Cómo hacer un baño de parafina para pies

Un baño de parafina es un tratamiento relajante que ayuda a hidratar y suavizar la piel; por otra parte, mejora la circulación sanguínea y reduce el dolor articular. Debido a esto último, los baños de parafina a menudo se recomiendan para pacientes que padecen artritis y otras enfermedades de las articulaciones.

Ideas en 5 minutos preparó unas instrucciones paso a paso para que hagas tu propio baño de parafina para los pies. También es aplicable si deseas hacer un baño para manos.

Necesitarás

Para hacer un baño de parafina para pies, vas a necesitar:

  • Parafinero
  • 1 kg de cera de parafina cosmética
  • 2 bolsas de plástico
  • 2 toallas pequeñas
  • Crema hidratante
  • 30 ml de aceite de coco, de almendras o de oliva (opcional)
  • 20 gotas de aceite esencial para aromatizar (opcional)

A la hora de elegir el parafinero, opta por uno con termostato para que puedas controlar la temperatura de la cera y evitar el sobrecalentamiento.

Instrucciones paso a paso

1. Funde la cera en el parafinero. Después de que se funda y alcance la temperatura deseada, déjala un tiempo para que se enfríe un poco.

Si quieres, agrega 30 ml de aceite de coco, de almendras o de oliva para una hidratación adicional y 20 gotas de aceite esencial para el aroma.

Antes de pasar al tratamiento, estudia atentamente las instrucciones del fabricante del parafinero y asegúrate de tomar las precauciones de seguridad.

2. Lávate bien los pies antes del tratamiento. Después prueba la cera en un área pequeña de tu piel. Así estarás seguro de que la cera alcanzó una temperatura agradable antes de sumergir completamente los pies en ella.

Mete tus pies completamente en la cera y después retíralos por completo. Espera unos segundos a que la cera se endurezca. Luego vuelve a meter los pies durante unos segundos y sácalos nuevamente. Repite unas cuantas veces más hasta tener 4-5 capas de cera en los pies.

3. Saca los pies del parafinero. Coloca rápidamente cada uno en una bolsa de plástico y después envuélvelos en una toalla gruesa. Deja actuar la cera durante 20-30 minutos.

4. Retira las toallas y las bolsas de tus pies, levanta suavemente la cera endurecida y quítala de los pies.

5. Aplica crema hidratante a tus pies.

Precauciones

  • Siempre verifica la temperatura de la cera en un área pequeña de tu piel antes de sumergir las manos o los pies en ella.
  • No uses baños de parafina si tienes llagas abiertas o erupciones cutáneas.
  • Si tienes alguna enfermedad de la piel, trastornos vasculares u otros problemas de salud, consulta con tu médico y averigua si puedes hacer baños de parafina.
Compartir este artículo