Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo tostar café en casa

Si aprendemos a tostar granos de café en casa, nuestra bebida favorita estará fresca y del grado de tostado que nos apetezca. Al conseguirlo, uno podrá decir que se ha convertido en un verdadero maestro de la preparación de su propia taza perfecta.

Para ayudarte a lograrlo, en Ideas en 5 minutos elaboramos esta guía de diferentes métodos para tostar nuestro propio café en casa.

1. Pros y contras de tostar café en casa

Existen varias razones por las que deberíamos tostar nuestro propio café. Echemos un vistazo a algunas de ellas:

➕ El proceso es interesante, sobre todo para los amantes de “hazlo tú mismo”.

➕ Tendremos nuestro propio café recién tostado en cualquier momento.

➕ Podremos crear el regalo perfecto para nuestra familia y amigos.

➕ Incluso podremos comercializarlo, si así queremos.

➕ Podremos ahorrar dinero.

Sin embargo, también existen algunas desventajas:

➖ El proceso requiere una inversión de tiempo que depende del método que elijamos.

➖ Habrá residuos que deberíamos conocer de antemano.

➖ Tendremos que pasar por una curva de aprendizaje para conocer todas las partes del proceso y ganar experiencia.

2. Qué necesitamos

Esto es lo que necesitaremos para tostar nuestros propios granos de café verde:

  1. Café verde. La mejor idea sería preguntarle a un tostador local dónde comprarlo.
  2. Un tostador de café. Cuanto más caro sea el tostador, más fácil será el proceso y menos tiempo necesitará. Sin embargo, este factor no tiene por qué afectar la calidad del resultado.
  3. Una técnica que nos convenga. Independientemente del método que utilicemos, el proceso de tostado del café se basa en la manipulación de dos elementos principales: el calor y el flujo de aire.

La técnica por la que optemos dependerá del tipo de equipo que tengamos en casa y de cuánto tiempo y dinero estemos dispuestos a invertir en este proceso. Si uno simplemente tiene curiosidad de tostar café, puede hacerlo en una sartén o parrilla. En otros casos, puede ser útil un tostador de café casero. Para más información, puedes consultar la sección 4.

3. Principios básicos del tostado de café

Esto es lo que necesitamos saber sobre los pasos principales para tostar café, sin importar el método que utilicemos.

1. La temperatura adecuada para tostar café oscila entre 175 y 260 °C. Todo depende del método que utilicemos. Es importante remover los granos constantemente para que el calor se distribuya de manera uniforme. Puede haber mucho humo, así que tenemos que maximizar la ventilación. Es imprescindible usar guantes resistentes al calor.

2. Se oirán dos crujidos distintivos de los granos durante el tostado. El primero ocurrirá después de unos 3-5 minutos, y el segundo al pasar unos minutos más. Se recomienda retirar el café del fuego unos 30 segundos después del segundo crujido.

3. Los granos de café necesitan enfriarse. Necesitamos dos coladores (¡solo de metal!). Tenemos que agitar y pasar los granos entre ellos. Esto hará que se enfríen rápidamente. En caso de que no tengas unos, puedes pasar los granos tostados a papel de hornear para que se enfríen.

4. La cáscara seca, también llamada paja, debe ser retirada de los granos después de tostarlos. Es recomendable hacerlo afuera o en el fregadero, para evitar ensuciarlo todo, ya que la paja ensucia bastante.

5. Los granos deben ser desgasificados inmediatamente después de tostarlos. Esto sucede porque el CO2 contribuye a la conservación de los granos tostados desplazando el oxígeno. El café sigue liberando CO2 semanas después, por lo que tenemos que dejar salir el inicial antes de meter los granos en un recipiente. Si no lo hacemos, estos adquirirán un sabor desagradable y podrían dañar el recipiente. El tiempo perfecto de la desgasificación es de unas 12 horas, aunque hay diferentes opiniones al respecto.

6. Los granos deben reposar antes de molerlos. Lo ideal es esperar unas 24 horas antes de hacerlo y preparar café. Tenemos que mantenerlos frescos en un recipiente sellado y utilizarlos en una semana. Al transcurrir este tiempo, la oxidación pasa factura y los granos de café se vuelven rancios.

4. Elegir el método de tostado que más nos convenga

A. Tostar café en una sartén o una parilla

Esta es la manera más económica de tostar los granos de café verde. Es importante prestar atención a los siguientes consejos para este tipo de tueste.

