Cómo elegir los calcetines

Elegir bien los calcetines es casi tan importante como escoger bien el calzado. Esta prenda es la que está en contacto directo con nuestros pies y los protege de los zapatos y de su continuo roce. Un buen par de calcetines marca la diferencia, tanto si necesitas que tus pies respiren en verano como si quieres que estén más calentitos en invierno.

En Ideas en 5 minutos, resumimos los tipos de calcetines más frecuentes y te damos algunos consejos para elegirlos de manera correcta.

1. Elige una longitud de calcetín adecuada

La longitud de los calcetines varía, desde los invisibles (que no se salen de los bordes de los zapatos) hasta los que cubren las rodillas. Asegúrate de elegir unos que se ajusten a tus necesidades.

  • Los calcetines invisibles se pueden llevar cuando hace calor, al hacer ejercicio o siempre que no quieras que se vean los calcetines.
  • Los calcetines cortos apenas asoman por encima de tus zapatos. Combinan bien con el calzado deportivo.
  • Los calcetines tobilleros llegan justo por encima del tobillo. Se pueden llevar con zapatillas, zapatos planos, tacones o incluso sandalias.
  • Los calcetines normales tienen la longitud más común. Llegan hasta la mitad de la pantorrilla y combinan bien con cualquier calzado.
  • Los calcetines largos son más altos que los normales, pero no cubren las pantorrillas del todo. Utilízalos con pantalones formales.
  • Los calcetines hasta la rodilla pueden llevarse como accesorio para que se asomen por encima de las botas altas, o con unos pantalones cortos o una falda. También son habituales como calcetines de estilo deportivo.
  • Los calcetines por encima de la rodilla se utilizan cuando el tiempo es más frío.

2. Elige el material de los calcetines

  • Los calcetines de algodón se utilizan para el día a día y para conjuntos elegantes. Son duraderos, firmes y retienen el calor.
  • Los calcetines de lana se utilizan durante el invierno o en ambientes fríos. Son buenos para absorber la humedad y conservan su forma.
  • Los calcetines de bambú son especialmente buenos si quieres un material que deje respirar a tu piel. También son hipoalergénicos y antibacterianos.
  • Los calcetines de modal son cómodos, suaves y duraderos.
  • Los calcetines de seda son firmes y cómodos. La seda también es un material conocido por sus propiedades de absorción.
  • Los calcetines de poliéster suelen ser los más coloridos, ya que el material permite que conserven su color durante más tiempo. Sin embargo, no son transpirables ni demasiado cómodos.

3. Encuentra el ajuste adecuado

Los calcetines deben quedar bien ajustados a los pies y, al mismo tiempo, dejar algo de espacio para los dedos para asegurarte de que estén cómodos.

Compartir este artículo