Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo embellecer tu espalda (6 métodos)

La espalda suele ser una de esas partes del cuerpo a las que prestamos menor atención, ya sea porque usualmente no la vemos o por ser difícil de alcanzar durante una rutina de belleza. Sin embargo, la piel y músculos de esta zona son igual de importantes, por lo que debemos otorgarles el cuidado que se merecen.

Ideas en 5 minutos preparó una guía sencilla para lucir una espalda suave y tonificada.

1. Limpia y exfolia tu espalda regularmente

Es muy común que al tomar un baño o ducha, olvidemos por completo nuestra espalda. Sin embargo, la limpieza y la exfoliación son muy importantes para prevenir la obstrucción de los porospromover la producción de colágeno, proteína esencial para lucir una piel joven y saludable.

Si es necesario, utiliza elementos como cepillos, esponjas o bandas de tela para lograr esto, asegurándote de que estos sean lo suficientemente suaves para no causar irritación.

2. No te olvides de la humectación

Debido a que el agua caliente puede eliminar la humedad y los aceites naturales de la piel, es importante aplicar una crema o loción humectante después de cada baño. Esto evitará la resequedad y promoverá la circulación sanguínea en tu espalda.

Para mejores resultados, elige productos con ingredientes nutritivos y que se adapten a tus necesidades, como por ejemplo:

  • Vitaminas A y B5, para mayor firmeza y humectación.
  • Vitaminas antioxidantes C y E, para proteger la piel regenerada y combatir el daño.
  • Productos con FPS 15, libres de PABA (ácido paraaminobenzoico), para prevenir el envejecimiento prematuro.

3. Evita llevar mochila

Cualquier elemento que frote tu piel constantemente puede causar irritación y fomentar o empeorar los granos y el acné, por lo que los expertos aconsejan llevar carteras o bolsos que no impliquen cargarlos sobre tu espalda.

4. Cambia y lava tus sábanas semanalmente

Después de varios días de uso, las sábanas y fundas de almohadas acumulan una gran cantidad de células muertas y bacterias que pueden afectar tu piel, causando acné u otros problemas.

Lava tus sábanas una vez a la semana, optando por productos sin fragancias o que sean delicados si ya tienes signos de granos, espinillas o irritación.

5. Adopta una postura adecuada

El correcto alineamiento de tu espalda, al estar de pie o sentada, puede tener un gran impacto en tu apariencia, ya que de esto dependerá la posición apropiada de las articulaciones, huesos y músculos. Además, evitará dolores y reducirá el riesgo de lesiones.

Mantén siempre una posición erguida, contrayendo tu abdomen y con tus hombros levemente hacia atrás. Realiza ejercicios que te ayuden a mejorar en este aspecto, como los que verás a continuación.

Este ejercicio puede ser muy útil si pasas mucho tiempo sentada, ya que te ayudará a abrir y a estirar tu pecho. Para hacerlo:

  1. Párate con tus pies separados al ancho de tus caderas. Junta tus manos por detrás de tu espalda, entrelazando tus dedos y manteniendo una postura derecha.
  2. Inhala y levanta tu pecho hacia arriba, en dirección al techo. A la vez, estira tus manos hacia el piso. Respira profundo y mantén esta posición por 5 respiraciones. Luego relaja tus músculos y repite 10 veces.

Este ejercicio puede ayudar a fortalecer y mejorar la posición de los músculos de tu espalda. Realízalo de la siguiente manera:

  1. Coloca las palmas de tus manos, pies y rodillas sobre el piso, separados y alineados a la altura de las caderas.
  2. Apoya los dedos de los pies y talones en el suelo y levanta lentamente la cadera hacia el techo, estirando brazos y piernas. Mantén la cabeza relajada y hacia abajo. Contrae el abdomen y mantén esta posición durante 5 inhalaciones lentas y profundas.

6. Haz ejercicios que tonifiquen tu espalda

Además de ayudar a controlar tu peso, eliminar grasa localizada y fortalecer huesos y músculos, la actividad física te permitirá tener una espalda más estilizada. Los expertos recomiendan hacer ejercicio de manera constante, al menos 30 minutos diarios, 5 veces por semana.

A continuación verás una rutina muy sencilla que puede llevarte a conseguir una espalda delgada y libre de “rollitos” o “michelines”. Haz 3 series de 30 segundos por cada ejercicio. Usa mancuernas o elementos con peso si deseas agregar un poco de dificultad.

  1. Coloca tus manos al costado de la cabeza, formando con tus brazos un par de ángulos de 90 grados a la altura de los hombros. Muévelos hacia atrás tratando de mantener tal posición mientras repites el ejercicio.
  2. Levanta y estira completamente tus brazos hacia arriba. Muévelos nuevamente hacia atrás, contrayendo tu espalda.
  3. Estira los brazos a la altura de los hombros, como si estuvieses formando una cruz. Repite el movimiento de los ejercicios anteriores, tratando de mantener tus brazos estirados en todo momento.
  4. Con tus brazos, forma un ángulo de 90 grados hacia adelante, asegurándote de que tus palmas miren al suelo. Mueve los codos hacia atrás lo que más puedas y repite manteniendo esta posición.
Ideas En 5 Minutos/Belleza/Cómo embellecer tu espalda (6 métodos)
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos