Cómo elegir un cepillo para el rímel

Existen varios tipos de cepillos de rímel. Al elegirlo, dependerá de cómo se verán tus ojos y de la impresión que causará tu look. Las diferentes formas, materiales y longitudes de las cerdas permiten obtener resultados completamente distintos, dado que algunos cepillos son mejores para alargar las pestañas mientras que otros son perfecto para rizar y agregar volumen.

Nosotros en Ideas en 5 minutos te contaremos qué formas puede tener un cepillo para rímel y qué efecto puede dar.

Cepillo recto y tupido

Para qué se usa: crear volumen

La mayoría de los cepillos de rímel son de forma cilíndrica con un extremo redondeado o puntiagudo. Esta forma es la más cómoda de usar. Este cepillo recoge más rímel para dar volumen y expresión. Al aplicarlo, una parte del producto queda en la base de las pestañas y cada capa posterior aumenta el volumen.

Cepillo curvado

Para qué se usa: rizar y levantar las cejas

El curvado del cepillo repite la forma natural de las pestañas y ayuda a levantarlas. Recuerda mover la brocha de un lado al otro en el centro del párpado para pintar cada pestaña.

Cepillo largo y fino

Para qué se usa: alargar las pestañas

Un cepillo fino te permite tomar las pestañas desde la base y pintar uniformemente cada una hasta la punta. Como resultado, las pestañas lucen más largas. Además, las cerdas cortas reducen significativamente la probabilidad de manchas negras de rímel en los párpados.

Cepillo corto

Para qué se usa: aplicación parcial de rímel

El cepillo corto te permite pintar áreas pequeñas de las pestañas superiores e inferiores. Gracias a este tamaño de cepillo, puedes pintar fácilmente las pestañas en la esquina interna y externa del ojo, evitando que se peguen. Si tienes los ojos pequeños, entonces te resultará mucho más fácil usarlo. También puede ser útil si tienes los ojos redondos, ya que es más fácil usar este cepillo a lo largo de la curva de la línea de las pestañas.

Cepillo de reloj de arena

Para qué se usa: aumentar el volumen y la longitud de las pestañas

Este tipo de cepillo tiene tanto cerdas largas como cortas que eliminan los grumos y separan las pestañas. Las cerdas finas crean volumen en la raíz de las pestañas y la forma de reloj de arena distribuye el rímel hasta las puntas. Como resultado, los ojos se ven muy abiertos con pestañas brillantes.

Cepillo cónico

Para qué se usa: crear volumen y aplicar el rímel de manera uniforme

La base grande y ancha del cepillo ayuda a agregar volumen en las partes centrales y externas de la línea de las pestañas, mientras que el extremo puntiagudo garantiza una aplicación precisa de rímel en la esquina interna del ojo. La forma cónica también facilita pintar las pestañas inferiores.

Cepillo redondeado

Para qué se usa: destacar áreas parciales de las pestañas

Con la ayuda de un cepillo redondeado, puedes agregar volumen a tus pestañas y separarlas. Normalmente, este cepillo está hecho de silicona o plástico. Por lo general, tiene un tamaño pequeño para que se pueda aplicar producto solo en las áreas necesarias de las pestañas y regular su longitud de manera discrecional. Por ejemplo, puedes prestar más atención a las pestañas del centro, entonces obtendrás un efecto de ojos redondeados y bien abiertos. Y si quieres darles a tus ojos una forma de gato, entonces debes aplicar rímel en las pestañas en las esquinas exteriores.

Cepillo con punta redondeada

Para qué se usa: distribuir uniformemente el rímel en todas las pestañas

El cepillo tiene una forma cilíndrica y una punta redondeada con púas, lo que ayuda a pintar con rímel tanto las pestañas pequeñas en la esquina interna del ojo como las más largas en la esquina externa. Ten cuidado de no excederte con la primera capa, ya que quedará mucho rímel en el cepillo.

Cepillo de burbujas

Para qué se usa: rizar las pestañas y darles volumen

El cepillo pinta las pestañas en tres puntos. Para asegurar una cobertura completa con el rímel, debes moverlo de un lado al otro, pintando desde la base de las pestañas hasta las puntas. A continuación, puedes pintar por el otro lado de las pestañas para levantarlas más. Debido a la diferente cantidad de rímel en determinadas zonas del cepillo, se obtiene el efecto de unas pestañas de muñeca y ligeramente pegadas.

Cepillo separador

Para qué se usa: separar las pestañas

Los cepillos separadores suelen ser pequeños, finos, hechos de silicona y tienen cerdas en un solo lado. Con su ayuda, se pueden separar las pestañas sin aumentar el volumen y sin alargarlas. Debido a esto, a menudo estos cepillos se utilizan para pintar las pestañas inferiores.

Compartir este artículo