Cómo hacer juguetes antiestrés

Si constantemente mueves un bolígrafo, tamborileas la mesa con los dedos o te muerdes las uñas, el uso de juguetes antiestrés será un excelente sustituto. No solo te ayudarán a deshacerte de los malos hábitos, sino que también ayudarán a reducir la ansiedad y la tensión.

Ideas en 5 minutos te muestra 4 formas sencillas de hacer juguetes para aliviar el estrés.

1. Pelota antiestrés

Necesitarás:

  • Globo
  • Pasta dental
  • Agua
  • Red
  • Tijeras

Procedimiento:

  1. Dentro del globo desinflado, exprime la pasta de dientes. Agrega un poco de agua para ablandar la consistencia. Si entra aire, deja que salga antes de continuar con el siguiente paso.
  2. Haz un nudo en el extremo del globo. Corta el exceso.
  3. Desliza la red por arriba del globo.

2. Spinner

Necesitarás:

  • Plastilina
  • Balinera
  • Cartulina
  • Tijeras
  • Pegamento de silicona caliente
  • Vaselina
  • Esmalte de uñas

Procedimiento:

  1. Recorta el cartón con la forma de la futura ruleta.
  2. Haz una forma plana con plastilina un poco más grande que la plantilla de cartón.
  3. Coloca la plantilla sobre la plastilina y presiona ligeramente hacia abajo.
  4. Saca el cartón. Lubrica la hendidura con vaselina. Coloca la balinera en el centro.
  5. Llena cada paleta con pegamento termofusible. Cuando se seque, retira la estructura de plastilina.
  6. Pinta la ruleta con esmalte de uñas.

3. Huevo

Necesitarás:

  • Vinagre
  • Huevo
  • Agua

Procedimiento:

  1. Vierte vinagre en un vaso. La cantidad debe ser tal que cubra completamente el huevo.
  2. Coloca el huevo en el vinagre. Déjalo actuar durante 24 horas.
  3. Saca el huevo del vinagre. Ponlo en una taza con agua y enjuaga bien, retira los restos de la cáscara.

❗️ No te comas el huevo después del experimento.

4. Arena cinética

Necesitarás:

  • 2,5 tazas de arena (limpia, fina y homogénea)
  • 1/2 taza + 1 cda. de almidón de maíz
  • 1/2 vaso de agua
  • 1/4 cucharadita detergente líquido
  • Colorante alimentario (opcional)
  • Guantes

Procedimiento:

  1. Vierte el almidón de maíz en la arena. Revuelve todo con las manos. Recuerda usar guantes.
  2. Agrega el agua con el detergente a la mezcla. Revuelve todo de nuevo. Debe quedar una consistencia tal que se vea quebradiza, pero que cuando se apriete mantenga su forma.
  3. Usa colorante para alimentos para agregar color si lo deseas.

💡 Es posible que no tengas éxito la primera vez. No te preocupes, repite el procedimiento nuevamente. Si en este caso no sale nada, intenta cambiando la arena.

Imagen de portada 5-Minute Crafts / YouTube
Compartir este artículo