Cómo hornear galletas de masa quebrada

Las galletas de masa quebrada son un postre sencillo y delicioso que cualquier persona puede hacer. Y las decoradas con glaseado dulce de colores no solo les encantarán a los adultos, sino también a los niños.

Ideas en 5 minutos quiere compartir contigo una receta de galletas de masa quebrada que se preparan rápidamente y tienen una larga vida útil.

Ingredientes

Para la masa:

  • 300 g de harina.

  • 150 g de mantequilla.

  • 1 huevo.

  • 50 g de azúcar.

  • 50 g de azúcar glas.

  • 1/2 cucharadita de polvo de hornear.

  • 1 cucharadita de vainilla.

  • La punta de un cuchillo de canela.

  • Una pizca de sal.

Para el glaseado:

  • 1 clara de huevo.

  • 200 g de azúcar glas.

  • Colorantes alimentarios de diferentes colores.

  • Cobertura de pastelería.

Utensilios de cocina

  • Cacerola metálica.

  • Cuchara.

  • Tabla de cortar.

  • Cuchillo.

  • Rodillo o vaso redondo grande.

  • Moldes para hornear.

  • Cortador de galletas.

  • Papel film.

  • Manga pastelera y palillos de dientes (opcional).

Método de preparación

1. Coloca la mantequilla en una cacerola y derrítela ligeramente para que se ablande.

2. Revuelve la mantequilla hasta que quede suave y agrega el azúcar glas, el polvo de hornear, el azúcar, la vainilla y la canela.

3. Agrega el huevo y mezcla bien.

4. Tamiza la harina y, revolviendo constantemente, agrégala a la masa.

5. Amasa la masa hasta que quede suave y luego forma una bola. Si está demasiado pegajosa, agrégale un poco de harina. Si, por el contrario, se desmorona, ponle más mantequilla.

6. Envuelve la bola en papel film y refrigérala durante aproximadamente media hora.

7. Corta un trozo pequeño de la masa. Con un rodillo o un vaso redondo, extiéndela uniformemente hasta que adquiera un grosor de unos 5 mm.

8. Usando moldes, corta diferentes formas en la masa. Si no tienes, puedes usar un vaso o una taza.

Ten cuidado: la masa quebrada se desmorona muy fácilmente, por lo que puedes usar un cuchillo para ayudarte a cortar las galletas.

9. Precalienta el horno a 180 grados. Coloca las galletas en una bandeja para hornear y ponlas en el horno ya precalentado por 10 a 15 minutos.

Puedes colocar pergamino o papel de aluminio debajo para evitar que las galletas se peguen a la fuente.

10. Mientras se hornea el primer lote de galletas, extiende una nueva capa de masa y continúa cortando más.

11. Cuando las galletas estén listas, sácalas del horno y déjalas enfriar. Mientras tanto, prepara el glaseado.

12. Para el glaseado, mezcla 200 g de azúcar glas y una clara de huevo.

13. Coloca de 4 a 5 cucharaditas del preparado y 1 gota de colorante alimentario en recipientes pequeños. Para un color menos intenso, usa más mezcla de clara con azúcar glas.

14. Con una manga pastelera o una cuchara, extiende el glaseado sobre la superficie de la galleta. Puedes usar un palillo de dientes para pintar sobre los bordes.

15. Mientras el glaseado aún esté húmedo, decora las galletas con confites y déjalas en la mesa hasta que solidifiquen. Luego ya puedes servirlas.

Variaciones

Habiendo dominado la receta clásica de estas galletas, en el futuro puedes agregar nuevos ingredientes a la masa. Pueden ser nueces trituradas, cacao, bayas, coco o chispas de chocolate. Además, estas galletas pueden prepararse con relleno de mermelada, requesón o queso.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo