Cómo cuidar tu cabello correctamente

En muy pocas ocasiones, un cabello hermoso y brillante es un regalo lujoso de la naturaleza. Más bien, es el resultado de muchos cuidados y protección.

Ideas en 5 minutos te ha preparado instrucciones detalladas sobre el cuidado personal de tu cabello que te ayudarán a preservar su salud y belleza.

Elección de productos cosméticos para el cuidado del cabello

El champú y el acondicionador son dos productos principales para el cuidado del cabello.

  • El champú se elige según el tipo de cuero cabelludo, con menos frecuencia, según la condición del cabello. Su función es eliminar el exceso de grasa y suciedad. Puede ser un remedio para el cabello graso contra el aumento de la producción de sebo, contra la descamación para el cabello seco, neutro para el cuero cabelludo normal, champú anticaspa o para cabello teñido.

  • El acondicionador se elige de acuerdo con la condición del pelo; suaviza el cabello, facilita el desenredado y mejora su aspecto. Una situación común es el cuero cabelludo graso y las puntas abiertas secas. En este caso, el set óptimo incluye champú para cabello graso y acondicionador para cabello seco.

  • Se utilizan las mascarillas, sueros y aceites para nutrir el cabello y solucionar algunos problemas específicos. Por ejemplo, una mascarilla para las puntas abiertas “pega” las escamas del cabello y le da al cabello un aspecto más arreglado. El suero para cabello seco lo satura con ingredientes hidratantes.

Lavado de cabello

  • Lávate el cabello con champú cuando se ensucia. Incluso a diario, si es necesario.

  • Es poco probable que puedas enseñarle tu cuero cabelludo a producir menos grasa: su producción se determina por las hormonas y no por la frecuencia del lavado. Asegúrate de que el champú no contenga limpiadores agresivos (lauril éter sulfato de sodio y laurilsulfato sódico), que irritarán el cuero cabelludo y lo estimularán para producir más grasa.

  • Aplica el champú en el cuero cabelludo, masajea suavemente hasta obtener una espuma espesa y enjuaga.

  • No laves tu cabello con agua muy caliente o fría, ya que estimulará la producción de sebo. Usa agua tibia o ligeramente fría.

El cuidado

  • El acondicionador debe usarse después del lavado. Aplícalo en tu cabello, evitando el cuero cabelludo y las raíces, dejándolo actuar unos minutos.
  • Una vez a la semana, el acondicionador se puede reemplazar con una mascarilla y después del lavado, aplicar un suero o aceite nutritivo.
  • Antes de utilizar productos cosméticos adicionales, lee las instrucciones y averigua la frecuencia de uso recomendada.

Protección solar

  • La luz ultravioleta hace que el cabello se seque y se vuelva quebradizo. Usa un sombrero y productos cosméticos especiales como espumas y aerosoles para proteger tu melena del sobrecalentamiento.

  • Los mismos cosméticos se pueden usar para proteger el cabello contra el calor cuando se seca con secador y se peina con herramientas térmicas.

Secado de cabello

  • Intenta secar tu cabello de forma natural sin usar un secador.

  • Si te resulta imposible, seca tu cabello a la temperatura más baja posible y mantén el secador a 15 a 20 cm del cabello.

  • No frotes tu cabello con una toalla ni lo escurras enrollándolo. En su lugar, escúrrelo suavemente con una toalla, envuélvela alrededor de tu cabeza y fíjala con una horquilla. Espera hasta que tu cabello se seque un poco, retira la toalla y seca tu cabello de forma natural.

Peinado

  • Utiliza un peine hecho de materiales naturales (por ejemplo, madera) y con dientes anchos. De esta manera minimizarás el daño causado a tu cabello durante el cepillado y evitarás su caída.
  • Peina tu cabello cuando esté seco. El cabello mojado es más propenso a dañarse, mientras que el cabello seco aguanta tranquilamente el cepillado.
  • Durante el cepillado, mueve el peine de abajo hacia arriba. Primero desenreda las puntas de tu cabello y luego sube despacio hasta las raíces. En casos extremos, puedes aplicar un poco de acondicionador a los mechones de cabello y desenredarlos suavemente con el peine.

Procedimientos de salón

  • Recorta el cabello cada 6 a 8 semanas. Se considera útil para prevenir que se vuelva quebradizo y se abran las puntas.

  • Recuerda que el alisado con queratina, el bótox y la laminación son procedimientos decorativos y no tienen nada que ver con cuidados. Muchos productos utilizados durante estos procedimientos contienen componentes agresivos que dañan el cabello.

  • Los cuidados especiales de salón tienen un efecto regenerador que incluyen mascarillas, sueros y concentrados de sustancias útiles. Nutren el cabello con oligoelementos esenciales y mejoran el aspecto de la melena dañada.

Compartir este artículo