Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo tejer una cobija de lana merino a mano

Una cobija caliente y voluminosa de lana merino puede adornar cualquier sala y dormitorio. Además, no necesitas conocimientos básicos para tejerla. Todo lo que precisas es estambre, tus manos, un par de horas libres y nuestras instrucciones.

Ideas en 5 minutos te mostrará la forma más sencilla de hacer una cobija de lana gruesa. Sin duda, el resultado final te gustará.

Preparación

  • Para tejer este tipo de cobija se utiliza un hilo grueso hecho de 100 % de lana merino, un material caliente e hipoalergénico.

  • Necesitarás entre 2 y 3 horas y unos 5-6 kg de estambre para tejer una cobija de 180×200 cm. Será más cómodo trabajar sentado en una cama o en el suelo.

Cómo tejer la cobija a mano

Haz un bucle inicial: toma el extremo libre del hilo y haz un bucle. Envuelve tu mano izquierda con él. El extremo del bucle debe ir hacia abajo y el estambre que sale del ovillo hacia un lado. Este es un hilo para trabajar. Tómalo con la mano izquierda y pásalo a través del bucle.

Se formará un nudo debajo del bucle. Apriétalo. Ahora toma el hilo con la mano derecha y haz un nuevo bucle.

De abajo arriba, pasa el segundo bucle con la mano derecha a través del primer bucle. Su tamaño no debería ser diferente del primero.

Atención: en la imagen superior, los bucles están ligeramente aflojados para que puedas ver el progreso realizado. No tengas miedo de apretarlos para que se ajusten sólidamente el uno al otro.

Vuelve a tomar el hilo y crea un nuevo bucle. Pásalo a través del anterior. Repite hasta que el largo de la trenza de bucles alcance los 180 cm. Este es el tamaño de uno de los lados de la futura cobija.

Así obtendrás la primera fila de bucles.

Después de hacer el último bucle de la trenza, desciende dos bucles: a través del más bajo de ellos pasa un nuevo bucle, del mismo modo que lo has hecho anteriormente. Pero los bucles anteriores que miraban hacia arriba ahora se abrirán hacia un lado. De esta manera, la cobija se volverá más ancha.

Vuelve a descender dos bucles y pasa el nuevo bucle a través del inferior. Repite lo mismo formando nuevos bucles hasta llegar al inicio de la trenza.

Así obtendrás la segunda fila de bucles.

Una vez que llegues al inicio de la trenza, vuelve a tomar el hilo, haz un bucle y jálalo a través del último bucle de la segunda fila.

A continuación, crea un nuevo bucle con el hilo y pásalo a través del bucle cercano que sobresale de la segunda fila. Repite lo mismo hasta llegar a la orilla opuesta. Por consiguiente, obtendrás la tercera fila. Repite lo mismo para tejer las siguientes hasta que la cobija alcance 200 cm de ancho.

Para unir los hilos de diferentes ovillos, simplemente átalos. Cuando la cobija esté lista, corta los extremos y oculta los nudos entre los bucles.

La base de este tejido consiste en un proceso simple: debes pasar nuevos bucles a través de los anteriores. Como resultado, obtendrás una cobija de doble cara. Para no estropear el diseño, no tuerzas los bucles de la base.

Haz la penúltima fila de bucles. Toma los dos últimos bucles con la mano derecha y coloca el último en el penúltimo. Ahora pasa un nuevo bucle de hilo a través de ellos.

Coloca el bucle obtenido en el siguiente bucle de la fila anterior y pasa un nuevo bucle a través de ellos. Por lo tanto, los bucles de la última fila se abrirán nuevamente y resultarán idénticos a los de la primera.

Por último, no olvides cortar los extremos sobrantes y ocultar los nudos entre los bucles. ¡Listo!

Atención: una cobija de lana merino no necesita lavarse, ya que no absorbe olores ni polvo. Sacudirla periódicamente y desinfectarla con vapor será suficiente.

Ideas En 5 Minutos/Hazlo tú mismo/Cómo tejer una cobija de lana merino a mano
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos