Cómo teñir una camiseta

El proceso de teñir ropa en casa es popular desde hace bastante tiempo. Con solo agregar un poco de color de una manera específica, puedes convertir una aburrida prenda blanca en una divertida y elegante. Ideas en 5 minutos enumeró 2 maneras diferentes de teñir una camiseta: la forma tradicional y usando cáscaras de cebollas.

Manera tradicional

Lo que necesitarás:

  • Una camiseta blanca

  • 3 colores de tinte

  • 4 bandas de goma

  • Una bolsa de plástico

Paso 1

Coloca tu camiseta blanca sobre una superficie plana.

Paso 2

Empezando por el medio, pellizca tu camiseta y gírala.

Paso 3

Cuando empiece a juntarse, toma los lados y dales forma alrededor de la espiral. Asegúrate de que se vea ordenado y ajustado.

Paso 4

Asegura tu camiseta con 4 bandas elásticas.

Paso 5

Toma unos guantes y empieza a teñir tu camiseta. Escoge el color que prefieras y tiñe 1/3 de la prenda. Toma otro tono y haz otro 1/3. Cuando estas 2 secciones estén uniformes, puedes agregar el tercer y último color. Asegúrate de que todos se mezclen en medio para obtener un efecto arcoíris.

Nota: si no deseas manchas blancas en el resultado final, asegúrate de cubrir todas las grietas con el tinte.

Paso 6

Limpia la superficie para que no estropee el color de tu camiseta y dale la vuelta. Repite el mismo proceso, realizando los pasos anteriores en el otro lado de la prenda. Esta vez debería ser más fácil, ya que ya tendrás algunas pautas sobre dónde colorear.

Paso 7

Después de que la camiseta esté completamente teñida, colócala en una bolsa de plástico. Átala y guárdala en un lugar seco. Espera 24 horas.

Nota: asegúrate de que la camiseta no gotee demasiado en su camino hacia la bolsa.

Paso 8

Después de 24 horas, saca tu camiseta de la bolsa y comienza a verter agua fría sobre ella.

Nota: en este punto, el color ya se ha establecido en su máximo potencial, por lo que está bien si sientes que está perdiendo mucho tinte.

Paso 9

Después de un tiempo, quita las bandas elásticas y comienza a exprimir tu camiseta hasta que el agua salga clara.

Paso 10

Coloca tu camiseta en la lavadora de ropa para enjuagarla por completo. Usa una pequeña cantidad de detergente y lava la prenda con agua fría. Después, déjala secar al aire libre.

Resultado final

Después de que la camiseta haya pasado por el proceso de lavado y secado, el resultado final debería verse así.

Con cáscaras de cebollas

Lo que necesitarás:

  • Una camiseta blanca

  • Cáscaras de cebolla

  • 4 bandas de goma

  • Bolsa de plástico

  • Un plato grande y hondo

Paso 1

Toma algunas cáscaras de cebolla y mételas en una olla. Agrega un poco de agua.

Paso 2

Hierve las cáscaras de cebolla a fuego lento o medio durante aproximadamente una hora, hasta que el agua adquiera una especie de color rojo con un toque naranja.

Paso 3

Escurre todas las cáscaras para que solo te quede el agua.

Cuando llegues a este punto, debes realizar los pasos del 1 al 4 del procedimiento tradicional para tener tu camiseta lista.

Paso 4

Una vez que la camiseta esté lista para ser teñida, colócala en el plato grande y hondo, y comienza a verter el agua de cebolla sobre ella. Luego, remoja la prenda durante media hora. La mitad de la camiseta debe estar bajo el agua, y la otra mitad arriba.

Después de 30 minutos, coloca la prenda dentro de una bolsa de plástico y espera un par de horas.

Paso 5

Después de esperar un par de horas, retira las gomas y lava la camiseta a mano con un poco de detergente y agua fría. Déjala secar.

Resultado final

Una vez que la camiseta esté completamente seca, habrás terminado. Tu prenda debería verse similar a la de arriba.

Compartir este artículo