Cómo hacer un pastel frío de mazapán

Si te gusta el mazapán, te encantará la elaboración de este postre. Ideas en 5 minutos te enseña cómo preparar de manera sencilla un delicioso pastel de mazapán sin hornear. Puedes sorprender a tu familia con este pastel, ideal para disfrutar junto con una taza de café o té caliente.

Ingredientes

  • 2 tazas de almendras peladas

  • 170 g de galletas María

  • 395 g de dulce de leche

  • ¼ de taza de azúcar

  • ¼ de taza de jugo de naranja

  • 2 cdas. de azúcar glas (para decorar)

Preparación

Paso 1

  • Con la ayuda de un procesador de alimentos, tritura las almendras hasta que queden bien molidas, sin grumos. Obtendrás una consistencia pastosa.

  • Reserva a temperatura ambiente en un envase de vidrio.

Paso 2

  • Tritura las galletas hasta hacerlas migas. Puedes hacerlo utilizando un procesador de alimentos o una licuadora o batidora. Si no cuentas con alguno de estos electrodomésticos, también puedes moler las galletas a mano. Colócalas en una bolsa de plástico y aplástalas con ayuda de un rodillo.

  • Resérvalas en un envase de vidrio.

Paso 3

  • En un tazón grande, coloca las galletas trituradas, luego la pasta de almendras y vierte el dulce de leche.

Paso 4

  • Mezcla todos los ingredientes usando tus manos. Amasa hasta lograr una consistencia uniforme y comprobar que todos los ingredientes se hayan combinado completamente.

  • Exprime las naranjas hasta obtener la cantidad de zumo deseado. En una licuadora, coloca el azúcar y vierte el jugo de naranja. Licúalos bien.

Paso 5

  • Incorpora el líquido a la masa poco a poco y ve mezclando con la ayuda de una cuchara de madera o silicona.

  • Cuando logres una consistencia sin grumos, vierte la mezcla en el molde que prefieras, no es necesario engrasarlo ni enharinarlo. El aceite que produce la pasta de almendras ayudará a que no se adhiera el pastel al molde.

Paso 6

  • Coloca el molde en la nevera durante al menos 4 horas. Como en el caso del mazapán, no necesita que se cocine en el horno. Sin embargo, para que el pastel tome la forma del molde y se solidifique, es recomendable que se mantenga frío.

  • Luego, desmolda y espolvorea azúcar glas antes de servir. Sirve y disfruta tu pastel de mazapán.

  • Lo puedes mantener en la nevera durante 5 días sin que pierda su frescura ni su textura.

Compartir este artículo