Cómo hacer papas fritas en casa

Las papas fritas caseras son un bocadillo delicioso para una fiesta o una noche de cine. Solo necesitas tres ingredientes y menos de una hora de tu tiempo para hacer este manjar. Ideas en 5 minutos quiere compartir contigo dos formas de preparar papas fritas crujientes y sabrosas hechas en casa.

Ingredientes

Lo que necesitarás:

  • Papas
  • Aceite vegetal (preferentemente de oliva)
  • Sal
  • Otros condimentos, como pimienta, pimentón o hierbas (opcional)

Método 1. Papas fritas

Paso 1. Cortar las papas en rodajas

  • Lava y pela las papas. Puedes dejar la piel de la papa para agregar más textura a tus chips.
  • Rebana las patatas en rodajas finas. Puedes usar una cortadora de mandolina, un procesador de alimentos o simplemente un cuchillo muy afilado. Tu objetivo es hacer que las rodajas de papa sean lo más uniformes posible. Cuanto más delgadas sean tus rodajas, más crujientes estarán.
  • Asegúrate de sumergir las rodajas en agua fría de inmediato para evitar que se pongan marrones.
  • Cuando hayas terminado de cortar, escurre el agua y lava las papas de 2 a 3 veces hasta que el agua salga clara. Debes hacer esto para eliminar el exceso de almidón y hacer que las patatas fritas estén más crujientes.

Paso 2. Remoja las rodajas de papa en agua con sal y sécalas

  • Vuelve a llenar con agua el recipiente que tiene las rodajas de papa y agrega aproximadamente una cucharadita de sal. Deja que las rodajas de papa se mojen en esta mezcla durante unos 30 minutos. Cuando se acabe el tiempo, vuelve a enjuagar las papas.
  • Retira las rodajas y déjalas secar por completo. Puedes usar toallas de cocina o toallas de papel para esta tarea. De esta manera, las papas se cocinarán de manera más uniforme y el aceite no saltará.
  • Calienta aproximadamente 2,50 cm de aceite vegetal a 180 °C para freír las papas. Es mejor usar una sartén o una olla con lados altos y gruesos para evitar que el aceite salpique. Para comprobar si la temperatura es lo suficientemente alta, coloca una rodaja de papa seca en el aceite; si comienza a chisporrotear de inmediato, pero lo hace suavemente, entonces la temperatura es perfecta.
  • Fríe las patatas en porciones pequeñas hasta que se doren de ambos lados. Debería tomar alrededor de 3 minutos por porción.
  • Deja escurrir las papas. Extiéndelas sobre una toalla de papel o sobre una rejilla para enfriar. Luego agrega cualquier condimento que desees, como sal, pimienta negra o pimentón. Ten en cuenta que las papas se volverán más crujientes a medida que se enfríen.

Paso 5. Disfruta tu comida

  • Las papas fritas caseras saben mejor el día que las preparas, pero puedes guardarlas en un recipiente hermético durante 2 días, y es probable que mantengan su textura crujiente.

Paso 1. Cortar las papas en rodajas y agregar aceite de oliva

  • Lava, pela y corta las papas como se describe en el método 1.
  • Coloca las rodajas de papa en un tazón, agrega 1 cucharada de aceite de oliva y mezcla las rodajas con las manos para distribuir el aceite de manera uniforme.

Paso 2. Coloca las rodajas de papa en una bandeja para hornear

  • Coloca las rodajas de papa en una bandeja para hornear cubierta con una capa de papel pergamino. Asegúrate de que las rodajas no estén colocadas una encima de la otra y que sus bordes se toquen ligeramente.
  • Agrega sal o cualquier otro condimento de tu elección.

Paso 3. Hornea las rodajas de papa

  • Precalienta el horno a 200 °C y coloca las papas dentro. Hornéalas de 15 a 20 minutos hasta que se doren.
  • Vigila las patatas todo el tiempo porque pueden quemarse con facilidad, especialmente si las rodajas son finas.

Paso 4. Deja secar las papas fritas y disfruta tu comida

  • Retira la bandeja del horno y agrega más condimentos si así lo deseas.

  • Deja que las patatas fritas se enfríen a temperatura ambiente antes de servirlas.

Compartir este artículo