Cómo hacer un campamento acogedor en el agua

Cuando van a nadar, muchas personas se imaginan cómo sería tener su propia isla privada para poder hacer lo que quisieran en el agua, como tomar un refrigerio, leer un libro o tal vez incluso tener un parque acuático personal. Pero crear tu propio espacio en ese ambiente puede ser mucho más fácil de lo que crees.

Ideas en 5 minutos quiere compartir contigo cómo crear tu propia “casa” flotante y hacer de tus fantasías de verano una experiencia real.

Construye la base

  • Para la base necesitarás: palanquillas de espuma de poliestireno, tablas delgadas, tornillos, un destornilladorespuma aislante.

  • Coloca los trozos de espuma de poliestireno en el suelo. Pégalos usando la espuma aislante. Incluso puedes hacer algunas capas hasta que la base sea tan alta, larga y ancha como necesites.

  • Para la parte inferior de la base, coloca las tablas alrededor del perímetro y fíjalas con tornillos. De esta manera, las piezas de espuma de poliestireno quedarán ajustadas y aseguradas. Dale la vuelta a la balsa para trabajar con la parte superior.

Agrega el marco

  • Para ello, recolecta 8 palos de bambú del tamaño adecuado que correspondan al largo y ancho de la base, algo de cuerdaespuma aislante.

  • Para el marco de tu casa flotante, imagina algo similar a una cama con dosel.

  • Coloca 4 palos de bambú en las esquinas de la base usando la espuma aislante.

  • Pon 4 palos de bambú más perpendiculares a los 4 que están de pie. Usa una cuerda resistente que pueda imitar el perímetro plano de la base.

  • Cubre todo el perímetro superior con espuma, solo por seguridad.

Crea el campamento de tus sueños

  • En este punto, puedes tomar libertades creativas sobre cómo deseas que se vea la casa flotante. Como mencionamos antes, debe lucir como una cama con dosel, así que agrega sábanas para obtener sombra y privacidad.

  • Recuerda que los colores brillantes, especialmente el blanco, ayudan a reflejar la luz, así que evita las sábanas de tonos oscuros si deseas mantenerte fresco. Generalmente, el rosa pálido y el amarillo tienden a ser más fríos que el rojo o el azul.

  • Si deseas un poco más de espacio, puedes conectar otros dispositivos flotantes a tu casa con una cuerda, como una balsa para contener bebidas o incluso una piscina, similar a la forma en que la gente suele adjuntar estos dispositivos a los barcos. Si aún quieres divertirte en el agua, incluso puedes agregar un tobogán portátil.

Bono: haz un tipo de campamento diferente

  • No hay una única forma de acampar en el agua. Otra forma de hacerlo no requiere más que una tienda de campaña, un colchón inflable, una bomba de aire y algo de cuerda.

  • Infla el colchón con la bomba.

  • Una vez que pruebes que es seguro en el agua, agrega los artículos que te gustaría tener en tu propio campamento. Añade una carpa pequeña, por ejemplo, si aún deseas protegerte del sol. Solo asegúrate de atar bien todo con una cuerda resistente, y vigila que el colchón no se vaya a la deriva.

Compartir este artículo