Cómo tejer una bufanda

Una bufanda es una de las cosas más simples; incluso un principiante puede tejer una fácilmente. No solo recibirás un accesorio original hecho a mano, sino que también dominarás las habilidades básicas de tejido, gracias a las cuales en la siguiente etapa podrás crear algo más difícil por tu cuenta, desde un gorro y calcetines hasta un cárdigan o un vestido.

Ideas en 5 minutos te trae dos formas sencillas de tejer una bufanda abrigada y original, incluso si nunca antes has tenido una aguja de tejer en las manos.

Cómo tejer una bufanda redonda (redecilla) con tus manos en 30 minutos

Necesitarás:

  • 2 ovillos de lana de grosor medio

Una redecilla tomará alrededor de 200 a 250 g o 2 ovillos de lana abrigada. Puedes usar lana gruesa para que la bufanda luzca más voluminosa. Tejer con las manos es una forma bastante simple de crear rápidamente algo inusual y al mismo tiempo comprender el proceso de tejido en sí, lo que facilitará en el futuro trabajar con agujas de tejer y crochet.

Paso 1. Toma los extremos del hilo de ambos ovillos y desenrolla aproximadamente un metro de cada hilo. Mantén los ovillos a tu izquierda y los extremos de los hilos a tu derecha.

Paso 2. Ahora, envuelve los hilos alrededor de tu muñeca y ata un lazo como en la imagen de arriba. Aprieta el nudo debajo del lazo.

Paso 3. Coloca el bucle resultante en tu muñeca derecha. Ten en cuenta que, en la foto, la mano izquierda sostiene el hilo que sale de los ovillos; estos son los hilos de trabajo. Y los cabos sueltos se quedan abajo.

Ahora dobla tu mano izquierda en forma de pistola: envuelve los extremos del hilo alrededor del pulgar de tu mano izquierda y bájalos hasta tu muñeca, sosteniéndolos con el dedo anular y meñique. Y envuelve los hilos de trabajo alrededor de los dedos índice y medio, y luego colócalos también debajo del dedo anular y el meñique.

Paso 4. Ahora, repite el movimiento como en la imagen de arriba: la mano derecha pasa debajo de los hilos enrollados alrededor del pulgar, luego agarra el hilo que está enrollado alrededor del dedo índice en el lado izquierdo, tíralo hacia ti mismo y colócalo en la muñeca.

Paso 5. Así es como aparece el segundo bucle en la muñeca derecha. Haz 11 más de la misma manera. Comprueba si el tamaño te resulta cómodo: el ancho de la futura bufanda depende de la cantidad de bucles. Si lo deseas, puedes reducir o aumentar su número. Esto depende en gran medida del volumen del hilo.

Paso 6. Ahora, toma los hilos de trabajo con tu mano derecha y con tu mano izquierda agarra el lazo superior del brazo derecho y retíralo. Mientras tanto, la mano derecha no debe soltar los hilos de trabajo, como resultado de lo cual se formará otro bucle: pasa la mano izquierda a través de él.

Si se hace correctamente, aparecerá un bucle en la mano izquierda y el bucle de la mano derecha estará entre las manos. Repite este paso con otros bucles hasta que la base de la bufanda esté completamente en tu brazo izquierdo.

Luego repite el proceso nuevamente para transferir los puntos del brazo izquierdo al derecho, agregando una nueva fila. Repite hasta que quede poco más de un metro de hilo. Puedes detenerte antes si consideras que la bufanda ya es lo suficientemente larga.

Paso 7. Empieza a hacer la última fila de bucles. Comienza como antes: transfiere dos bucles a tu brazo libre uno por uno. Luego, levanta el primero de ellos (el más alejado de la muñeca) por encima del segundo y quítalo del brazo.

Esto dejará un bucle en tu brazo libre. Ahora, de la forma habitual, vuelve a transferir el lazo del otro brazo para que queden dos de nuevo, y repite el proceso: levanta el lazo que está más lejos de la muñeca y retíralo del brazo. Así es como se cierran los lazos.

