Cómo hacer o coser un cuaderno con hojas recicladas (3 métodos)

Cuando termina un ciclo escolar, puede que te queden libretas llenas de hojas libres. Para no confundirte o hacer un caos con tus apuntes, optas por ya no usarlas o no las aprovechas del todo.

Ideas en 5 minutos te mostrará cómo usar esas hojas para hacer un nuevo cuaderno. Y lo mejor es que puedes agregarle tu propio estilo.

Método 1: Usa las hojas que no utilizaste del cuaderno

Necesitarás:

  • Hojas de cuaderno perforadas.

  • Aguja estambrera con punta.

  • Hilo de cáñamo, listón o estambre.

  • Tijeras.

  • Sujetapapeles.

  • Cinta adhesiva (opcional).

  • Papel para forrar (opcional).

  • Calcomanías y otras decoraciones al gusto (opcional).

Paso 1: Retira la espiral

Con la ayuda de unas pinzas o con las manos, desdobla el alambre del inicio y el fin de la espiral. Para que sea más sencillo, puedes darles la misma forma circular a estas terminaciones. Así, podrás ir girándola para retirarla.

Paso 2: Reúne todas las hojas limpias

Revisa todos los cuadernos viejos que tengas (del mismo tamaño), y después de retirarles la espiral, junta todas las páginas que estén sin usar.

Paso 3: Inserta el hilo en la aguja y haz un nudo

  • También puedes utilizar estambre o un listón muy delgado. Si optas por el hilo, pero no es muy grueso, úsalo doble para reforzar.

  • En el hilo que cuelga sobre la aguja, haz un nudo en la terminación.

Paso 4: Sujeta las hojas y empieza a coser

  • Para que sea más sencillo, sujeta las hojas con una pinza.

  • Inserta la aguja en uno de los agujeros iniciales.

  • Cuando la aguja salga, jálala e insértala en el siguiente agujero.

  • Repite hasta finalizar.

Paso 5: Segunda vuelta

  • Cuando llegues al último agujero, inserta la aguja en el orificio que está al lado.

  • Regresa aplicando la misma técnica del punto anterior hasta finalizar.

Paso 6: Haz un nudo para asegurar

Para que no se descosa, haz un nudo en la parte final. Con unas tijeras, corta el hilo sobrante.

Paso 7: Forra el cuaderno a tu gusto

Puedes utilizar papeles decorados con tus personajes favoritos, estampas, dibujos, periódico, fotos, o el material que más te agrade para forrar tu cuaderno.

Método 2: Nudos de estambre

Necesitarás:

  • Hojas recicladas, blancas o de colores.

  • Estambre.

  • Tijeras.

  • Perforadora.

  • Lápiz.

  • Regla.

Paso 1: Perfora las hojas

Con la ayuda de una regla, haz algunas marcas en donde quieras realizar las perforaciones. Estas dependerán de cuántos nudos quieras. Puedes hacerlas cada 1,5 cm, dejando 1 cm de distancia entre ellas y el borde de las hojas.

Paso 2: Recorta secciones de estambre

No es necesario que sean del mismo tamaño, pero si no quieres que se vean tan disparejos, corta trozos de unos 10 cm. Debes cortar uno por cada perforación, y puedes combinar los colores de estambre a tu gusto.

Paso 3: Haz nudos en cada perforación

Método 3: Moño de listón

Necesitarás:

  • Hojas recicladas, blancas o de colores.

  • Tijeras.

  • Listón.

  • Perforadora.

  • Lápiz.

  • Regla.

Paso 1: Perfora las hojas

Si coser no es de tu agrado, y no quieres invertir tanto tiempo en un cuaderno, puedes recurrir a este método.

  • Comienza perforando las hojas. Pueden ser 2 o 3 orificios, dependiendo de su tamaño. Marca con un lápiz, dejando 1 cm de distancia entre donde harás las perforaciones y el costado de la hoja. Entre ellas, puedes dejar de 10 a 15 cm.

Paso 2: Introduce el listón en las perforaciones

Paso 3: Haz un moño

Compartir este artículo