Como hacer masa para modelar de sal

La masa de sal es uno de los materiales más flexibles y seguros para modelar. Mantiene bien su forma, es fácil de pintar y no se pega a las manos. Su preparación es muy sencilla y es cómoda de almacenar. Y puedes hacer figuritas de este material con toda la familia.

Ideas en 5 minutos te contará cómo puedes hacer la masa de sal con tus propias manos en casa y qué puede moldearse con ella.

Ingredientes

  • 300 g de harina.

  • 300 g de sal fina.

  • 200 ml de agua fría.

Utensilios de cocina

  • Cuenco hondo.

  • Tenedor.

  • Colador o tamizador de harina.

  • Film transparente.

Preparación

1. Coloca la sal en un recipiente hondo y agrega agua, de modo que la sal se disuelva un poco.

2. Revuelve el líquido salado y poco a poco comienza a tamizar la harina. Mueve la masa resultante continuamente.

3. Amasa la pasta hasta obtener un bulto bastante apretado. Si se desmorona en tus manos, agrega más agua. Si se pega demasiado a las palmas, tamiza más harina.

Importante: al trabajar, no viertas mucha agua en la masa de una vez. Dado que las harinas de diferentes fabricantes pueden variar en humedad y textura, es posible que necesites un poco más o un poco menos de líquido.

4. Envuelve la masa resultante en film transparente y déjala en el refrigerador de 2 a 2 horas y media.

Qué se puede hacer con la masa

  • Erizo.
  1. Forma una bola pequeña de masa y tira de ella ligeramente desde un lado.

2. Con unas tijeras de manicura, haz pequeños cortes en la espalda del futuro erizo, moviéndote de un lado hacia el otro y avanzando hacia atrás.

3. Utiliza granos de pimienta negra para hacer los ojos y la nariz del erizo.

4. Seca la figura, luego píntala y barnízala.

  • Ratón.

  1. Haz 3 bolas de la masa: 1 grande y 2 más pequeñas. Tira de la más grande ligeramente desde un extremo, formando el cuerpo del ratón.

2. Haz pequeñas hendiduras en el centro de las orejas con un fósforo o un palillo.

3. Coloca las bolas más pequeñas en la base, cerca del extremo alargado, y presiona ligeramente hacia abajo para que se peguen bien a la base: serán las orejas del ratón.

Importante: si las piezas de masa no se adhieren bien entre sí, humedece ligeramente tus dedos con agua. Esto hará que sea mucho más fácil pegar las partes. También puedes mojar ligeramente las piezas pequeñas de la figura cuando las pegues a las más grandes.

4. Forma una pequeña tira y pégala a la parte posterior del cuerpo del ratón, formando una cola.

5. Haz los ojos y la nariz del ratón con granos de pimienta. También puedes usar palillos de dientes para hacerle un bigote.

6. Cuando el ratón esté listo, sécalo y píntalo con témperas.

  • Caracol.

  1. Con la masa haz una tira larga pero no muy fina, y enróllala en espiral.

2. Haz otra tira pequeña de grosor medio y coloca la espiral sobre ella.

3. Haz 2 bolitas pequeñas y colócalas en dos mitades de un palillo de dientes. Coloca los palillos con las bolitas en la cabeza del caracol, formando los cuernos.

4. Seca la artesanía y luego píntala.

  • Árbol.

  1. Extiende un pequeño círculo de masa de unos 3 mm de grosor y córtalo en pequeños rectángulos de unos 5 mm x 1 cm.

2. Forma óvalos con cada rectángulo. Estas serán las hojas del árbol.

3. Haz un pequeño hueco vertical en medio de cada óvalo (puedes usar un fósforo o un palillo de dientes para esto).

4. Forma el tronco del árbol. Para hacer esto, haz una tira gruesa de masa, aplánala ligeramente y haz varios cortes en la parte superior con un cuchillo afilado. Para facilitar el trabajo, primero puedes dividir la parte superior de la tira en 2 partes y luego cortar cada una de estas en varias más.

5. Con el dorso del cuchillo, dibuja pequeñas rayas en el tronco del futuro árbol para simular el relieve de la corteza.

6. Haz una bola pequeña y aplánala para formar un círculo. Presiónalo firmemente contra el extremo de una de las ramas.

7. Moviéndote en círculo, comienza a unir las hojas ovaladas al exterior de la base circular. Ayúdate con un fósforo o un palillo de dientes.

8. Cuando el primer círculo de hojas esté completo, continúa agregando las hojas en otro círculo hasta que formes la segunda, la tercera y las siguientes filas de hojas.

9. Forma bases planas para las ramas restantes del futuro árbol y coloca las hojas sobre ellas de la misma manera.

10. Cuando la artesanía esté lista, sécala en el horno y píntala con témperas.

Cómo secar las manualidades de masa de sal

Hay 2 formas de secar las figuras de masa de sal:

  • En el horno.
    Pon los productos sobre un papel de hornear y llévalos al horno precalentado a 80 grados durante 20 a 40 minutos. Cuanto más grande y voluminosa sea tu figura, tanto más tiempo tardará en secarse.
    Importante: después de hornear, no saques las figurillas inmediatamente, déjalas enfriar en el horno. El enfriamiento de las artesanías a temperatura ambiente puede agrietarlas.

  • A temperatura ambiente.
    Coloca las manualidades en un pedazo de papel de seda o en una bolsa y déjalas reposar durante 1 o 2 días. No dejes las figurillas cerca de dispositivos de calefacción, de modo que se sequen uniformemente y no se agrieten en el proceso.

Cómo colorear las manualidades de masa de sal

Puedes pintar las artesanías hechas de masa de sal después de secarlas usando témpera o pinturas acrílicas. Y puedes mezclar las témperas directamente en la masa y formar figuras ya coloreadas. En este caso, los productos tendrán tonos menos saturados, pero no tendrás que dedicar tiempo extra a darles color.

Compartir este artículo