Cómo eliminar definitivamente el olor a humedad de la ropa

La presencia de humedad en casa suele ser algo normal debido a que la atmósfera tiene niveles naturales de agua, pero regularmente ocasiona un desagradable olor que se impregna en la ropa y que es preferible erradicar.

Ideas en 5 minutos averiguó cómo lograr que el olor a humedad se vaya de la ropa siguiendo algunos sencillos pasos.

Vinagre

Cuando la ropa ya tiene olor a humedad, suele suceder que este aroma no se elimina aunque la ropa se lave nuevamente de forma tradicional, porque las esporas de moho se quedan en la tela. En este caso, una buena solución es usar vinagre, ya que este líquido es un desinfectante y astringente natural que ayuda a eliminar el moho y los malos olores.

Necesitarás:

  • Vinagre

Procedimiento:

  1. Coloca la ropa a la que quieres quitarle el olor a humedad en la lavadora y añade la cantidad de detergente habitual. Si puedes usar agua caliente, mejor.

  2. Vierte una taza de vinagre y continúa el ciclo de lavado de forma normal.

En caso de que el olor a humedad no se vaya, lo recomendable es lavar la ropa una segunda o tercera vez. También debes procurar secar la ropa directamente bajo los rayos del sol para eliminar cualquier rastro de humedad que pueda quedar.

Bicarbonato de sodio

Procedimiento 1

Si el vinagre no fue suficiente por sí solo, puedes mezclarlo con un poco de bicarbonato de sodio, ya que con las propiedades de ambos se generará una mezcla lo suficientemente eficaz para eliminar los malos olores.

Necesitarás:

  • Bicarbonato de sodio

  • 1 taza de vinagre

Lo que tienes que hacer es:

  1. Coloca la ropa a la que quieres quitarle el olor a humedad en la lavadora y añade la cantidad de detergente habitual. Si puedes usar agua caliente, mejor.

  2. En un recipiente mezcla una taza de vinagre con bicarbonato de sodio, viértelo en la lavadora y continúa el ciclo de lavado de forma normal.

Cuando el ciclo termine, procura dejar secar la ropa directamente bajo los rayos del sol.

Procedimiento 2

En muchas ocasiones, cuando el olor es más penetrante, dejar en remojo la ropa durante 20 minutos en una cubeta de agua con bicarbonato y lavarla después resulta bastante bien.

Necesitarás:

  • Un recipiente grande

  • ½ taza de bicarbonato de sodio

Lo que tienes que hacer es:

  1. Agrega agua y el bicarbonato de sodio bien mezclados al recipiente donde colocarás tus prendas.

  2. Añade las prendas hasta que queden bien cubiertas y déjalas en remojo 20 minutos.

  3. Saca las prendas y lávalas de forma tradicional. Si las telas lo permiten, usa agua caliente en lugar de agua fría.

Agua hirviendo

Si prefieres comenzar con métodos un poco más prácticos y a la mano, colocar las prendas con olor a humedad en agua hirviendo puede funcionar, sobre si son lo suficientemente resistentes para soportarlo. Si tienes telas resistentes, sigue estos pasos.

Necesitarás:

  • Un recipiente grande

  • Agua hirviendo

Procedimiento:

  1. Hierve suficiente agua para las prendas a las que les quieres quitar el olor a humedad.

  2. Coloca el agua caliente en el recipiente, mete las prendas y déjalas en remojo durante 5 minutos.

  3. Al terminar el tiempo, lávalas de forma tradicional. El olor a humedad se habrá reducido o eliminado.

  4. Como en los puntos anteriores, secar directamente bajo los rayos del sol es una buena opción.

Blanqueador

Si a pesar de haber intentado con todos los métodos anteriores, los olores aún persisten, quizá sea momento de intentar con productos químicos como el blanqueador. Si vas a utilizar este producto, es recomendable que lo manejes con cuidado y que solo lo apliques a telas blancas para evitar que las prendas de color se dañen. Recuerda mantener con buena ventilación el lugar en el que realizarás el procedimiento.

Necesitarás:

  • Blanqueador

Procedimiento:

  1. Coloca en la lavadora la ropa a la que quieres quitarle el olor a humedad.

  2. Permite que la lavadora se llene de agua y en lugar de añadir detergente, agrega blanqueador.

  3. Cuando el ciclo termine, inicia un segundo ciclo de lavado y esta vez añade detergente como lo haces normalmente.

Otro producto químico que puedes emplear en lugar del blanqueador es el amoniaco. Puedes utilizarlo como sustituto siguiendo exactamente los mismos pasos. Sin embargo, no debes mezclar el amoniaco con el blanqueador; utiliza uno o el otro, ya que combinarlos podría ser nocivo para la salud.

Compartir este artículo