Cómo hacer minitortitas esponjosas

Unas deliciosas minitortitas son un bocadillo rápido que les encanta tanto a los niños como a los adultos. Y el tiempo de cocción es de tan solo 30 minutos.

Ideas en 5 minutos te trae una receta probada de minitortitas esponjosas que solo tienen un defecto: se terminan tan rápido que apenas te dejan tiempo de poner aunque más no sea un par en tu propio plato.

Herramientas de cocina

Para hacer las tortitas necesitarás:

  • Cuenco para mezclar los ingredientes

  • Vaso medidor

  • Cucharita de té

  • Cuchara

  • Sartén

Ingredientes

  • 1 huevo

  • 1 cucharada de azúcar blanca o de caña

  • ⅓ de cucharadita de azúcar vainillado

  • 250 ml de yogur natural

  • Una pizca de sal

  • ⅓ de cucharadita de bicarbonato de sodio

  • 200 a 230 g de harina

  • Aceite vegetal para freír

Proceso de preparación

  1. Mezcla el huevo, la sal, el azúcar y el azúcar vainillado en un cuenco.

  2. Calienta el yogur hasta una temperatura de 36 a 37 grados. Se puede recalentar en el microondas, controlando la temperatura periódicamente. Debe quedar ligeramente tibio.

  3. Agrega el yogur al cuenco y revuelve.

  4. Agrega la harina tamizada y el bicarbonato de sodio.

  5. Mezcla bien la masa. La consistencia debe ser semilíquida, de modo que la masa gotee de la cuchara lentamente.

6. Calienta el aceite vegetal en una sartén.

7. Cocina las minitortitas a fuego medio hasta que estén doradas, asegurándote de que el aceite burbujee; esto hará que las tortitas se doren bien.

8. Durante la cocción, la masa se elevará y se volverá esponjosa.

Consejos

  • Sirve las minitortitas calientes. Las frutas, el azúcar en polvo, las mermeladas, la leche condensada, la crema batida o los jarabes son una excelente adición y decoración.

  • Al agregar harina, presta atención a la consistencia de la masa, no debe ser demasiado espesa.

  • Si es posible, deja reposar la masa terminada durante 15 minutos para que las tortitas se esponjen aún más.

  • Si el yogur resultó un poco más caliente de lo planeado, no hay problema. Puedes dejarlo enfriar para que el huevo no se coagule cuando lo agregues a la masa, y luego preparar la masa según la receta.

  • Puedes usar un yogur que haya estado en el refrigerador durante 2 o 3 días.

Compartir este artículo