Paso 8. Como resultado, en el borde de la bufanda se obtiene una coleta con un lazo. Jala los extremos de los hilos a través del lazo que sobresale para apretarlo y atarlo.

Paso 9. Conecta los dos lados de la bufanda por donde pasan las trenzas. Usa los hilos sobrantes para atar los bordes. ¡Listo!

Si lo deseas, puedes coser los extremos de la bufanda con aguja e hilo, o no unir los extremos en absoluto. En este caso, obtendrás una bufanda larga normal.

Consejo: si te divierte tejer a mano, intenta hacer una linda diadema con los dedos o haz otra bufanda con ayuda de una caja de cartón común y corriente.

Cómo tejer una bufanda común con agujas

Necesitarás:

  • hilados de lana

  • 2 agujas de tejer

  • tijeras

Usa una calculadora en línea para calcular la cantidad del hilo necesaria según el largo y el ancho deseados de la bufanda.

Al tejer, es más cómodo usar el tamaño de agujas recomendado por el fabricante del hilo. Estas instrucciones se pueden encontrar en la etiqueta del ovillo. Por ejemplo, en la foto de arriba, el fabricante recomienda usar agujas n.° 7. El número corresponde al diámetro de la aguja. Cuanto más ancho sea el hilo, tanto mayor será el diámetro de las agujas.

Paso 1. Desenrolla una pequeña cantidad de hilo del ovillo y haz el primer bucle: enrolla el hilo alrededor de tus dedos índice y medio. Retira el anillo resultante de tus dedos. Ahora tienes la forma de un pretzel. Toma el hilo en la ubicación indicada por la flecha roja en la foto de arriba y tira de él hacia ti. Como resultado, el pretzel se tensará y obtendrás un bucle. Deslízalo sobre la aguja de tejer y aprieta el nudo.

Paso 2. Agrega el resto de los bucles al primero, haciéndolos como se muestra en la imagen de arriba. Ten en cuenta que el extremo del hilo está en el pulgar y el hilo de trabajo está en el dedo índice.

Reúne los bucles uno cerca del otro en la aguja de tejer; este será el ancho de tu futura bufanda.

Consejo: El posible ancho del producto depende de la longitud de las agujas. Usa agujas de tejer circulares que están conectadas en los extremos con un hilo de nailon si quieres tejer una bufanda muy ancha con muchos bucles.

Paso 3. Ahora necesitas transferir los bucles a la otra aguja de tejer, agregando una nueva fila. Hazlo como se muestra en la imagen de arriba, con la aguja libre pasando debajo del último bucle de la segunda aguja. Luego lo envuelves con un hilo de trabajo, colocando un nuevo bucle y luego tiras de la aguja de tejer libre con un nuevo bucle hacia ti desde debajo de la segunda aguja de tejer.

Esto quita el hilo de una aguja de tejer mientras coloca uno nuevo sobre la otra. Debido a esto, la bufanda crece en longitud.

Paso 4. Repite estos pasos, agregando nuevas filas de bucles, hasta que el hilo llegue a su fin. Es mejor atar el hilo nuevo cuando llegues a uno de los bordes de la bufanda. Presta atención a la imagen de arriba: a la izquierda se muestra la aguja de tejer con todos los bucles y el dedo apunta al hilo de trabajo al que está atada la punta de un nuevo hilo. A la derecha ya se está usando hilo nuevo, y un trozo del viejo queda en el borde junto con la punta del nuevo.

Consejo: puedes atar hilo de diferentes colores para crear una bufanda colorida.

Paso 5. Para hacer la última fila, pasa dos bucles a la aguja de tejer vacía. Ahora retira el primero y aprieta como se muestra en la imagen de arriba. Repite con otros bucles hasta llegar al borde de la bufanda. Esto cerrará los bucles. Pasa el hilo por el último bucle que hagas y aprieta. ¡La bufanda está lista!

Si lo deseas, puedes decorar los bordes con borlas o flecos atando hilos adicionales a los bordes de la bufanda.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo