Cómo preparar mascarillas faciales con café (3 recetas)

Si el café es tu aliado a la hora de despertar por la mañana, también puede serlo para potenciar la belleza de tu piel. No tires el café molido usado, ya que tiene propiedades exfoliantes y antioxidantes que ayudan a darle a tu cutis suavidad, brillo y a prevenir el envejecimiento prematuro.

Ideas en 5 minutos te trae tres tipos de mascarillas faciales hechas con café y otros ingredientes sencillos para que pruebes en casa. Consulta con tu dermatólogo antes de poner en práctica cualquier tratamiento.

1. Mascarilla de café y miel

Los componentes del café ayudan a aliviar la hinchazón, mientras que la miel es hidratante y tiene propiedades antibacteriales. Gracias a estos ingredientes, el cutis queda limpio, suave y brillante.

  1. Mezcla 1 cucharada de café molido o instantáneo con 1 cucharada de miel de abejas. Debe quedar una pasta homogénea y espesa.
  2. Aplica de manera uniforme en todo el rostro, menos en la zona alrededor de los ojos.

3. Déjate la mascarilla puesta de 10 a 15 minutos.

4. Limpia el rostro con una toalla húmeda.

2. Mascarilla de café y leche

Con esta mascarilla de caféleche, el cutis se revitaliza, se humecta y se suaviza. Además, si se aplica masajeando la piel, actúa como exfoliante natural al remover las células muertas.

1. Forma una pasta mezclando 1 cucharada de café molido usado con 1 cucharada de leche. Si ves que queda muy espesa o demasiado líquida, agrega más leche o más café.

2. Unta la pasta en el rostro evitando la zona de los ojos. A medida que te aplicas la mascarilla, realiza suaves masajes circulares en la piel.

3. Déjate la mascarilla durante 20 minutos aproximadamente.

4. Luego remuévela con agua tibia y aplícate la crema humectante que usas habitualmente.

3. Mascarilla de café y aceite de oliva

El aceite de oliva tiene propiedades humectantes. Estos beneficios, unidos a los del café, otorgan a la piel del rostro firmeza e hidratación. También es buena para eliminar las ojeras, pues activa la circulación en esa zona.

1. Mezcla la misma cantidad de aceite de oliva y café molido usado para formar una pasta homogénea y espesa (1 cucharada de cada uno, por ejemplo).

2. Aplica la mascarilla de manera uniforme, masajeando suavemente la piel. Puedes colocar un poco en las ojeras, con cuidado de que no entre en los ojos.

3. Déjate la mascarilla de 15 a 20 minutos.

4. Enjuaga el rostro con agua tibia o con un paño húmedo.

Compartir este artículo