Cómo afeitarte la cabeza

Afeitarse la cabeza es un acto de confianza. Esta apariencia es fácil de mantener, es atemporal y, además de ahorrar dinero en productos para el cabello, también significa gastar menos en cortes de pelo, ya que es algo que puedes hacer tú mismo.

Por estas razones, Ideas en 5 minutos creó una guía rápida y fácil sobre cómo afeitarse la cabeza.

Necesitarás:

Paso 1: Elimina el volumen

  • Comienza usando tijeras si tu cabello es demasiado largo.

  • Después de eso, usa agua tibia para suavizar tu pelo y ayudar a evitar que la máquina se enrede en él.

  • Revisa tu cabeza en busca de golpes o lunares y ten cuidado con esas áreas.

  • Coloca la guía de la máquina de afeitar y baja hacia la espalda y los costados. Detente aquí si todo lo que quieres es recortar un poco el pelo.

  • Luego, quita el resto del cabello de la parte superior de la cabeza.

Paso 2: Usa la máquina sin la guía

  • Retira la guía de la máquina.

  • Lleva tu cabello hacia abajo. Esto minimizará la resistencia al usar el rastrillo.

Nota: También puedes usar una cortadora de cabello más pequeña para que aún quede algo de pelo visible, ya que, de esta forma, será más fácil notar una mancha que podrías pasar por alto al afeitarte más adelante.

Paso 3: Lávate la cabeza con agua tibia

  • Lava tu cabello con agua tibia para relajar tu piel, suavizar el pelo y abrir los poros.

Nota: Esto minimizará aún más la resistencia y quitará los cabellos que podrían obstruir la maquinilla de afeitar.

Paso 4: Aplica aceite

  • Aplica un aceite de preafeitado para permitir que la cuchilla se deslice más fácilmente sobre la piel.

  • Toma una crema o gel de afeitar y enjabónate las manos.

  • Caliéntalo con tus manos.

  • Luego, aplica la espuma con fuerza en tu cuero cabelludo.

Nota: El aceite de preafeitado también crea una barrera protectora entre la cuchilla y la piel.

Paso 5: Comienza a afeitarte con la maquinilla de afeitar

  • Usa un espejo como ayuda.

  • Primero, comienza con los lados y la parte posterior de la cabeza, y haz movimientos cortos y lentos hacia abajo en la dirección del crecimiento del cabello.

  • Luego pasa a la parte de arriba. Comienza en el punto del remolino (el verticilo) en la parte posterior de tu cabeza y afeita hacia tu frente.

  • Repite el paso 4 (aplica aceite y haz espuma en tu cabeza).

  • Haz lo mismo que hiciste en la parte posterior y los costados, así como en la parte superior de la cabeza, pero esta vez a contrapelo.

Paso 6: Aplica un producto posafeitado

  • Aplica un producto posafeitado en tu cabeza.

  • Luego, cúbrete con una toalla helada.

Nota: La toalla helada cierra los poros y previene las quemaduras por afeitado.

Compartir este artículo