Cómo hacer que tu maquillaje dure todo el día

Cómo hacer que tu maquillaje dure todo el día

Si alguna vez te has aplicado el maquillaje por la mañana solo para descubrir al mediodía que se ha ido por completo, no te asustes. Ideas en 5 minutos ha preparado varios consejos sobre cómo hacer que tu hermoso look dure mucho más.

1. Prepara tu piel

  • Limpia la piel de tu rostro como lo haces habitualmente.
  • Luego usa un tónico para equilibrar el pH de tu piel y hacer que se vea más suave y luminosa.
  • Hidrata tu rostro con la crema hidratante adecuada para tu tipo de piel. Elige un humectante sin aceites que se absorba rápidamente y que al mismo tiempo le brinde la humedad adecuada a tu cutis.
  • Espera unos 10 minutos después de tu rutina de cuidado de la dermis antes de aplicar el maquillaje. Esto te dará tiempo suficiente para que todos los productos se absorban correctamente.

Consejo: también debes exfoliar tu piel al menos dos veces por semana para mantenerla suave y eliminar el exceso de grasa, bacterias y células muertas de la superficie. Hazlo inmediatamente después de la limpieza y antes de aplicar el tónico.

2. Aplica la prebase de maquillaje en tu rostro y en tus ojos

  • Aplica una prebase facial con los dedos para rellenar los poros y suavizar las líneas finas.
  • Aplica una prebase para ojos con las yemas de los dedos para emparejar el tono de la piel de los párpados, neutralizar el enrojecimiento y ayudar a que la sombra de ojos se adhiera mejor.

Consejo: existen dos tipos de prebases de maquillajes, a base de agua y a base de silicona. Las prebases a base de agua hidratan tu piel y la glicerina que contienen le da un aspecto natural. Las prebases a base de silicona suelen ser más suaves, pero pueden hacer que tu maquillaje se vea más pesado debido a su fórmula espesa.

3. Aplica una base de maquillaje, luego un corrector

  • Aplica una base líquida con una esponja de maquillaje.
  • Luego, aplica el corrector debajo de los ojos y sobre las imperfecciones antes de fundirlo todo con una esponja de maquillaje. De esta manera, los productos permanecerán en el lugar indicado y no necesitarás hacer ningún retoque.

Consejo: una base sin aceites se mantendrá mejor porque no contiene los ingredientes emolientes que pueden hacer que el maquillaje se corra de tu rostro.

4. No apliques la base de maquillaje con los dedos

  • No uses los dedos para aplicar la base si no quieres que el maquillaje se estropee rápidamente. En su lugar, aplícala con una esponja de maquillaje.

Consejo: la esponja de maquillaje también te ayudará a aplicar capas de base más ligeras, que durarán más que las gruesas y pesadas aplicadas con los dedos.

5. Utiliza un polvo fijador

  • Si quieres evitar que el maquillaje se corra de tu rostro, usa un polvo fijador que combine con el color de tu base de maquillaje líquida. Esto “sellará” la base y evitará que se corra.

Consejo: el polvo fijador también ayudará a reducir el brillo si tienes la piel grasa.

6. Elige un rubor en crema

  • Los rubores en gel, líquidos y en crema están altamente pigmentados, por lo que duran más.

Consejo: si aún prefieres el rubor en polvo, usa un tono ligeramente más profundo que el que crees que deberías usar. Se desvanecerá a lo largo del día y se convertirá en un color más sutil.

7. Aplica un delineador de ojos líquido

  • Los delineadores de ojos líquidos y en gel duran más que los lápices. Los lápices suelen estar hechos de cera, por lo que pueden derretirse fácilmente y correrse de los ojos.

Consejo: si aún prefieres usar un lápiz, traza sobre él una línea con una sombra de ojos del mismo color para fijar mejor el lápiz. Para ello, utiliza un cepillo de punta inclinada.

8. Aplica el lápiz labial en capas

Esta técnica le dará a tu lápiz labial una base a la que sujetarse sin secarte ni agrietarte los labios.

  • Aplica tu lápiz labial como de costumbre, luego saca el exceso de producto con un pañuelo de papel.
  • Con una brocha, aplica en tus labios un polvo de acabado translúcido.
  • Agrega otra capa de tu lápiz labial y repite estos pasos hasta que obtengas el resultado que deseas.

Consejo: aplica el labial con un pincel; de ese modo, presionas el pigmento más profundamente en los labios.

9. Usa un espray fijador

  • Un espray fijador ayudará a refrescar tu maquillaje y a sellarlo durante todo el día.

Consejo: hay varias formas más de utilizar un espray fijador:

  • Rocíalo en tu esponja de maquillaje antes de aplicar la base y en tu brocha correctora antes de aplicar el corrector para que todo dure más.
  • Rocíalo en tu delineador de ojos y en los pinceles de sombra de ojos antes de aplicar con ellos el producto cosmético para sellar bien el pigmento.

10. No te toques la cara

  • Tocarte la cara durante el día no solo manchará tu maquillaje, sino que también puede esparcir aceites y bacterias a la piel de tu rostro, lo que puede causar imperfecciones.

Consejo: cada vez que sientas la necesidad de tocarte la cara, utiliza una bruma facial descongestiva.

11. Mantén tu cara seca durante todo el día

  • No vuelvas a aplicar polvo compacto sobre el maquillaje, ya que puede darle a tu piel un aspecto pesado. Para eliminar la grasitud y el brillo innecesario de tu rostro, usa papeles secantes absorbentes.
  • Si tienes la piel grasa, elige papeles secantes sin aceite mineral, ya que podrían obstruir aún más los poros.
Compartir este artículo