Cómo tallar frutas y verduras

La palabra inglesa carving se usa para poner nombre al arte del tallado artístico en verdurasfrutas. Las frutas cortadas de manera elegante te ayudarán a subir de nivel sirviendo los platos y decorando tu mesa.

Ideas en 5 minutos comparte instrucciones paso a paso para ayudarte a aprender la técnica de tallado de frutas y verduras.

Rosa de tomate con hojas de pepino

1. Corta el tomate por la mitad.

2. Corta una de las mitades en láminas.

3. Mueve suavemente estas piezas hacia un lado y estíralas formando una tira.

4. Dobla el borde de la tira de las láminas de tomate hacia adentro.

5 y 6. Continúa doblando suavemente para hacer una rosa.

7. Corta 1/3 parte de un pepino largo con piel verde oscuro. La verdura se corta a lo largo.

8. Corta esta parte haciendo cortes diagonales.

9. Corta el rombo del pepino en tiras finas, sin llegar a la base.

10. Separa las hojas de pepino con los dedos.

11 y 12. Sirve las verduras picadas con la rosa de tomate en el centro y las hojas de pepino a su alrededor.

Rosas de fresa

1 y 2. Haz algunos cortes en las fresas para que tengan forma de pétalos. Muévete en círculo haciendo corte tras corte. Con ayuda de un cuchillo, separa un poco los pétalos que has hecho en las fresas.

3. Haz una segunda fila de los mismos pétalos. Haz los cortes en orden escaqueado.

4. Corta con un cuchillo la punta de la fresa para que quede una pequeña hendidura en su lugar.

5. Coloca las fresas en un pincho de madera del lado del tallo.

6. Separa bien los pétalos recién hechos de cada rosa de fresa. ¡Tu ramo está listo!

Nenúfares de pimiento

1. Haz un corte circular en zigzag en el centro del pimiento.

2. Separa una parte del pimiento de la otra.

3. Usa un cuchillo para separar la piel de la pulpa en cada esquina.

4 y 5. Sumerge los pimientos en un recipiente con agua. Gracias a esta manipulación, la piel se separará de la pulpa y el pimiento se parecerá a un nenúfar.

6. Coloca los nenúfares en un plato rociándolos con agua limpia.

“Spinners” de manzanas

1. Corta la parte inferior de la manzana.

2. Haciendo una separación de 1,5 cm del borde, haz un corte circular sin cortar esta parte de la manzana por completo.

3. Corta los lados de la manzana como en la foto para que en el centro haya una parte que tenga forma de triángulo con el tallo en el centro.

4. Corta cada una de las piezas laterales en rodajas pequeñas (como en la foto).

5. Pon las rodajas una sobre la otra y colócalas en los lados de la manzana donde estaban originalmente. Desplaza un poco las rodajas.

6. Desplaza las rodajas de manzana en los 3 lados.

7. Tus spinners de manzana están listos. Espolvoréalos con jugo de limón para evitar que la manzana se oscurezca.

Crisantemo de cebolla

1. Toma una cebolla morada y córtale la parte superior.

2. Corta la parte inferior de la cebolla.

3. Corta la cebolla por la mitad sin cortarla del todo. Luego córtala en 4 partes, vuelve a cortar por la mitad cada una de estas 4 partes para que la cebolla tenga 8 partes iguales. Al cortar la cebolla no la cortes del todo.

4. Coloca las cebollas en una bandeja para hornear. Echa un poco de aceite vegetal sobre la cebolla.

5. Luego rocíala con vinagre balsámico.

6. Sazona con sal y pimienta al gusto.

7. Hornea la cebolla en el horno precalentado a 180 °C durante aproximadamente 1 hora (el tiempo de horneado dependerá del tamaño de la cebolla). El crisantemo debe abrirse y la cebolla debe volverse más blanda, mientras que el centro de los pétalos debe permanecer un poco crujiente.

8. Después de sacarla del horno, deja enfriar la cebolla por 10 minutos, rocíala con vinagre balsámico y ya está lista para servir.

Nenúfares de kiwi

1. Corta las dos puntas del kiwi.

2. En el centro de la fruta, haz un corte circular en zigzag.

3. Divide la fruta en 2 partes.

4. Haz cortes verticales entre cada 2 esquinas.

5. Con un cuchillo, separa la piel de la fruta, sin llegar al final, luego dobla un poco la piel.

6. Coloca los nenúfares de kiwi en un plato con bordes. Echa un poco de agua en el fondo del plato.

Tortugas de manzana y uva

1. Toma una manzana verde.

2. Corta el lado de la manzana, luego la parte plana de aproximadamente 1 cm de ancho.

3. Corta la parte plana en 3 trozos (ver foto).

4. Retira la pieza central y corta las piezas laterales colocadas una al lado de la otra por la mitad.

5. Separa los trozos de manzana cortados; estas serán las patas de la tortuga.

6. Encima, coloca el lado de la manzana que cortaste al principio; este es el caparazón de la futura tortuga.

7. Pon un palillo de dientes en el lugar donde se unirá la cabeza al cuerpo.

8. Toma una uva blanca. Haz ojos usando dos claveles.

9. Clava la cabeza al cuerpo.

10. Rocía las tortugas terminadas con jugo de limón. Para evitar lesiones, los palillos de dientes deben quitarse antes de comer la tortuga.

