7 Formas de tratar los talones agrietados

Las grietas en los talones generalmente se deben a la falta de humectación y al clima frío del invierno, entre otras razones. Estas grietas pueden ser dolorosas y, a veces, incluso pueden sangrar. Para evitar esta desagradable condición, Ideas en 5 minutos te mostrará varias formas efectivas de curar tus talones de forma natural.

Advertencia: si experimentas dolor, enrojecimiento, hinchazón o dolor intenso en los talones por más de unos días, consulta a un médico antes de probar cualquier tratamiento en casa.

1. Bebe suficiente agua

Los talones agrietados pueden ocurrir debido a la deshidratación. En este caso, beber suficiente agua te ayudará a mantenerte lo suficientemente hidratado, así como a prevenir y calmar la piel seca y agrietada de tus pies.

Cómo hacerlo:

  • Los hombres deben beber alrededor de 3,7 litros de líquidos al día y las mujeres, alrededor de 2,7 litros al día. Esto incluye líquidos de agua, otras bebidas y alimentos.

2. Prueba un baño de pies con vinagre

Los baños con vinagre pueden aliviar los pies secos y agrietados así como retrasar el crecimiento de algunos tipos de hongos.

Cómo hacerlo:

  1. Mezcla 1 parte de vinagre con dos partes de agua fría (¡no caliente!).
  2. Remoja tus pies en esta mezcla durante 10 a 15 minutos todos los días.

3. Exfolia la piel de tus pies

Usar una piedra pómez para la exfoliación te ayudará a eliminar la piel dura y gruesa de los talones.

Cómo hacerlo:

  • Inmediatamente después de remojar los pies, toma una piedra pómez y frota suavemente la piel gruesa de tus talones.

Evita frotarte los pies cuando estén secos, ya que esto puede aumentar el riesgo de dañar tu piel.

4. Hidrata tus pies con regularidad

La hidratación puede ayudar a retener la humedad en la piel, evitando así que se seque y se agriete.

Cómo hacerlo:

  1. Usa un emoliente o humectante (crema, loción o ungüento) al menos una vez al día para reducir la pérdida de agua en la piel.
  2. Una vez que se absorbe el emoliente o humectante, aplica una capa gruesa de un hidratante oclusivo (vaselina o lanolina) sobre la parte superior para sellar la humedad.

5. Usa calcetines de algodón para dormir

Los calcetines de algodón te ayudarán a mantener la humedad encerrada, suavizando tu piel y permitiendo que respire.

Cómo hacerlo:

  • Después de que hayas aplicado un humectante oclusivo en los talones, ponte calcetines de algodón al 100 % y ve a la cama.

6. Prueba una mascarilla de aspirina para los pies

La mascarilla de aspirina te ayudará a exfoliar las células muertas de la piel y hacer que la piel de tus talones sea más suave y tersa.

Cómo hacerlo:

  1. Tritura 10 pastillas de aspirina en polvo y añade un poco de jugo de limón para hacer una pasta.
  2. Toma un algodón y sumérgelo en la mezcla.
  3. Aplica la almohadilla de algodón en tu talón agrietado.
  4. Usa gasas o envoltura de plástico para asegurar las almohadillas de algodón en tus talones y déjalos reposar durante la noche.

7. Cambia tu rutina de baño

Una rutina de baño adecuada te ayudará a mantener tus pies bien hidratados y a suavizar tu piel.

Cómo hacerlo:

  1. Limita el tiempo de tu ducha a entre 5 y 10 minutos para evitar la pérdida de humedad.
  2. Evita los baños y duchas calientes. En su lugar, usa agua tibia.
  3. Evita los jabones fuertes o productos para el cuidado de la piel perfumados.
  4. Seca siempre los pies con una toalla y aplica una crema hidratante inmediatamente después.
Compartir este artículo