Cómo hacer té helado

El té helado es una bebida refrescante perfecta para mantenerte hidratado durante las épocas cálidas. Hacerlo tú mismo es fácil y muy divertido. Puedes experimentar con diferentes sabores y agregarle lo que quieras. Ideas en 5 minutos desea mostrarte algunas variantes que puedes usar como base para desarrollar tu propia receta.

1. Té helado clásico

Necesitarás:

  • 2 a 3 cdtas. de té negro suelto (o de 1 a 2 bolsitas de té)
  • Un filtro de café
  • Una engrapadora
  • Hojas de menta (opcional)
  • Un poco de limón (opcional)

Cómo prepararlo:

  1. Coloca de 2 a 3 cucharaditas de té negro en un filtro de café.
  2. Usa una engrapadora para sellar los extremos del filtro. Asegúrate de que todas las grapas estén bien ajustadas.
  3. Toma cualquier jarra de tu elección y llénala con agua caliente. Coloca la bolsita de té allí y déjala reposar de 10 a 15 minutos.
  4. Saca la bolsita de té de la jarra. Coloca la jarra en el refrigerador y deja enfriar el té. Una vez que esté frío, sírvelo con un poco de menta, limón y hielo.

2. Té helado verde

Necesitarás:

  • 2 bolsitas de té verde
  • 1 cdta. de jarabe de arce o azúcar
  • Algunas hojas de menta
  • Jugo de limón

Cómo prepararlo:

  1. Toma una jarra y llénala con agua tibia.
  2. Coloca las bolsitas de té allí y déjalas reposar de 10 a 15 minutos. Agrega las hojas de menta, jarabe de arce o azúcar y un poco de jugo de limón y revuelve.
  3. Pon la jarra en el refrigerador hasta que el té se enfríe.

3. Té helado de frambuesa

Necesitarás:

  • 1 bolsita de té negro (también puedes usar té verde si lo prefieres)
  • 1 cdta. de azúcar (opcional)
  • Algunas frambuesas
  • Un poco de jugo de limón

Cómo prepararlo:

  1. Coloca una bolsita de té en un frasco o una taza de tu elección. Hierve un poco de agua y viértela sobre la bolsita de té. Déjala reposar y luego retira la bolsita.
  2. Con un tenedor, machaca algunas frambuesas en un tazón.
  3. Agrega el puré de frambuesas al frasco con el té. Añade un poco de jugo de limón y azúcar, para después revolver bien.
  4. Pon el frasco en el refrigerador hasta que se enfríe.
Compartir este artículo