10+ Consejos para prolongar la vida de tus prendas y accesorios de cuero

Aunque son encantadores y nunca pasan de moda, los accesorios y las prendas de cuero requieren de cuidados especiales para mantenerse en buen estado. Sin embargo, si reciben el mantenimiento adecuado, pueden durar casi toda la vida.

Ideas en 5 minutos te trae algunos consejos y sugerencias para cuidar tus objetos de cuero de manera apropiada para que puedas usarlos durante más tiempo.

1. Limpieza

  • Para eliminar manchas superficiales, como las del día a día, puedes recurrir a productos específicos para su limpieza o utilizar un paño suave humedecido ligeramente en leche descremada. Luego de la limpieza, retira cualquier excedente con un pañuelo de papel.

  • Las manchas grasosas (maquillaje, aceite, etc.) deben limpiarse de inmediato. Para eliminarlas, apoya un papel absorbente sobre la suciedad para retirar la sustancia. Luego, prueba el método anterior de la leche descremada o aplica productos específicos.

  • Si el artículo es de cuero de ante o nobuk, debes limpiarlo con un cepillo de cerdas suaves, ya que estos tejidos son mucho más susceptibles a la luz solar, a la decoloración y a las manchas. Frota con delicadeza y haciendo movimientos circulares.

2. Mantenimiento

  • Mantenimiento habitual: si la prenda no presenta manchas, puedes pasarle un paño suave de microfibra una vez al mes para retirar el polvo y las pelusas de su superficie.

  • Mantenimiento anual: una vez al año, aplícale al artículo un acondicionador especial para cueros. Esto creará una capa de protección y, además, le devolverá el brillo. Puedes conseguir este producto en tintorerías y en tiendas especializadas.

3. Hidratación

  • Esto es primordial para los cueros naturales, especialmente si vives en una zona de clima seco que puede deshidratar las prendas. Para hacerlo, toma un paño suave y humedécelo con un humectante especial para cuero o con vaselina. Luego, deja secar la prenda en un lugar ventilado, nunca al sol. Retira cualquier excedente con un pañuelo de papel. Haz esto una o dos veces al año.

4. Almacenamiento

  • Para que el artículo no se agriete ni pierda su forma, cuélgalo en un gancho o una percha. No lo dobles, y procura que haya espacio entre él y el resto de las prendas para evitar roces y manchas.

  • Guarda los artículos de cuero en sitios alejados del sol y con buena ventilación. La luz solar puede decolorar el tejido de forma irreparable.

  • Nunca utilices bolsas de plástico para cubrir artículos de cuero. Este material no permite que su piel respire. Además, puede generar condensación y moho.

5. Zapatos

  • Después de cada uso, retira la suciedad que se haya acumulado en el zapato.

  • Al igual que con el resto de los artículos de cuero, intenta evitar que se mojen. Si eso sucede, déjalos secar en un lugar ventilado, pero lejos del sol y de fuentes de calor, como chimeneas y estufas.

  • Hidrata el calzado con un producto específico una o dos veces al año.

  • Coloca bolas de papel dentro de los zapatos para evitar que pierdan la forma. Si se trata de botas de caña alta, puedes introducirles partes de flotadores en tubo de piscina. Esto evitará que la parte superior del calzado caiga por el peso, se arrugue o se agriete.

6. Bolsos y carteras

  • Nunca coloques estos artículos directamente en la lavadora. Esto no solo les hará perder la forma, sino que además dañará gravemente el material.

  • Muchos bolsos incluyen bolsas de tela para almacenarlos, pero si no es así, consigue algunas de este material. Esto los protegerá del polvo, de los roces, y los mantendrá ventilados.

  • Después de usarlo, coloca bolas de papel en el interior del bolso para evitar que pierda su forma. Procura que sus asas o correas queden adecuadamente ubicadas, ya que guardarlas arrugadas o dobladas puede agrietarlas y dañarlas.

  • Evita cargar demasiadas cosas en el bolso. El peso excesivo no solo puede hacerle perder la forma, sino que también puede romper las asas o descoser el artículo. Además, cargar con tanto peso puede provocarte dolores musculares y problemas de salud.

Qué cosas nunca debes hacer con tus prendas de cuero

🚫 Nunca mojes el cuero natural directamente.

🚫 No utilices paños o materiales con superficies ásperas para limpiarlo. El cuero es extremadamente delicado y puede rasparse fácilmente.

🚫 Evita que productos como perfumes, maquillajes y cosméticos entren en contacto con el cuero.

🚫 Es importante que la prenda se seque por completo antes de ser guardada, ya que la humedad puede generar condensación y dañar el material.

🚫 Nunca apliques ningún líquido o producto directamente sobre el cuero (a menos que su etiqueta o un profesional te lo indiquen). Colócalo primero sobre un paño suave.

Consejos adicionales

✔️ Antes de aplicar cualquier método, pruébalo en una pequeña zona no visible del artículo para ver cómo reacciona el material ante el producto.

✔️ Limpia tus artículos de cuero al mismo tiempo. Los productos de limpieza pueden alterar ligeramente los colores de los materiales. Así lograrás que las prendas mantengan un color medianamente uniforme.

✔️ Siempre es bueno consultar con profesionales. Estos pueden recomendar el producto más adecuado para cada terminado (cuero natural, sintético o acharolado).

✔️ Una vez al año, puedes llevar tus artículos de cuero a tintorerías o lavanderías especializadas para someterlos a un tratamiento especial y hacerlos lucir como nuevos.

Compartir este artículo