Cómo hacer pan de muerto

El pan de muerto es típico de México y se consume especialmente el Día de Muertos. La esfera del pan representa un cráneo, y las canillas que se colocan en la parte superior hacen referencia a los huesos. Su característico sabor a naranja es algo que no puede faltar en esta festividad.

Ideas en 5 minutos te muestra cómo preparar este rico y esponjoso pan.

Utensilios

  • cuenco

  • batidor

  • charola para hornear

  • rallador

  • tazas medidoras

Ingredientes

  • 500 g de harina de trigo

  • 150 g de mantequilla

  • 3/4 de taza de azúcar

  • 1/2 taza de leche

  • ralladura de 2 naranjas

  • 11 g de levadura

  • 3 huevos

  • 3 yemas

  • 1/4 de cucharadita de sal

  • aceite en aerosol

Preparación

1. Coloca la leche tibia en un cuenco.

2. Agrega la levadura.

3. Añade 3 cucharadas de harina.

4. Incorpora 1 cucharada de azúcar.

5. Mezcla hasta deshacer los grumos.

6. Tapa el cuenco con plástico y deja reposar 20 minutos, hasta que la mezcla duplique su tamaño.

7. Coloca la harina en tu mesa de trabajo.

8. Forma un hueco en el centro y esparce el azúcar y la sal alrededor de la harina.

9. Vacía la levadura.

10. Añade los huevos uno a uno.

11. Incorpóralos con la levadura, tomando un poco de harina.

12. Amasa hasta que esta se mezcle y se forme una masa pegajosa.

13. Agrega poco a poco la mantequilla y sigue amasando.

14. Incorpora la ralladura de naranja.

15. Continúa amasando durante 30 minutos o hasta que la masa se despegue fácilmente de la mesa y de las manos. Es importante no agregar más harina aunque se sienta pegajosa. Conforme se va amasando, esta consistencia desaparece.

16. Una vez formada, engrasa un cuenco y la superficie de la masa.

17. Colócala dentro del cuenco y cúbrelo con plástico.

18. Deja reposar durante 1 hora y 15 minutos o hasta que duplique su tamaño. Es importante que lo dejes en un lugar tibio.

19. Una vez que la masa haya duplicado su tamaño, sácala del cuenco y colócala en la mesa. Presiona con la mano para sacar el exceso de aire.

20. Forma un rollo lo más proporcional posible.

21. Divide en 8 partes iguales.

22. Bolea 6 pedazos y reserva los extremos para los huesos de los panes.

23. Coloca los 6 panes en una charola previamente enharinada y presiónalos un poco con la mano.

24. Para hacer los huesos, toma un poco de masa y ruédala para alargarla.

25. Con ayuda de los 3 dedos centrales de la mano, rueda hacia al frente y hacia atrás para darle la forma. Si no es algo muy cómodo para ti, puedes intentar haciéndolo en secciones con uno o dos dedos.

26. Para poner los huesitos, es importante que barnices con agua en forma de cruz en donde los colocarás.

27. Coloca un huesito.

28. Coloca el otro de forma cruzada.

29. Posteriormente, en el punto en donde ambos se cruzan, barniza con agua para colocar la bolita de la parte superior.

30. Una vez que hayas terminado con los 6 panes, hornea durante 20 a 23 minutos a 170 °C.

31. Sácalos del horno y permite que se enfríen durante un par de minutos.

32. Barnízalos con un poco de mantequilla derretida.

33. Báñalos con azúcar uno por uno.

34. Disfruta.

Compartir este artículo