Ideas En 5 Minutos
Ideas En 5 Minutos

Cómo lavar de manera correcta las brochas de maquillaje

Aunque pueda parecer sencillo, lavar las brochas de maquillaje es un proceso delicado, ya que pueden deteriorarse, endurecerse e incluso comenzar a perder cerdas si no lo hacemos correctamente.

Ideas en 5 minutos quiere compartir contigo 3 métodos distintos para limpiar brochas naturales y sintéticas, yendo desde la suciedad superficial hasta la más compleja de remover.

Consejos para tener en cuenta

  • Si las usas frecuentemente, lava las brochas una vez a la semana. El maquillaje viejo y la suciedad pueden acumularse, atrayendo bacterias que pueden causar problemas e infecciones, como brotes de acné.

  • Ten en cuenta el material de tus brochas. Las de fibras naturales deben limpiarse con productos suaves, como champú, mientras que las sintéticas pueden resistir alternativas más intensas, como el jabón en barra.

  • Procura lavarlas en un sitio que no importe que se ensucie, como un baño, cocina o hasta en el jardín.

  • Déjalas secar con las cerdas hacia abajo para que no pierdan su forma o sobre una servilleta de papel. Si las dejas reposar con las fibras hacia arriba, la humedad puede acumularse en su base, echando a perder el mango, haciendo que las cerdas comiencen a caerse.

  • Déjalas secar en un ambiente ventilado.

  • Luego de lavarlas y dejarlas secar adecuadamente, guárdalas en un estuche acorde a su tamaño, donde no estén amontonadas ya que podrían aplastarse. Lo ideal es un sitio seco y con buena ventilación.

  • Si quieres desinfectarlas a profundidad, puedes mojar las fibras en un poco de alcohol isopropílico antes de comenzar a limpiarlas.

Método 1 (Suciedad superficial): Agua y jabón

Necesitarás

  • Una toalla limpia. También puedes usar simplemente tu mano, pero la limpieza podría ser menos efectiva. Al lavar las brochas, lo más probable es que esta termine manchada con maquillaje, así que escoge una que no temas ensuciar

  • Jabón, puede ser en barra, líquido o incluso champú

  • Agua

Procedimiento

  1. Toma la toalla extendida sobre una mano.

  2. Agrégale un poco de jabón líquido o champú (si optaste por el jabón en barra, mójalo y frótalo sobre la toalla).

  3. Echa un poco de agua sobre el jabón para que haga espuma.

  4. Toma una brocha por el mango y, suavemente, comienza a realizar movimientos circulares sobre la toalla con jabón. Verás cómo las delgadas cerdas comienzan a cambiar de color y el maquillaje empieza a desprenderse de ellas. Luego enjuágala con agua limpia hasta quitarle todos los residuos de jabón.

  5. Deja que la brocha se seque por completo antes de volver a utilizarla.

Método 2 (Suciedad superficial): Con un producto especial para brochas

Necesitarás

  • Jabón específico para brochas, espray de limpieza o cualquier otro producto diseñado particularmente para lavarlas, como un dispositivo limpiador de brochas

  • Servilletas de papel

  • Agua

Procedimiento

  1. En caso de tener un espray de limpieza, toma la brocha y rocía un poco del producto sobre ella.

  2. Con una servilleta de papel, retira el exceso y deja secar.

  3. Si tienes un jabón específico para brochas, repite los mismos pasos que en el método anterior. Si cuentas con un dispositivo limpiador, puedes usarlo en lugar de la toalla.

  4. Enjuaga la brocha con agua limpia hasta quitarle todos los residuos de jabón y déjala secar.

Método 3 (Suciedad profunda cremosa u oleosa): Con aceite de oliva o jabón para platos

Necesitarás

  • Aceite de oliva o jabón para platos

  • Servilletas de papel

  • Agua

Procedimiento

  1. Toma el aceite de oliva o el jabón para platos y coloca un poco sobre la servilleta de papel.

  2. Frota la brocha contra la servilleta realizando suaves movimientos circulares.

  3. Retira el exceso de producto con agua limpia. Deja que la brocha se seque por completo antes de volver a utilizarla.

Bono: Arma tu propio dispositivo para limpiar brochas

Necesitarás

  • Una carpeta con clip (portapapeles)

  • Pistola de pegamento

Procedimiento

  1. Toma una carpeta con clip o cualquier otro trozo de tabla o plástico.

  2. Calienta la pistola de pegamento.

  3. Con mucho cuidado, comienza a hacer puntos con una separación entre ellos. Luego traza diferentes tipos de líneas, zigzags, etc.

  4. Deja que el pegamento se seque por completo y limpia bien todo. ¡Tu dispositivo ya está listo para ser usado!

Cómo usar el dispositivo

  1. Coloca el dispositivo en el fregadero o lavamanos.

  2. Vierte sobre él un poco de jabón líquido, jabón para platos o un producto de limpieza especial para brochas y abre el grifo.

  3. Toma la brocha y, con suavidad, comienza a trazar movimientos circulares sobre el dispositivo. Utiliza los diferentes puntos y líneas que colocaste para remover todo el maquillaje.

  4. Una vez que la brocha esté limpia, sacude el agua sobrante y déjala secar.

Ideas En 5 Minutos/Belleza/Cómo lavar de manera correcta las brochas de maquillaje
Compartir este artículo
Te pueden gustar estos artículos