Cómo estirar pantalones de mezclilla

Los jeans (o pantalones de mezclilla) nuevos no siempre quedan a la perfección. A veces, al elegirlos, tienes que sacrificar algo y hacer concesiones. Como resultado, estos pantalones pueden ser demasiado estrechos en la cintura o en las caderas. Afortunadamente, si compraste un modelo ligeramente ajustado, hay varias formas de solucionar este problema.

Ideas en 5 minutos te comparte cinco formas de estirar los jeans. Son adecuadas no solo para las prendas nuevas, sino también para las viejas que se han encogido.

Método número 1: moja los pantalones en los lugares donde te quedan ajustados

  • Usa un atomizador para mojar las partes más ajustadas de tus jeans. Por ejemplo, alrededor de la cintura y las caderas. Usa agua tibia.

  • Una vez que la tela esté lo suficientemente húmeda, tira de ella en los lugares que quieres estirar. No exageres, no querrás romperlos.

  • Ponte los jeans para asegurar el resultado. Camina en ellos hasta que se sequen.

Método número 2: ponte los jeans y haz sentadillas y estocadas

  • Ponte tus jeans. Rocía agua tibia sobre la tela en los lugares que deseas estirar.

  • Haz algunas sentadillas y estocadas. Haz los ejercicios con cuidado para no rasgar accidentalmente tus jeans. Si están demasiado apretados, es mejor usar otro método.

  • Quítate los jeans y cuélgalos para que se sequen.

💡 No metas los jeans en una secadora, ya que pueden encogerse nuevamente.

Cuando los jeans estén secos, pruébatelos. Si aún te quedan muy estrechos, repite el procedimiento nuevamente.

Método número 3: usa un estirador de cintura (waistband stretcher) o un gancho

  • Humedece la zona de la cintura de tus jeans.

  • Inserta un estirador de tela. Si no tienes uno, usa un gancho para ropa.

  • Espera hasta que la tela esté completamente seca. Saca el estirador y pruébate los pantalones. Si todavía son muy estrechos en la cintura, repite el procedimiento otra vez.

Método número 4: siéntate un rato en una tina llena de agua

  • Llena la tina con agua tibia de modo que puedas sumergirte por completo estando en posición sentada.

  • Ponte los jeans y siéntate en la tina durante 15 minutos.

  • Quítate los jeans y exprime el agua. Déjalos secar naturalmente.

  • Luego ponte tus jeans nuevamente. Camina por la casa. Haz un par de sentadillas y estocadas para asegurarte de que ya no te aprietan.

Método número 5: usa una secadora de pelo

  • Identifica las áreas donde los jeans quedan demasiado ajustados. Toma una secadora de pelo y enciende el suministro de aire caliente.

  • Apunta la secadora de pelo a las áreas problemáticas. Mantenla encima hasta que la tela se caliente.

  • Una vez que la tela esté tibia (pero no tan caliente como para quemarte), estira los pantalones con las manos en los lugares que están demasiado ajustados.

Compartir este artículo