Cómo pintar cuadros con pinturas acrílicas

Unos cuadros coloridos e inusuales serán una excelente decoración de interiores. Y si los pintas tú mismo, el hogar adquirirá individualidad y carácter propio.

Ideas en 5 minutos recopiló 8 opciones de cuadros simples que tú mismo puedes pintar fácilmente con pinturas acrílicas.

Pintura n.º 1

  1. Toma un vaso de plástico y sumerge los bordes en pintura rosa.

  2. Presiona los bordes del vaso contra un lienzo blanco y deja un círculo de pintura.

  3. Haz más de estas impresiones con diferentes colores.

  4. Toma la tapa de una olla y otros materiales de forma redonda que tengas a mano. Sumérgelos en pintura y deja impresiones de diferentes colores y tamaños en el lienzo.

  5. Deja que la pintura se seque y luego cuelga el cuadro en la pared.

Pintura n.º 2

  1. Toma la tapa de una olla, colócala sobre un lienzo blanco rectangular y rodea los bordes con un lápiz.

  2. Desliza la tapa y vuelve a dibujar los bordes con un lápiz.

  3. Dibuja 5 o 6 círculos más en el lienzo. Estos deben cruzarse entre sí.

  4. Toma pinturas y un pincel. Pinta de diferentes colores los espacios formados por las líneas.

  5. Usa 3 o 4 tonos de pintura en el mismo espectro de colores. Después de pintar todos los huecos, deja que se seque y luego cuelga el cuadro en la pared.

Pintura n.º 3

  1. Toma un lienzo rectangular blanco y pégale tiras de cinta adhesiva de papel (cinta de carrocero) dejando una distancia de 3 a 4 cm entre cada una.

  2. Exprime una gota de pintura sobre cada espacio libre de cinta adhesiva. Haz una primera fila de color amarillo, una segunda naranja, una tercera escarlata y una cuarta de color rojo saturado.

  3. Mezcla las pinturas con un pincel, moviéndolo verticalmente por el lienzo.

  4. Luego pinta todo horizontalmente varias veces, moviéndote desde la base hasta el comienzo del lienzo.

  5. Retira las tiras de cinta y deja secar la pintura. Haz otra pintura igual y cuelga ambas en la pared.

Pintura n.º 4

  1. Vierte un poco de pintura blanca en tu superficie de trabajo. Luego agrega un poco de pintura celeste, después azul y rosa. No las mezcles entre sí.

  2. Toma un globo pequeño y sumerge la parte inferior en la pintura.

  3. Deja algunos estampados con el globo en un lienzo blanco.

  4. Continúa haciendo estampados hasta que todo el lienzo esté lleno de ellos.

  5. Deja que la pintura se seque y luego cuelga el cuadro en la pared.

Pintura n.º 5

  1. Toma un recipiente de plástico para una docena de huevos. Vierte pintura negra en los 5 compartimentos superiores y pinturas celeste, amarilla, roja, azul y naranja en los 5 compartimentos inferiores, respectivamente.

  2. Inclina el recipiente ligeramente hacia abajo para que la pintura negra de los cinco compartimentos superiores fluya hacia los inferiores.

  3. Continúa inclinando el recipiente, pero por encima del lienzo. Cubre con cuidado toda la superficie con la mezcla de pinturas.

  4. Toma el lienzo e inclínalo suavemente, primero hacia la izquierda y luego hacia la derecha, de modo que las pinturas se arrastren a lo largo de la superficie de trabajo y formen patrones. Deja que se seque y luego cuelga el cuadro en la pared.

Pintura n.º 6

  1. Toma 3 hilos de estambre gruesos y sumerge uno en pintura azul y otros 2 en púrpura. Coloca los hilos sobre un lienzo rectangular blanco de manera ondulada.

  2. Tira suavemente de la parte inferior del hilo con pintura azul y retíralo del lienzo.

  3. Haz lo mismo con los otros hilos.

  4. Sumerge 4 hilos más en pintura verde, colócalos en la parte inferior del lienzo, tira suavemente de ellos y quítalos, dibujando así las hojas alrededor de las flores. Deja que la pintura se seque y luego cuélgala en la pared.

Pintura n.º 7

  1. Exprime una pequeña cantidad de pintura rosa sobre tu superficie de trabajo. Coloca un círculo de plástico de burbujas encima.

  2. Pon el plástico de burbujas sobre un lienzo rectangular negro y deja una impresión de pintura.

  3. Coloca el plástico de burbujas con pintura blanca encima de la impresión rosa.

  4. Retira el plástico de burbujas, dejando una impresión de pintura blanca.

  5. Junto a la impresión de colores blanco y rosa, haz otras dos similares con pinturas amarilla y celeste.

  6. Toma un pincel y pintura azul. Dibuja 3 líneas verticales (los tallos de las flores) y 2 hojas a los lados, en la mitad inferior del lienzo. Deja que la pintura se seque y luego cuélgala en la pared.

Pintura n.º 8

  1. Toma un lienzo rectangular negro y colócalo horizontalmente. Exprime 3 gotas de pinturas amarilla, celeste y rosa en medio, a una distancia de 8 a 10 cm entre sí.

  2. Toma de 10 a 12 hisopos de algodón y átalos con una banda de goma.

  3. Comienza a difuminar los puntos de pintura con los hisopos dando golpecitos.

  4. Como resultado, debes obtener 3 triángulos difusos que parecerán copas de árboles. Deja un poco de pintura sin difuminar en la base de cada triángulo.

5. Toma un cepillo de dientes y comienza a hacer unas líneas rectas hacia abajo con la pintura que quedó en la base de los triángulos.

6. Como resultado, deberías obtener 3 triángulos más, los cuales parecerán reflejos.

7. Toma una espátula pequeña, sumérgela en pintura blanca y haz 7 u 8 impresiones en forma de líneas blancas sobre cada triángulo “reflejado”.

8. Dibuja un tronco de árbol en medio de cada triángulo difuminado. Deja que la pintura se seque y luego cuélgala en la pared.

Compartir este artículo