Cómo teñir el cabello en casa

El autoteñido del cabello puede ser una verdadera salvación para quienes no tienen la oportunidad de visitar con regularidad un salón de belleza. Además, no es tan difícil como parece. Solo es importante considerar algunos detalles.

Ideas en 5 minutos te contará cómo puedes teñir tu cabello en casa bella y fácilmente.

Para hacer el teñido necesitarás:

  • Pinzas de plástico para el cabello (no necesariamente de peluquería, las “cangrejo” comunes también funcionarán).

  • Una capa, una bolsa grande o una camiseta vieja que no te importe ensuciar.

  • Vaso de plástico.

  • Pincel para aplicar el tinte.

  • Guantes desechables.

  • Discos de algodón y agua micelar.

1. Elección del tipo de tinte

  • Agentes colorantes. Dan un efecto a corto plazo y se lavan con bastante rapidez, pero a diferencia de los tintes, prácticamente no dañan el cabello. No pueden cubrir las canas.

  • Tintes semipermanentes. Tienen un efecto más suave en el cabello que los de larga duración. Retienen el color por más tiempo que los agentes colorantes. Se lavan paulatinamente, y el borde entre el pelo teñido y las raíces regeneradas es casi invisible. Pueden camuflar las canas, pero no las cubren por completo.

  • Tintes persistentes. Cubren bien las canas y permiten que el cabello retenga el tono deseado durante mucho tiempo. Sin embargo, afectan fuertemente al pelo, dañando su estructura.

Importante: cuanto más resistente sea el tinte, tanto más destruirá el pigmento natural del cabello y tanto más serio será el cuidado que este deberá recibir más tarde.

2. La elección del tono

  • El mismo tinte puede comportarse de manera diferente en distintos tipos de cabello. Por lo tanto, si es la primera vez que te tiñes, echa un vistazo a los colores similares al de tu pelo. Esto ayudará a acelerar el proceso y evitará sorpresas innecesarias en el futuro.

  • Una caja de tinte puede no ser suficiente si tienes el cabello largo o grueso. Ten en cuenta este punto.

  • Si sueñas con una coloración complicada o con una aclaración del cabello, recurre a profesionales. Como regla general, tales técnicas requieren no una, sino dos o más manipulaciones, y definitivamente no conseguirás un efecto deseado en manos inexpertas.

3. Acciones para realizar antes de la coloración

  • No te laves el cabello durante uno o dos días antes de teñirlo. Esto ayudará a preservar el sebo, lo que protegerá el cuero cabelludo de la irritación y ayudará a que el tinte se distribuya más uniformemente en el pelo.

  • Hazte una prueba de alergia. Especialmente si estás usando un determinado tinte por primera vez, así como si tienes piel sensible. Algunos ingredientes de este producto pueden provocar reacciones alérgicas graves.

  • Prueba el tinte en una pequeña sección de cabello. Para hacer esto, mezcla un poco del producto con un activador. Toma un mechón que no sea visible y sepáralo del resto del pelo. Tíñelo y mantenlo así el tiempo requerido. Enjuaga y seca. Mira qué color obtienes. Si deseas un tono más fuerte, aumenta el tiempo de tinción en 5 a 10 minutos, y si quieres uno menos saturado, acorta ligeramente ese período.

  • Pide ayuda. No es fácil teñir el cabello de la nuca por tu cuenta. La ayuda de un amigo o de un familiar puede resolver este problema.

4. Proceso de teñido

  • Cúbrete los hombros con una capa especial o una bolsa grande antes de teñirte. Si no tienes ni una cosa ni la otra, una camiseta vieja que no te importe ensuciar también servirá.

  • Peina bien tu cabello y divídelo en 4 secciones. Para hacer esto, primero haz una división en el medio de la cabeza, y luego pasa un peine de oreja a oreja a través de la parte parietal. Usa horquillas para asegurar cada sección.

  • Ponte guantes, toma el bol preparado y, con la ayuda de un pincel, mezcla el tinte con el activador.

  • Empieza a aplicar el preparado desde la nuca. En la parte de atrás de la cabeza, el cabello es más abundante y grueso, por lo que tardará más en teñirse. Pinta tu pelo de a pequeños mechones, comenzando en las raíces y descendiendo desde la coronilla.

  • Después de teñir el área parietal, continúa moviéndote gradualmente hacia la frente. Aplica la composición en los mechones de cada lado, alternándolos para que la coloración sea uniforme.

  • Por último, aplica el tinte en el flequillo y en los mechones cerca de la cara.

  • Peina tu cabeza con un peine de dientes anchos y esparce el tinte restante por todo tu cabello.

  • Importante: si tus raíces han crecido mucho o contrastan notablemente con el color principal, deben ser lo primero en teñirse. Para esto, aplica la composición en esa zona de acuerdo con el esquema presentado anteriormente y espera un tiempo (consulta las instrucciones del tinte). Luego peina tu cabello y aplica el resto del producto en toda la longitud.

  • Si durante el proceso manchas tu rostro, cuello u orejas, puedes quitar el tinte con discos de algodón y agua micelar.

  • Espera el tiempo indicado en las instrucciones y luego enjuaga bien el cabello con agua tibia.

  • Usa champú y acondicionador para cabellos teñidos para asegurar el resultado.

Imagen de portada Ideas en 5 minutos
Compartir este artículo