Cómo preparar agua de avena

Si estás pensando en reducir tu ingesta de bebidas lácteas, el agua de avena puede ser una excelente opción por su fácil y rápida preparación. Además posee múltiples beneficios, como ser una buena fuente de vitamina B y ayudar a reducir el colesterol.

Ideas en 5 minutos te trae una receta sencilla para que puedas prepararla en casa en tan solo 5 pasos.

Ingredientes

Para hacer 1 litro de agua de avena, necesitarás:

  • 1 taza de copos de avena (tradicional o integral)

  • 1 litro de agua

Paso 1

  • Añade los copos de avena al vaso de la licuadora y vierte suficiente agua para cubrirlos completamente.

Paso 2

  • Licúa hasta triturar los copos de avena. Verifica esto sacando la tapa y asegurándote de que no haya copos flotando en la mezcla.

  • En este paso, notarás una consistencia espesa y viscosa en la preparación. Esto es completamente normal. Vierte más agua en el paso final si deseas que el agua sea más ligera.

Paso 3

  • Añade el agua restante en una olla y vierte la avena triturada.

  • Hierve de 3 a 5 minutos, revolviendo constantemente para evitar que se pegue en el fondo.

  • En este paso puedes añadir azúcar o canela, si lo deseas.

Paso 4

  • Retira la olla del fuego y deja enfriar unos minutos.

  • Con ayuda de un colador de malla fina, cuela el agua en una jarra o un recipiente que posteriormente puedas tapar.

  • Si quieres que el agua posea menos sedimentos, puedes colocar un trozo de tela en el colador.

Paso 5

  • Refrigera el agua de avena en una jarra o un recipiente con tapa y consúmela fría.

  • Una vez preparada, también puedes agregarle canela, frutos deshidratados, miel u otros ingredientes para darle un sabor diferente.

Recomendaciones

  • Conserva tu agua de avena en un recipiente o una jarra con tapa hasta por 4 días en el refrigerador. Si notas consistencias, colores o aromas extraños, evita consumirla.

  • Según algunas investigaciones, beber agua de avena antes de las comidas puede evitar que los niveles de azúcar en la sangre aumenten. Sin embargo, te recomendamos siempre consultar con tu médico.

  • También podrás obtener agua de avena saltándote el paso 3, pero puede que tenga menos sabor. Te recomendamos dejar la avena en remojo durante al menos 8 horas y licuarla en la misma agua si quieres evitar hervirla.

Compartir este artículo