12 Trucos de manicura y pedicura para probar en casa

Realizar la manicura y la pedicura en casa nos puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero. Además, nos permite probar algunos trucos que, sin duda, valen la pena.

Ideas en 5 minutos ha recopilado algunas técnicas para ayudarte a consentir tus manos y tus pies sin tener que visitar un salón de belleza.

1. Realiza un tratamiento de parafina

Qué necesitarás:

  • Una vela de parafina
  • Una olla o una sartén pequeña

Procedimiento:

  1. Coloca la vela en la olla o la sartén y calienta a fuego bajo hasta derretir. Deja enfriar por unos minutos, sin que se endurezca.
  2. Sumerge la punta de tus dedos.
  3. Deja actuar durante 10 minutos y retira. La parafina posee propiedades que hidratan tu piel y ayudan a remover las células muertas.

2. Dibuja corazones perfectos rápidamente

Qué necesitarás:

  • esmaltes de uñas de distintos colores
  • 1 envoltorio metálico
  • Tijera

Procedimiento:

  1. Pinta tus uñas con uno de los colores y espera a que se seque. Luego, dobla el envoltorio y corta la mitad de un corazón justo en la orilla del pliegue.
  2. Estira el envoltorio sobre una de tus uñas, afirmándolo con tus dedos.
  3. Aplica el esmalte justo sobre el diseño.
  4. Retira el papel y espera a que se seque. Finaliza con una capa de esmalte transparente.

3. Obtén una manicura peel-off

Qué necesitarás:

  • Adhesivo vinílico
  • Pincel
  • Esmalte de uñas

Procedimiento:

  1. Aplica una capa de adhesivo vinílico sobre tus uñas con ayuda del pincel y deja secar.
  2. Pinta con el esmalte de tu preferencia.
  3. Retira con una pinza cuando desees.

4. Fija una uña quebrada

Qué necesitarás:

  • bolsita de té
  • Esmalte de uñas transparente y de color
  • Lima de uñas
  • Tijera
  • Pinza

Procedimiento:

  1. Corta un trozo de la bolsa de té para cubrir tu uña.
  2. Aplica esmalte transparente y coloca el trozo de papel por encima con ayuda de la pinza. Luego, añade otra capa de esmalte incoloro y espera a que se seque.
  3. Corta el exceso de papel con la tijera. Luego, lima para emparejar.
  4. Pinta con una capa de esmalte de color para finalizar.

5. Crea un lápiz corrector

Qué necesitarás:

  • Marcador
  • Recipiente con agua caliente
  • Removedor de esmalte
  • Guantes de látex (opcional)

Procedimiento:

  1. Colócate los guantes de látex para evitar que tus manos se manchen. Luego, abre el marcador y retira la tinta de la varilla de espuma y de la punta con el agua caliente. Deja secar.
  2. Devuelve las piezas a su lugar.
  3. Vierte un poco de removedor en la varilla de espuma y cierra tu nuevo lápiz corrector.
  4. Utilízalo cada vez que necesites retirar excesos de esmalte.

6. Utiliza los colores de tus sombras de ojos

Qué necesitarás:

  • Sombra de ojos
  • Esmalte de uñas transparente
  • Trozo de papel
  • Pinza
  • Varilla de madera

Procedimiento:

  1. Retira la sombra de ojos de su contenedor y tritúrala completamente sobre el trozo de papel.
  2. Dobla el trozo de papel a la mitad y vierte el polvo en la botella del esmalte transparente.
  3. Revuelve muy bien con la varilla de madera hasta que se disuelva.
  4. Aplica sobre tus uñas y deja secar.

7. Haz tus propias uñas postizas

Qué necesitarás:

  • Popotes de colores
  • Papel de horno
  • Plancha para el cabello
  • Tijera
  • Adhesivo para uñas postizas
  • Esmalte de uñas transparente

Procedimiento:

  1. Corta un pedazo de popote del tamaño deseado y colócalo entre un trozo de papel de horno.
  2. Aplasta el papel con la plancha para el cabello hasta aplanar el trozo de popote.
  3. Recorta el popote para darle forma. Luego, pégalo a tu uña con el adhesivo.
  4. Finaliza con esmalte transparente para darle brillo.

8. Hidrata los talones y las plantas resecas con aspirina

Qué necesitarás:

  • tabletas de aspirina
  • 2 cdas. de aceite de almendras
  • 4 trozos de gasa medianos
  • 2 toallas pequeñas
  • Papel film
  • Molcajete

Procedimiento:

  1. Tritura las tabletas de aspirina con ayuda del molcajete.
  2. Añade el aceite de almendras y revuelve hasta integrar completamente.
  3. Unta los trozos de gasa con la mezcla.
  4. Coloca la tela en tus talones y en las zonas con mayor resequedad. Luego, cubre con papel film.
  5. Envuelve tus pies con cada toalla, espera 5 minutos y retira. El ácido salicílico de la aspirina puede ayudar a remover células muertas, mientras que el aceite de almendras hidrata la piel.

9. Repara una uña rota

Qué necesitarás:

  • Pincel o brocha de maquillaje de cerdas largas
  • Pinza
  • Tijera
  • Esmalte de uñas transparente y de color
  • Lima de uñas

Procedimiento:

  1. Aplica esmalte transparente sobre la uña quebrada.
  2. Corta varias cerdas del pincel, las suficientes para cubrir el espacio que desees reparar. Luego, con ayuda de la pinza, colócalas sobre tu uña mientras el esmalte no se haya secado.
  3. Aplica otra capa de esmalte transparente para fijar las cerdas a la uña y corta el exceso.
  4. Una vez que el esmalte se haya secado, lima la uña por encima para emparejar.
  5. Finaliza con esmalte del color de tu preferencia.

10. Humecta tus pies con leche y miel

Qué necesitarás:

  • 1 l de leche
  • 4 cdas. de miel
  • Un recipiente grande
  • Toalla

Procedimiento:

  1. Coloca tus pies en el recipiente. Vierte la leche y la miel.
  2. Masajea con tus manos, especialmente en las zonas más resecas.
  3. Retira los pies y sécalos con la toalla. El ácido láctico de la leche puede estimular el crecimiento de nuevas células en la piel, mientras que la miel funciona como un hidratante natural.

11. Elimina la suciedad con arcilla

Qué necesitarás:

  • 1 taza de arcilla bentonita
  • ½ taza de agua
  • Cuchara
  • Brocha
  • Toalla

Procedimiento:

  1. Mezcla la arcilla bentonita y el agua hasta obtener una pasta homogénea.
  2. Aplica en las plantas de tus pies con ayuda de la brocha y deja actuar durante 30 minutos.
  3. Retira con una toalla húmeda. La arcilla bentonita contiene partículas que remueven la suciedad y el exceso de aceite de la piel.

12. Seca el esmalte rápidamente

Qué necesitarás:

  • Esmalte de uñas
  • Recipiente grande con agua con hielo

Procedimiento:

  1. Pinta todas tus uñas.
  2. Sumerge tus pies en el agua fría durante 1 minuto. Al retirarlos, evita secarlos con toalla o papel, por si el esmalte no se ha fijado completamente.
Compartir este artículo