Flor de manzana

1. Corta la manzana en 4 rodajas y toma una de ellas.

2. Elimina la parte central con semillas.

3 y 4. Con un cuchillo pequeño para frutas, corta la cáscara de la manzana en gajos ovalados con bordes puntiagudos.

5. Corta este trozo en rodajas pequeñas.

6. Junta las rodajas para formar una sola pieza de manzana.

7. Desplaza las rodajas de manzana hacia abajo.

8. Coloca 5 de estas rodajas de manzana en un plato. Coloca un arándano en el centro de la flor resultante. Adorna el platillo con arándanos y hojas verdes. Rocíalo con jugo de limón para evitar que la manzana se oscurezca.

Rosas de chile y jamón

1. Toma unos chiles rojos.

2. Haz un corte en zigzag en el chile para que la parte más cercana al tallo parezca una flor.

3. Divide el chile en 2 partes.

4. Toma una rodaja de jamón y córtala por la mitad.

5. Mete el jamón enrollado en la flor hecha de chile.

6. Usa un chile verde como el tallo de la flor.

Espirales de pepino

1. Corta un pepino (con las puntas cortadas previamente) de piel verde lisa por la mitad en 2 partes iguales.

2. Luego corta una de las piezas a lo largo por la mitad.

3. Corta la cáscara verde encima de la mitad del pepino (ver foto).

4. Corta esta mitad en rodajas finas.

5. Clava una brocheta de madera puntiaguda en el pepino. La brocheta se clava en el lado de uno de los bordes del pepino.

6. Mueve las rodajas de pepino para que parezcan una espiral.

7. Decora el plato con espirales de pepino con una ramita de perejil. Pon unos tomates cherry encima de las brochetas. Retira las brochetas antes de comerlas.

Árbol de Navidad hecho de pepinos

1. Quita las puntas del pepino y corta la verdura a lo largo en 2 trozos iguales.

2. Coloca una de las mitades de pepino entre 2 brochetas de madera.

3. Corta el pepino en rodajas finas. En este caso, las brochetas evitarán que cortes el pepino por completo.

4. Enrolla las rodajas de pepino en forma de anillo. Puedes sujetar el anillo con un palillo de dientes acortado.

5. De 3 pepinos de diferentes tamaños cortados de esta manera, monta un árbol de Navidad colocando un anillo de pepino encima del otro. Puedes poner un rábano con un patrón tallado en la cáscara en la parte superior del árbol. Adorna el platillo con rodajas de pepino y perejil. Quita los palillos de dientes antes de comer para evitar lesiones.

Manzanas con tallado decorativo

1 y 2. Toma una manzana y usando un cuchillo afilado corta unos gajos ovalados con bordes puntiagudos en su piel. Cada segmento siguiente debe ser más grande que el anterior.

3. Corta estos gajos ovalados en 4 lugares.

4. Mueve los segmentos cortados para crear un patrón agradable.

5. Corta las hojas verdes puntiagudas de un pepino clavándolas a la manzana con palillos de dientes.

6. Sirve el plato con las manzanas rojas y verdes talladas de esta manera. Adórnalo con gajos de naranja y arándanos. Rocía las manzanas con jugo de limón. Retira los palillos de dientes antes de comer.

Cisne de manzana

1 y 2. Corta una parte de la manzana primero en un lado y luego en el otro.

3. Toma una de las piezas cortadas. Corta un gajo ovalado con bordes puntiagudos en el lado de esta parte.

4. Luego repite el procedimiento, aumentando el largo y ancho del corte.

5. Corta 6 de estos segmentos.

6. Apila con cuidado estos segmentos uno encima del otro y coloca el trozo de manzana, cortado en gajos, en su lugar original. Esta será el ala del cisne. Haz una separación de un par de centímetros (servirán de dorso del cisne) y de la misma forma corta 6 gajos del otro lado de esta mitad de la manzana.

7 y 8. Talla la cabeza del cisne de la rodaja plana.

9. Coloca la cabeza en el cuerpo del cisne. Puedes usar un palillo de dientes para fijarla.

10 y 11. Separa suavemente los gajos de ambos lados para formar las alas del cisne.

12. Tu cisne de manzana está listo. Para evitar que se oscurezca, rocíalo con jugo de limón. Retira los palillos de dientes antes de comerlo.

Compartir este artículo