Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo preparar vegetales en escabeche

Cuando conservamos vegetales en escabeche, evitamos que se estropeen. Además, podemos comer nuestras verduras favoritas aún fuera de temporada. Puedes hacer conservas con cualquier tipo de hortaliza, pero los pepinos, los pimientos morrón y las zanahorias son los más comunes.

Por lo tanto, en Ideas en 5 minutos te vamos a mostrar cómo elegir los mejores pepinos, zanahorias y pimientos, cómo prepararlos y, finalmente, cómo hacerlos al escabeche. Si tienes otros tipos de vegetales para hacer en salmuera, dirígete a la última sección del artículo.

1. Pepinos

Existen 3 formas de determinar cuando los pepinos están listos para ser recolectados:

  • Apriétalos suavemente: los pepinos deberían ser firmes al tacto. Si están blandos o tienen alguna parte húmeda, esto quiere decir que están pasados y no son aptos para preparar en salmuera.
  • Presta atención a su color: estarán listos cuando estén verdes. No conviene hacerlos al escabeche cuando tienen la piel amarilla o blanca, a no ser que se trate de las variedades: “supremo”, picklebush o “salt and pepper”.
  • Ten en cuenta el tamaño: las variedades de pepinos pequeños, como los pepinos “pickler”, están listas para ser consumidas cuando miden entre 5 y 7 cm de largo. En cambio, en el caso de otras variedades, deberían medir de 12 a 20 cm de largo.

Una vez que los hayas elegido, prepáralos antes de hacerlos al escabeche:

  1. Lávalos bajo el grifo con agua fría, en especial en la parte del ápice, que es donde más tierra puede quedar.
  2. Sécalos con una servilleta o algo similar.
  3. Remueve la base, la parte de donde sale la flor, para evitar que se ablande a causa de las enzimas.
  4. También puedes cortarlos transversalmente.

Prepáralos al escabeche dentro de las 24 horas después de haberlos recolectado.

2. Zanahorias

Las mejores zanahorias para hacer en salmuera deberían ser:

  • de color naranja brillante;
  • frescas;
  • crujientes.

Evita aquellas que tengan alguna decoloración o imperfección en la piel, así como las que tienen alguna parte blanda u hongos. Las firmes son mejores para el escabeche que las blandas.

Cuando hayas elegido las mejores zanahorias, realiza los siguientes pasos, así están listas para la conserva:

  1. Lávalas bajo el grifo pero con agua tibia.
  2. Sécalas con una servilleta o algo similar.
  3. También hay que pelarlas de antemano.
  4. Deberías cortarlas en trozos grandes de aproximadamente 1,3 cm. Luego enjuaga los trozos y reserva. Si las zanahorias son pequeñas, entonces no es necesario que las cortes.

3. Pimientos

Todos los pimientos, desde los más dulces a los más picantes, pueden hacerse al escabeche. Pero ten en cuenta que los picantes pierden un poco de ese sabor fuerte cuando los preparas de este modo. Los dulces mantienen ese sabor dulzón, y también quedan picantes y un poco agrios.

Al escoger pimientos, asegúrate de que sean:

  • firmes;
  • crujientes;
  • sin imperfecciones (que no tengan la piel arrugada).

Si lo deseas, puedes preparar pimientos pequeños enteros sin remover el pedúnculo. En ese caso, puedes saltarte los próximos pasos e ir directamente a la última sección del artículo (4. Prepararlos al escabeche).

Cuando los hayas elegido, sigue los siguientes pasos:

  1. Lávalos bajo el grifo con agua fría y después sécalos con una servilleta.
  2. Corta el tallo y remueve las semillas. Si estás usando chiles picantes, deberías ponerte guantes para evitar la sensación de que te estás quemando los dedos.
  3. Corta el pimiento a lo largo en 2 o en la cantidad de trozos que quieras. Asegúrate de que no quede ninguna semilla.
  4. Ahora córtalos de forma transversal en pedazos más pequeños.

4. Prepararlos al escabeche

Ten en cuenta que puedes seguir este procedimiento con cualquier vegetal. También recuerda que los vegetales frescos y en buen estado son los mejores para hacer en salmuera. Asimismo, te conviene preparar las distintas verduras por separado, incluso si después las vas a poner en el mismo tarro.

Haz lo siguiente:

  1. Lava los frascos en el lavaplatos o usa detergente y agua tibia. Los frascos de vidrio son los mejores para guardar conservas. También puedes esterilizarlos en agua hirviendo por 10 minutos antes de colocar los vegetales. Reserva los tarros o límpialos con una servilleta.
  2. Agrega los condimentos que más te gusten. Puedes usar hierbas frescas como romero, orégano, eneldo o tomillo. Los dientes de ajo, el jengibre fresco, las semillas de mostaza y el cilantro también son buenas opciones.
  3. Agrega los vegetales ya listos a los frascos, tantos como puedas pero sin aplastarlos. Deja un espacio entre los vegetales y el borde del frasco de alrededor de 1,3 cm.
  4. Prepara el vinagre que usarás de base. Puede ser vinagre de arroz, vinagre blanco o de manzana. Vierte agua, vinagre, y agrega sal y azúcar (opcional) en una sartén para hacer el escabeche. Puedes agregar mitad de agua y mitad de vinagre, pero ten en cuenta que cuanta menos cantidad de agua uses, más ácido será el escabeche. También puedes experimentar con distintas proporciones de vinagre y agua para ver cuál es la que más te gusta. A continuación, calienta la mezcla en el fuego hasta el punto de hervor, revolviendo para disolver la sal y el azúcar. Espera a que se enfríe antes de verter la mezcla sobre los vegetales, así evitas que se ablanden.

5. Vierte la salmuera en el frasco hasta que el líquido llegue a la parte superior de los vegetales. Dale unos golpecitos al frasco contra una mesa o alguna superficie para eliminar las burbujas de aire.

6. Una vez que hayas terminado, coloca la tapa al fresco para conservar la comida y su sabor. Por último, guarda los frascos en el refrigerador.

¿Sueles preparar vegetales en escabeche? Comparte con nosotros algún otro consejo que pueda resultarnos útil a la hora de preparar conservas.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo preparar vegetales en escabeche
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos