3 Formas de rizar el cabello sin calor

Si deseas rizar tu cabello sin exponerlo a altas temperaturas, existen diferentes implementos y productos que te ayudarán a lograrlo. El uso de aparatos eléctricos, como las planchas o los rizadores, puede resecar el cabello y cambiar la estructura de sus proteínas, por lo que es recomendable descansar de ellos de vez en cuando.

Ideas en 5 minutos ha recopilado 3 formas de obtener este look sin recurrir a dichas herramientas.

Método 1: Rizado con popotes

Qué necesitarás:

  • 25 popotes (o los suficientes según tu cabello)
  • 25 banditas de goma
  • Cepillo para peinar
  • Crema antifrizz
  • Difusor en espray con agua
  • Tijeras
  • Mousse fijador (opcional)

Paso 1. Humedece y desenreda tu cabello

  • No lo mojes ni lo humedezcas demasiado, ya que tardará mucho en secarse. Antes de peinar, aplica una crema antifrizz y luego un mousse fijador para que tus rizos duren más tiempo y logren una mayor definición.
  • Asegúrate de realizar este truco por la mañana, ya que el cabello deberá secarse naturalmente y sin calor durante el día.

Paso 2. Enrolla un mechón de tu cabello en el popote

  • Toma un mechón de cabello y coloca el popote por detrás, lo más cerca posible de la raíz.
  • Enrolla completamente el mechón en el popote en dirección inversa. Asegúrate de apretar cada vuelta muy bien.

Paso 3. Dobla el popote por la mitad y amárralo con una bandita de goma

  • Al fijar el popote con la bandita, asegúrate de no soltar la punta del mechón y que este quede también amarrado. Repite los pasos anteriores con otros mechones hasta completar todo tu cabello.
  • Corta los popotes para aquellos mechones que sean más cortos. Hazlo una vez que hayas enrollado todo el cabello en él, ya que así evitarás equivocarte en el largo que necesitas.

Paso 4. Deja secar el pelo durante todo el día y retira los popotes

  • También puedes dejarlo secar durante la noche y retirar los popotes a la mañana siguiente, aunque podría resultar algo incómodo.

Paso 5. Separa el cabello y forma rizos más pequeños

  • Toma cada rizo desde la raíz y sepáralo en mechones más pequeños. Esto le dará un mayor volumen a tu cabello.
  • Si lo deseas, aplica mousse fijador nuevamente para finalizar.

Método 2: Rizado con tubos flexibles

Qué necesitarás:

  • 25 tubos flexibles para rizar (o los suficientes según tu cabello)
  • Crema antifrizz
  • Mousse fijador
  • Cepillo para peinar
  • Aceite hidratante (opcional)
  • Secador de pelo (opcional)

Paso 1. Toma un mechón de cabello, y aplica crema antifrizz y mousse fijador

  • Asegúrate de utilizar productos que sean lo suficientemente hidratantes y que fijen los rizos, ya que no debes aplicar agua para humedecer el cabello.

Paso 2. Desenreda el mechón de cabello y enróllalo en el tubo flexible

  • Elimina completamente los nudos para obtener rizos más definidos.
  • Coloca el tubo flexible lo más cerca posible de la raíz y por detrás del mechón, y envuelve el cabello hacia atrás asegurándote de que quede bien apretado.

Paso 3. Dobla el tubo en la parte superior y luego en la inferior

  • Antes de doblar la punta inferior, puedes aplicar un poco más de mousse en el mechón envuelto para que este quede completamente fijo al tubo.

Paso 4. Coloca el resto de los tubos hasta completar todo el cabello

  • Deja tu cabello secar naturalmente o utiliza un secador si no cuentas con suficiente tiempo. Si optas por lo segundo, recuerda aplicar previamente protector térmico en espray sobre el pelo para evitar que se deshidrate.

Paso 5. Retira los tubos y separa los rizos hasta obtener el look deseado

  • Una vez que tu cabello esté completamente seco, desenrolla los mechones de cada tubo en dirección opuesta.
  • Aplica aceite antes de separar los rizos para una mayor hidratación y definición.

Método 3: Rizado con calcetines

Qué necesitarás:

  • Peine tenedor o afro
  • 4 pares de calcetines medianamente gruesos (o los que necesites según tu cabello)
  • Crema para rizos definidos
  • Fijador en espray

Paso 1. Desenreda tu cabello, sepáralo a la mitad y aplica la crema para rizos

  • Se recomienda tener el cabello limpio y seco antes de realizar este paso.
  • Realiza este truco justo antes de ir a dormir o temprano por la mañana, ya que tu cabello deberá permanecer al menos 8 horas envuelto en los calcetines.

Paso 2. Toma un mechón de cabello y enróllalo en el calcetín

  • Para facilitar el proceso, te recomendamos que te amarres la mitad del cabello con la que aún no trabajarás.
  • Coloca la parte superior del calcetín lo más cerca posible de la raíz del mechón, dejando un trozo sin utilizar. Luego, gira el mechón de cabello y enróllalo a lo largo de la tela. Una vez finalizado, deberá lucir como se muestra en la última imagen.
  • Si deseas que los rizos queden más holgados y largos, toma mechones de cabello más grandes.

Paso 3. Amarra el calcetín hasta fijar el cabello

  • Toma cada extremo del calcetín sujetando la punta del cabello para que no se suelte, y amárralo a la mitad haciendo dos o más nudos.

Paso 4. Repite el proceso con cada mechón hasta completar

  • Es posible que alguno de los extremos del cabello se escape del calcetín al amarrarlo. Si esto ocurre, desátalo, aplica un poco de crema para fijarlo al resto del mechón y vuelve a atar.
  • Recuerda esperar al menos 8 horas para retirar los calcetines.

Paso 5. Retira los calcetines y separa el cabello

  • Desenrolla el cabello del calcetín comenzando por la parte superior.
  • Separa los mechones cuidadosamente hasta obtener el look deseado y aplica fijador en espray para lograr rizos con mayor definición.
Compartir este artículo