Cómo obtener un bronceado en casa

Cuando quieres obtener un buen bronceado sin estar muchas horas bajo el sol, un autobronceador puede ser una opción fácil. Aplicarlo no es demasiado complicado, sin embargo, hay algunos pequeños trucos que debes conocer.

Ideas en 5 minutos comparte contigo los secretos para obtener un bronceado en casa que ayudarán a que tu piel luzca hermosa.

Consejo: si nunca antes has usado un autobronceador y no te sientes muy seguro de aplicar uno, siempre puedes intentar hacerlo primero con un bronceador de un día o una mousse bronceadora. Te ayudará a comprender cómo aplicar mejor el producto, trabajar en tu propia técnica y también saber cómo se verá tu piel con un bronceado.

Paso 1: prepara las herramientas

Necesitarás:

  • Un exfoliante de piel
  • Un humectante
  • Un autobronceador
  • Un mitón autobronceador
  • Toallitas húmedas

Paso 2: prepara tu piel para el bronceado

Antes de aplicar el autobronceador, debes preparar tu piel para asegurarte de que tu bronceado sea uniforme y sin áreas irregulares. Asegúrate de hacer estas cosas primero:

1. Elimina el vello de la piel con el método que prefieras: afeitado, depilación, etc. Hazlo 24 horas antes de aplicar el falso bronceado. Si te afeitas después de broncear tu piel, corres el riesgo de quitar partes del bronceado también, y de que te queden manchas en la piel.

2. Exfolia tu piel con un exfoliante.

3. Hidrata tu piel. Hazlo 24 horas antes de aplicar un bronceado falso, ya que la crema hidratante puede actuar como una barrera y evitar que la fórmula bronceadora penetre correctamente en tu piel.

  • Presta más atención a las áreas que tienen granos o piel seca. Hidrata siempre la piel de las articulaciones, los pies y las manos, ya que pueden volverse más oscuras que otras áreas de tu cuerpo.

Paso 3: aplica el autobronceador alrededor de tu cuerpo

Usa un mitón para untar el bronceador sobre tu piel, porque ayuda a lograr una cobertura plana e impecable. Si lo haces con los dedos, podrías terminar teniendo rayas o parches alrededor de tu cuerpo.

  • No tengas miedo de aplicar porciones más grandes del producto. Asegúrate de tener suficiente para deslizarte sobre tu piel sin ningún esfuerzo. Siempre puedes quitar el exceso de bronceador con tu guante. Usar muy poco autobronceador puede provocar rayas y parches en la piel.
  • No apliques el bronceador directamente en tus manos y pies. Si lo haces, esas áreas terminarán más oscuras que el resto del cuerpo. En su lugar, usa el exceso de producto de tu cuerpo y transfiere parte de tus brazos a tus manos, y de tus piernas a tus pies.
  • Si tienes dificultades para aplicar el producto en la espalda, pídele a un amigo o familiar que te ayude.

Paso 4: aplica el autobronceador en tu rostro

Si quieres que tu rostro también se vea bronceado, debes usar un producto bronceador especial. Mezcla 2 a 3 gotas de autobronceador junto con tu crema hidratante facial. Luego, frota esta fórmula en tu cara, cuello y escote con movimientos hacia arriba.

Paso 5: deja secar el autobronceador

Después de aplicar la loción bronceadora, espera al menos 20 minutos a que todo se absorba en tu piel. Evita usar ropa ajustada, sujetadores con aros y cosas que froten la piel. Además, evita mojar la piel o sudar. Puedes usar un secador de pelo alrededor de tu cuerpo para acelerar el proceso.

Paso 6: retira el exceso de bronceador

Puedes usar toallitas húmedas sin aceite para limpiar el exceso de bronceador donde no lo necesites. Si tu bronceador requiere ser enjuagado, usa agua tibia para lavar suavemente tu cuerpo. Después de eso, evita secar agresivamente tu piel con una toalla. En su lugar, sécala con palmaditas suaves.

Compartir este artículo