Cómo hacer Goulash o guiso de cerdo

El Goulash es un guiso generalmente relacionado con la comida húngara, se encuentra en la categoría de sopas espesas. Pero fuera de Hungría, este plato ha pasado por varias modificaciones. Existen variantes de este guiso en Austria, Croacia, varias regiones de Italia y Estados Unidos. En muchos países han cambiado la receta a su manera y hoy en día conocemos este guiso como plato principal, siendo un ragú de carne deshuesada. Te compartimos la receta universal infalible.

Ideas en 5 minutos te preparó una receta con fotos paso a paso para hacer un guiso de cerdo con salsa.

Ingredientes

  • 1 kg de carne de cerdo magra
  • 2 cebollas
  • 3 cucharadas de salsa de tomate
  • 2 cucharadas de harina
  • Aceite vegetal para freír
  • Sal al gusto
  • Azúcar al gusto
  • Condimentos (pimienta y hojas de laurel)
  • Agua

Preparación

1. Lava la carne de puerco y córtala en pedacitos medianos.

2. Pon la carne a freír en una sartén con un poco de aceite vegetal.

3. Pasa la carne a una olla. Llena la olla con agua hervida de tal forma que el agua cubra la carne por completo. Pon la olla a fuego alto. Después de que el agua comience a hervir, baja el fuego y agrega sal al gusto, un par de hojas de laurel y pimienta. Tapa la olla y deja a que la carne se cocine.

4. Corta la cebolla y pásala a la sartén para freír agregando un poco de aceite vegetal, sigue friendo hasta que la cebolla se ponga transparente.

5. Agrega a la sartén la harina y mézclala bien con la cebolla. Pon la salsa de tomate y ve agregando agua hervida enfriada revolviendo la salsa constantemente. Tienes que llegar a que la salsa tome una consistencia cremosa. Agrega sal con azúcar y sigue mezclando durante 5 minutos.

6. Pasa la salsa a la olla con la carne. Prueba un poco y agrega más sal si es necesario. Cocina el guiso durante 40 minutos, de vez en cuando revolviendo todo para que la salsa no se pegue al fondo de la olla y no se queme. La carne cocinada tiene que despedazarse con facilidad y ser tierna.

Deja que el guiso repose un poco y sírvelo a la mesa con una guarnición caliente. Generalmente, pude acompañarse de arroz, papa, pasta o alguna variedad de trigo.

¡Buen provecho!

Compartir este artículo