Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo hacer pasta en casa

La típica pasta italiana se elabora con una mezcla de huevos y harina. Si puedes encontrar estos dos ingredientes en tu cocina, tienes casi todo lo que necesitas para hacer tu propia pasta en casa.

En Ideas en 5 minutos te contamos cómo elaborar pasta casera.

Ingredientes y utensilios

Para hacer de 4 a 6 porciones de pasta casera, necesitarás:

También necesitarás los siguientes utensilios:

  • Tenedor
  • Palo de amasar
  • Papel film
  • Cuchillo o máquina para hacer pasta
  • Raspador de masa (si es posible)

Instrucciones paso a paso

Paso n.º 1. Mide la cantidad necesaria de harina, ponla en una superficie plana y forma una montaña. A continuación, utiliza los dedos para hacer un hueco en el centro, de unos 10 cm de diámetro. Añade los huevos, las yemas y la sal.

Paso n.º 2. Utiliza un tenedor para desplazar gradualmente la harina de los bordes hacia el centro del hueco con los huevos. Mezcla la harina hasta que ya no tenga sentido utilizar el tenedor: la mezcla debe convertirse en una sola masa húmeda y pegajosa.

Toma un raspador y quita la masa pegada al tenedor y a tus manos. A continuación, añade más harina a la masa, girándola unos 45° cada vez para que la harina se distribuya de forma más uniforme. Una vez que la masa esté firme y no se pegue más, empieza a amasar. Después de unos 10 minutos, deberías tener una bola de masa lisa. Envuélvela en papel film y déjala reposar a temperatura ambiente entre 45 minutos y 2 horas.

Paso n.º 3. Divide la masa en 4 partes. Aparta una y envuelve el resto en papel film. Estira la masa con el palo de amasar hasta que tenga un grosor mínimo de 0,5 cm.

Se puede cortar la masa resultante en láminas para lasaña, cuadraditos para hacer ravioles o tortellini. También puede utilizarse para hacer uno de los tipos de pasta plana: tagliatelle (6 mm de ancho), fettuccine (6,4 mm de ancho) o linguini (4 mm de ancho). Se puede pasar la masa por una máquina de pasta, como se muestra en la imagen, o simplemente cortarla con un cuchillo.

Paso n.° 4. Pasa la pasta resultante por harina para que no se pegue y colócala en una superficie plana mientras espera a ser cocinada. A continuación, trabaja los 3 trozos de masa restantes.

Si has hecho demasiada pasta y quieres guardarla para la próxima vez, ponla en un recipiente hermético y guárdala en el refrigerador durante unos días o en el congelador durante no más de un mes.

Paso n.° 5. Sacude la harina de la pasta y hiérvela en agua con sal durante 60 segundos si te gusta que la pasta esté más firme, o durante 90 segundos si te gusta más blanda.

Paso n.° 6. Añade tu salsa favorita a la pasta. Por ejemplo, las pastas planas como los tagliatelle y los fettuccini combinan bien con la salsa boloñesa.

Pasta de colores

Si quieres darle vida al plato y hacerlo un poco más colorido, puedes hacer pasta de colores. Para ello, añade los siguientes ingredientes a la harina junto con los huevos y la sal:

  • Puré de espinaca para hacer pasta verde. Cocina al vapor o blanquea unos 230 g de hojas de espinaca hasta que estén blandas y de color verde brillante. Hazlas puré en un procesador de alimentos hasta obtener una mezcla homogénea y exprime todo el exceso de líquido posible antes de mezclarlas con los huevos.
  • Puré de remolacha para la pasta roja. Hornea dos remolachas pequeñas o una grande en papel de aluminio a 190 °C hasta que estén muy blandas. Pélalas y tritúralas en un procesador de alimentos.
  • Tinta de calamar para la pasta negra. Necesitarás 1½ cucharadas de tinta de calamar. Se puede comprar en muchas pescaderías y marisquerías.
  • Pasta de tomate para la pasta de color naranja. Necesitarás 4 cucharadas de pasta de tomate.
  • Azafrán o cúrcuma para la pasta amarilla. Utiliza entre ¼ y ½ cucharadita de azafrán o cúrcuma molidos.
Imagen de portada Unsplash, Unsplash, Unsplash
Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo hacer pasta en casa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos