Cómo donar tu ropa

Una vez que compras ropa nueva, es común que dejes de usar algunas piezas de tu armario. Entonces, en lugar de tirarlas, tal vez consideres donarlas a un refugio local o a un centro de caridad.

Ideas en 5 minutos te contará todo sobre este acto de bondad y cómo realizarlo.

1. Llama al lugar o visítalo antes de donar

Antes de donar, intenta llamar o programar una visita al centro de caridad o cualquier organización a la que decidas hacer la donación, y averigua las condiciones o qué se necesita específicamente en ese momento.

2. Inspecciona la ropa

Mientras seleccionas las piezas de ropa que planeas donar, inspecciónalas minuciosamente en busca de manchas, rasgaduras, roturas, cremalleras rotas o botones faltantes, ya que es posible que los centros de caridad no tengan los recursos necesarios para arreglar la ropa.

Consejo: no olvides revisar también los bolsillos.

3. Lava y arregla las prendas

Siempre lava o limpia en seco todo y soluciona cualquier desperfecto que pueda tener la ropa antes de regalarla. Esto también incluye otras telas, como ropa de cama y toallas.

4. Organiza y dona

Después de elegir todas las piezas de ropa que vas a donar y de ponerlas en una caja, considera organizar todo por categorías y usar etiquetas. Especialmente si tienes varios artículos de una categoría específica, como ropa o abrigos para niños. Al hacer esto, tu donación puede llegar a las personas necesitadas mucho más rápido.

Bono: Qué no donar

Otra cosa importante que hay que tener en cuenta es lo que no se debe donar: la ropa interior, los trajes de baño y las telas que están muy gastadas o manchadas permanentemente entran en esta categoría.

Compartir este artículo