Cómo preparar sfrappole

----
117

La sfrappole es una galleta delgada y frágil que, por su forma, nos recuerda a las ramas caídas de los árboles. Para la preparación de las sfrappole se utilizan ingredientes sencillos, y se sirven espolvoreadas con azúcar glas, cacao en polvo, pasas o nueces. Algunos países tienen su propia versión de este postre.

Ideas en 5 minutos te propone dos recetas: sfrappole clásica fina y crujiente y también una versión más esponjosa y suave de galletas a base de kéfir y bicarbonato de sodio que conservan su frescura y sabor por más tiempo.

Receta clásica de sfrappole

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 225 g de harina de trigo
  • azúcar glas (para decorar)
  • 400 ml de aceite vegetal (para freír)

Preparación

Paso 1. Rompe los huevos en un tazón, agrega sal y bate hasta que la masa se vea homogénea. Tamiza la harina en otro tazón y luego haz un hueco en el centro y vierte poco a poco la mezcla de huevo, revolviendo suavemente el contenido.

Paso 2. Amasa la mezcla primero en el tazón, luego ponla sobre una tabla y continúa amasándola hasta que quede elástica. Vuelve a poner la masa en el tazón, tápala con una toalla y déjala reposar durante 15-20 minutos.

Paso 3. Después, saca la masa y extiéndela sobre una tabla hasta formar una hoja delgada con ayuda de un rodillo. Puedes espolvorearla con un poco de harina si la masa se pega al rodillo y las manos. Córtala en tiras cortas.

Haz unos cortes en el medio de cada tira sosteniéndolas con los dedos como se muestra en la foto de arriba. Luego, gira uno de los bordes a través de este corte para crear la forma de las galletas.

Paso 4. Calienta el aceite vegetal en una olla. Para comprobar la temperatura del aceite, sumerge unos palitos de madera. Si el aceite está caliente, aparecerán burbujas alrededor de los palitos.

Paso 5. Coloca las tiras en el aceite caliente y fríe hasta que estén doradas, luego ponlas en una servilleta de papel para que absorba el exceso de grasa.

Decora la sfrappole con azúcar glas o cacao en polvo. Sírvela caliente en la mesa.

Sfrappole a base de kéfir y bicarbonato de sodio

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 300 ml de kéfir a temperatura ambiente
  • 1 pizca de sal
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 bolsita de azúcar vainillado
  • 1,5 cucharaditas de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 3 tazas de harina de trigo
  • Azúcar glas (para decorar)
  • 400 ml de aceite vegetal (para freír)

Preparación

Paso 1. En un plato hondo, revuelve el huevo, el azúcar y una pizca de sal. En otro tazón, vierte el kéfir, agrega el bicarbonato de sodio y revuelve todo. A continuación, vierte la mezcla a la masa de huevo y azúcar y agrega 3 cucharadas de aceite vegetal.

Paso 2. Mezcla la harina con el azúcar vainillado y luego tamízala en la masa de kéfir y huevo. Amásala (es más cómodo si primero la revuelves con una espátula y luego con las manos), añadiendo poco a poco la harina en caso de que la masa quede demasiado pegajosa para las manos. La masa debe quedar elástica y ligeramente pegajosa. Tapa la masa con un film plástico o una toalla de cocina y guárdala en un lugar cálido durante media hora.

Paso 3. Espolvorea la superficie de trabajo con harina para que la masa no se pegue a tus manos durante la preparación. Saca la masa y extiéndela, luego córtala en tiras pequeñas. Haz unos cortes en el centro de cada tira y gira uno de los bordes a través de estos cortes para darle al postre una forma peculiar.

Paso 4. Vierte el aceite vegetal en la olla y calienta a fuego medio. Coloca los pedazos de masa en el aceite y fríelos hasta que estén dorados. Saca una rejilla del horno, colócala sobre la mesa y pon encima unas servilletas de papel: coloca las sfrappole sobre ellas para que absorban el exceso de aceite.

Coloca las sfrappole listas en un tazón y decóralas con azúcar glas. Sírvelas calientes y acompáñalas con una taza de té o café. ¡Buen provecho!

----
117
Compartir este artículo