  1. Echar los granos en una capa fina en una sartén gruesa. Esta puede ser de hierro fundido, acero o sin recubrimiento. No debemos usar una antiadherente o recubierta porque puede estropear el sabor del café.
  2. Usar una estufa de gas o una parrilla, si es posible. Esto nos permitirá controlar la temperatura más fácilmente. La adecuada es de unos 230 °C.
  3. No dejar de remover. Necesitamos un tueste uniforme.
  4. Remover y agitar para enfriar los granos lo antes posible.

❗ Atención: este método no es adecuado si queremos conseguir un tueste francés.

B. Tostar café en el horno

Con este método, el proceso de tostar café es más lento. Y también es más difícil lograr el tueste perfecto. Aun así, debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

  1. Precalentar el horno a 260 °C. Esto puede variar dependiendo de cada horno, así que tenemos que experimentar bajando o subiendo un poco el calor hasta que encontremos la temperatura adecuada.
  2. Usar una bandeja perforada y expandir una capa de granos sobre ella.
  3. Esperar unos 60 segundos después del segundo crujido para retirar del horno los granos del tueste medio.

⚠️ Importante: no debemos usar un horno de convección, ya que la paja ensuciará todo a su alrededor.

C. Usar una máquina de palomitas para tostar café

Es importante tener en cuenta que este aparato no está diseñado para tostar café, por lo que podría romperse en cualquier momento. Aquí van algunos consejos para este método de tostado:

  • Utilizar únicamente una máquina de palomitas con calefacción lateral. De lo contrario, los granos podrían quemarse.
  • Precalentar la máquina de palomitas durante unos 30 segundos.
  • No llenar demasiado la máquina. Echar aproximadamente media taza de granos de café, porque necesitarán espacio suficiente para rotar.
  • Ayudar a la agitación usando una espátula de madera para que los granos se muevan de manera constante. Luego colocar la tapa.
  • Recoger la cáscara seca que salga del pico de la máquina para evitar que todo quede sucio.

D. Usar un tostador de café casero

Aunque en los tostadores de café especialmente diseñados, el proceso suele estar automatizado, debemos asegurarnos de seguir las instrucciones y monitorear todo el proceso.

  • Recordar que la ventilación también es imprescindible en este caso, porque tostar café siempre significa tener que lidiar con mucho humo.
  • Comprobar si la máquina tiene una fase de enfriamiento. En cualquier caso, los granos necesitan enfriarse rápido.

5. Tipos de tueste del café

El tiempo que tostamos los granos de café es muy importante. Afecta no solo el sabor de la bebida, sino también su acidez, cuerpo y aroma. Cuanto más tiempo tostamos, más oscuros y más aceitosos se ponen los granos. Además, el calor prolongado disminuye la acidez del café. Aquí tenemos información útil sobre qué esperar de cuatro tuestes del café diferentes.

  • Tueste claro. Es el resultado de un proceso de tostar más corto, lo que significa que el café es el más ácido y contiene más cafeína. El sabor tiene notas más cítricas o afrutadas debido al mayor nivel de acidez. Se tarda más en extraerlo correctamente, por lo que deberíamos preparar este café de manera lenta.

El café elaborado con granos del tueste claro se conoce como Cinnamon (canela), New England, Half City (ciudad medio), Light City (ciudad ligero) o café blanco.

  • Tueste medio. Este café es considerado el más equilibrado en cuanto a acidez, sabor y aroma. Tiene más cuerpo y un sabor que recuerda al chocolate o a los frutos secos. También se extrae más rápido que el de tueste claro.

Los amantes del café americano prefieren el tueste medio, por eso también se lo conoce como tueste americano. Pero la gente suele llamarlo City, Regular, MediumBreakfast (desayuno).

  • Tueste medio-oscuro. Significa un sabor más completo, más cuerpo y un regusto agridulce, como el del chocolate negro o las almendras muy tostadas. También contiene un nivel más bajo de acidez y un aroma más profundo. Los granos pueden verse algo aceitosos en la superficie.

Los ejemplos de café a base del tueste medio-oscuro son vienés, After Dinner (después de la cena), Full City, expreso ligero, francés ligero o continental.

  • Tueste oscuro. Es el más rico en sabor y tiene un cuerpo extra fuerte. También es el café más aceitoso, ya que realmente se puede ver el aceite en la superficie de los granos, debido al tueste más largo. Los granos del tueste oscuro contienen el menor nivel de cafeína de todos los tipos. Este tueste es especialmente popular en Europa.

Los tipos más comunes de café de tueste oscuro son francés, francés oscuro, Heavy (pesado), italiano, español, expreso, europeo, New Orleans o turco.

Ideas En 5 Minutos/Recetas/Cómo tostar café en casa
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos