Cómo lucir bien con traje

Ponerse un traje no consiste solo en usar una camisa, un par de pantalones y un saco. Es más una declaración de estilo que necesita una comprensión del tamaño, los colores y los accesorios apropiados. Ideas en 5 minutos tiene una guía precisa sobre lo que se debe y lo que no se debe hacer para lucir bien con un traje.

Esto es lo que necesitas saber para que tu traje te quede de la manera correcta:

Largo del saco

El largo del saco siempre depende de tu altura. Pero cuando te lo pongas, asegúrate de que los nudillos superiores estén alineados con la parte inferior del saco, que debe terminar debajo de los huesos de la cadera.

  • Si tu altura es de 1.75 m o menos, entonces el saco debe terminar justo debajo de los huesos de la cadera. Si mides más de 1.75 m, entonces el largo del saco puede ser un poco menor.

Sisas

Las sisas del saco deben estar al mismo nivel que las axilas. Asegúrate de que no te apriete en las axilas. Deben ser lo suficientemente cómodas para que tus brazos se muevan libremente hacia arriba y hacia abajo.

La costura del hombro

Las costuras de los hombros siempre deben quedar planas, no debe haber arrugas ni hendiduras en esta parte. Las costuras deben terminar en los extremos de los hombros.

  • Si tienes hombros curvados, pídele a tu sastre que inserte algo de relleno para disminuir el efecto de la curvatura.

Dobladillos y puños

También puedes hacer un dobladillo en los pantalones para que se vea un ligero espacio entre la parte inferior del pantalón y la parte superior de tu zapato cuando estás parado en una pose natural.

  • El dobladillo solo es necesario si tus pantalones son demasiado largos y deseas acortarlos.

Largo de la manga

Cuando doblas las muñecas mientras usas el saco, una pequeña parte de la manga de la camisa debe verse por afuera. En otras palabras, la manga de la camisa debe quedar por encima de la muñeca. Por lo tanto, la manga del saco debe terminar aproximadamente a 7 milímetros de la parte superior de tus manos.

Cuerpo del saco

El saco debe resaltar tu torso, pero no demasiado. Tampoco debería tirar del botón. Siempre es preferible tener un saco un poco más grande que uno demasiado pequeño y ajustado.

Cuello

El cuello del saco siempre debe descansar en el cuello de tu camisa. Si hay espacios, es probable que tu saco esté demasiado holgado. Si se arruga debajo de la parte posterior del cuello, entonces está demasiado apretado.

Posición del botón

Si tienes un saco de 2 botones, el botón superior de la prenda siempre debe estar por encima del ombligo. En el caso de un saco de 3 botones, es el botón central el que debe estar por encima del ombligo.

Pantalones: cintura y asiento

Los pantalones siempre deben ajustarse perfectamente a tu cintura sin necesidad de usar cinturón. Además, cuando se trata del espacio entre el pantalón y los zapatos, al menos 2,5 cm es la opción más clásica. El corte moderno exige que haya un mínimo de espacio, para lucir un poco el tobillo o el calcetín.

El asiento de tus pantalones no debe estar demasiado apretado ni demasiado suelto, debe sentirse perfecto cuando intentes sentarte.

Accesorios

Los accesorios añaden los toques finales a tu traje, lo que te hace lucir más elegante. Aquí hay algunos que deberías considerar usar:

  1. Corbata: la corbata nunca debe caer más allá de la cintura. El color de la corbata siempre debe ser más oscuro que el color de la camisa.
  2. Pisacorbatas: el pisacorbatas nunca debe ser más ancho que la corbata y debes colocarlo entre el tercer y el cuarto botón de tu camisa.
  3. Gemelos: los gemelos se colocan principalmente cuando se usa un traje con una corbata blanca o una negra.
  4. Reloj: el reloj siempre debe llevarse por debajo de los puños, y solo debe ser visible cuando el brazo está doblado.
  5. Pañuelo de bolsillo: si usas un traje estampado, elige un pañuelo de bolsillo neutro. Si estás usando un traje sencillo, entonces ponte atrevido con el pañuelo de bolsillo. El equilibrio es la clave aquí.
  6. Cinturón: este es un accesorio opcional que te ayuda a mantener los pantalones en su lugar. Si tienes un traje hecho a medida, no necesitarás el cinturón en absoluto, ya que te quedará perfecto.
Compartir este artículo