo