2 Formas de preparar pesto

El pesto, que en genovés significa “triturar”, es una técnica clásica italiana para hacer salsas con ingredientes frescos. Si bien originalmente se suponía que se preparaba con un mortero especial, hoy en día es posible usar un procesador de alimentos o una licuadora para hacer la salsa en menos de 3 minutos.

Ideas en 5 minutos quiere mostrarte dos formas diferentes de preparar pesto en casa.

A. Pesto a la genovesa

Lo que necesitarás:

  • 1 o 2 dientes de ajo medianos pelados
  • Sal marina en grano, según sea necesario
  • 100 g de hojas de albahaca, lavadas y con un poco de agua en las hojas
  • 2 cdas. (30 g) de piñones
  • 2 cdas. de queso rallado Parmigiano Reggiano (ver nota 1)
  • 2 cdas. de queso Pecorino Fiore Sardo (ver nota 1)
  • ¾ de taza (175 ml) de aceite de oliva extra virgen de sabor suave
  • Procesador de alimentos (ver nota 2)

Notas:

  1. Originalmente, el pesto a la genovesa solo requería queso Parmigiano Reggiano. Sin embargo, algunos también recomiendan el queso Pecorino Fiore Sardo debido a su sabor más dulce, afrutado y menos amargo. Si no puedes encontrarlo en ningún lado, también puedes usar el queso Pecorino Romano en su lugar, pero aumenta el Parmigiano Reggiano a 30 g, y reduce el Pecorino a 15 g. Como experimento para este artículo, intentamos usar el queso Grana Padano, que es más barato y más fácil de encontrar.
  2. El método que uses para moler las hojas de albahaca definitivamente tendrá un impacto en el resultado. Un pesto hecho en el mortero estará más claramente infundido con los sabores de todos los ingredientes que si usas un procesador de alimentos. El clásico mortero italiano de mármol y madera de olivo sigue siendo la mejor herramienta para usar.

Instrucciones:

1. Retira todos los tallos del manojo de albahaca.

2.

  • Si estás usando un procesador de alimentos, coloca todos los ingredientes excepto el aceite.
  • Si estás usando un mortero, el orden en el que mueles los ingredientes es importante. Comienza machacando el ajo y la sal marina hasta obtener una pasta uniforme, luego agrega los piñones, para continuar con las hojas de albahaca, en pequeñas cantidades, hasta que esté todo triturado.

3.

  • Si estás usando un procesador de alimentos, licúa hasta obtener una mezcla suave, pero mientras licúas, rocía lentamente con aceite de oliva para emulsionarlo tanto como sea posible con los sabores de los ingredientes.
  • Si estás usando un mortero, solo ahora puedes agregar el queso y el aceite, rociándolo mientras trabajas el pesto.

4. Una vez que hayas obtenido una salsa emulsionada, cremosa y bastante suave, tu pesto quedará listo para ser servido con pasta o con cualquier otro platillo que desees.

B. Pesto rojo

Lo que necesitarás:

  • 400 g de tomates secados al sol (ver nota)
  • 2 cdas. de piñones (30 g)
  • 1 ½cdas. de almendras peladas (20 g)
  • Procesador de alimentos
  • Un par de hojas de albahaca al gusto (opcional)
  • Aceite de oliva al gusto (opcional)
  • 1 ½cdas. de alcaparras (opcional)

Nota: Este pesto se hace típicamente con tomates secados al sol empapados en aceite de oliva y sazonados con alcaparras, orégano, ajo y vinagre. Se los conoce como pomodori secchi sott’olio. Si no puedes encontrarlos, puedes usar tomates secados al sol comunes previamente rehidratados en agua hasta que estén blandos. Luego tendrás que agregar todos los demás ingredientes al hacer tu pesto rojo.

Instrucciones:

  • Si estás usando pomodori secchi sott’olio (tomates secos en aceite), agrega todos los ingredientes en el procesador de alimentos, mezcla hasta obtener una pasta suave y estará listo.
  • Si estás usando tomates secados al sol comunes:

1. Asegúrate de dejarlos en remojo con agua un tiempo hasta que se ablanden.

2. Luego agrega todos los ingredientes al procesador de alimentos, excepto el aceite.

3. Mezcla hasta obtener una consistencia suave.

4. Licúa nuevamente, pero ahora rocía lentamente el aceite de oliva para emulsionarlo tanto como sea posible con los sabores de los ingredientes, y estará listo.

  • Puedes disfrutar de tu pesto con una pasta o con cualquier otro platillo que desees.
Compartir este artículo