3 Métodos sencillos para desencoger tu ropa

Si lavamos una prenda de vestir de forma incorrecta, puede suceder que pierda su tamaño original, de allí la importancia de leer la etiqueta para su forma correcta de lavado y secado. Si este no fue tu caso, Ideas en 5 minutos te trae tres sencillos métodos para desencoger tu ropa o volverla a su tamaño original.

Para prendas en general

Qué necesitarás:

  • Un balde, bañera o lavabo

  • Acondicionador o champú de bebé

  • Pinzas de ropa

Procedimiento:

  1. Llena la bañera, el lavabo o un balde con aproximadamente 1 litro de agua tibia o lo suficiente para que la prenda quede sumergida.

  2. Añade una cucharada de champú de bebé o acondicionador por cada litro de agua que utilices

  3. Coloca la prenda en el balde.

  4. Remoja por 15 minutos.

  5. Exprime la prenda para retirar el exceso de agua. En este punto aún no se debe retirar el champú o acondicionador, esto con la finalidad de que las fibras se sigan relajando.

  6. Estira los bordes de la prenda húmeda con las manos, con delicadeza para no dañar las fibras de la tela.

  7. Repite de nuevo el procedimiento si es necesario. Cuando cuelgues la prenda húmeda, puedes estirarla hacia abajo. Podría ser que debas repetir algunas veces, si la prenda está muy encogida.

Para ropa de lana o cachemir

Qué necesitarás:

  • Un balde, bañera o lavabo

  • Vinagre

  • Toallas secas

  • Pinzas de ropa

Procedimiento:

  1. Es un procedimiento similar al anterior hasta el punto 3. Solo debes sustituir el acondicionador o champú de bebé por 1 o 2 cucharadas de vinagre blanco o borax (depende de cuán encogida esté la prenda). No se debe aplicar directamente a la prenda, recuerda siempre diluirlo en el agua primero.

  2. Coloca toallas dentro de la prenda y asegura que no queden bultos, ya que podrían deformarla. Es importante no estirarla con la mano.

  3. Deja las toallas por un tiempo aproximado de 30 minutos, puedes sacudir la prenda, manteniendo las toallas dentro de ella.

  4. Cuelga la prenda con cuidado de no retirar las toallas, para que termine de secarse. Si no logras el resultado que deseas, puedes repetir el procedimiento las veces que sea necesario.

Para los jeans

Qué necesitarás:

  • Un balde, bañera o lavabo

  • Spray

Procedimiento:

  1. Ponte los pantalones y métete dentro de una bañera con agua tibia por 15 minutos. Si no tienes una bañera o te quedan muy apretados, llena un lavabo o un balde con agua tibia y estíralos.

  2. Cuando salgas muévete con ellos (camina, trota, baila) para que se estiren las fibras.

  3. Tiende los jeans húmedos para que se sequen, en un lugar con buena circulación de aire, no los coloques en la secadora o directo al sol.

Nota: si solo necesitas estirar algunas partes del jean, rocía con un spray y estíralas.

Compartir este artículo