Cómo hacer tentadoras trufas de chocolate caseras

Si tienes antojo de algo dulce y lo primero que piensas es en chocolate, no eres el único. Los postres que tienen este delicioso ingrediente como protagonista suelen ser muy bien recibidos. Como es el caso de las trufas de chocolate, unos pequeños bombones redondos que se deshacen en la boca.

Ideas en 5 minutos te enseña una sencilla receta para prepararlas en casa. Pueden servirse con un café o disfrutarse solas, como postre.

Ingredientes:

  • 200 g de chocolate negro para fundir

  • 140 ml de crema de leche para batir

  • Esencia de vainilla cantidad necesaria (c/n)

  • Cacao en polvo c/n

  • Chispas de colores (opcional)

  • Coco rallado (opcional)

Procedimiento:

1. Coloca la crema de leche en una olla o un recipiente pequeño apto para el fuego de la hornilla.

2. Añade unas gotas de esencia de vainilla. Si tienes vainas de vainilla en casa, puedes usarlas en lugar de la esencia. Solo parte una por la mitad, retira las semillas y agrégala a la crema.

3. Calienta la crema ya aromatizada a fuego bajo o mínimo. Ten mucho cuidado de que no llegue a hervir. Te darás cuenta porque se formarán burbujas en la superficie de la crema.

4. Por otro lado, pica el chocolate tan pequeño como puedas. Así es más fácil que se funda.

5. Coloca el chocolate picado en un recipiente que resista el calor (puede ser de metal o de vidrio).

6. Retira la crema de leche del fuego justo antes de que rompa el hervor (cuando veas las burbujas en la superficie). Viértela sobre el chocolate picado con mucho cuidado de no quemarte.

7. Remueve la preparación para que el chocolate se vaya fundiendo y se mezcle con la crema.

8. Continúa mezclando hasta conseguir una consistencia cremosa y brillante. Deja enfriar la mezcla durante 10 minutos.

9. Tapa la preparación con papel film y lleva el recipiente así tapado al refrigerador durante dos horas como mínimo, o de un día para otro.

10. Retira el recipiente del frío, toma pequeñas porciones de la preparación y dales forma de bolitas. Si no quieres ensuciarte, puedes utilizar guantes de uso alimentario.

11. Coloca en otro recipiente el cacao en polvo. Pasa cada bolita por el cacao. Procura que queden bien rebozadas. También puedes usar coco rallado o chispas de colores.

12. Retira el exceso de cacao sacudiendo cada trufa en un colador pequeño.

13. Acomoda las trufas en cápsulas de papel. Si no cuentas con ellas, puedes colocarlas en un plato.

14. Sirve tus trufas de chocolate como acompañamiento de un café, con la bebida que más te guste o solas.

Compartir este artículo