6 Consejos para aplicar aceites naturales en el cabello

Los aceites para el cabello se han utilizado desde la antigüedad. Actualmente, este producto sigue sin perder su popularidad, y tiene una considerable demanda especialmente entre las fanáticas de la cosmética natural.

Ideas en 5 minutos te contará qué beneficios pueden tener los aceites para tu cabello y te enseñará a usarlos correctamente.

¿Qué beneficios pueden tener los aceites naturales para el cabello?

Los aceites vegetales se pueden dividir en dos categorías principales: básicos y esenciales.

  • Todos los aceites para el cabello se basan en uno o varios aceites. Los aceites base hidratan, nutren y fortalecen el cabello. Entre ellos están los aceites de coco, oliva, almendra, argán, ricino, jojoba, aguacate y semilla de uva.
  • Los aceites esenciales son tan fuertes que prácticamente no se usan en su forma pura y generalmente se agregan al aceite base como componente fortalecedor.

Dependiendo de su composición, los aceites para el cabello son capaces de aliviar el cuero cabelludo, mejorar la circulación sanguínea, hidratar, nutrir el cabello y ayudar a resolver el problema de las puntas abiertas.

¿Cómo usar el aceite para el cabello?

Ojo: Antes de usar un nuevo aceite para el cabello, pruébalo en una pequeña área de tu piel para evitar reacciones indeseables. Esto es especialmente importante para las personas con piel sensible o que son propensas a las alergias.

  • Usa el aceite antes de lavarte el cabello
    Vierte una pequeña cantidad en la palma de tu mano unos 15 minutos antes de ducharte. Frótalo entre tus palmas y distribúyelo por tu cabello como si estuvieras peinando los mechones. Envuelve tu cabello con una toalla y luego enjuágalo.
  • Agrega el aceite a tu cosmético de cuidado
    Puedes agregarle aceite nutritivo a un frasco de mascarilla o a un bálsamo que uses después del champú. En este caso, la proporción del aceite base y el cosmético debe ser aproximadamente de 1:16. Si has decidido agregar aceite esencial a tu cosmético, viértele alrededor de 20 gotas por cada 100 ml.
    También puedes mezclar el aceite y el producto base en la palma de tu mano justo antes de aplicarlo en tu cabello. Esto te permitirá usar diferentes aceites cada vez.
  • Usa el aceite después de lavarte el cabello
    Para que tu cabello sea más fácil de peinar y no se vea demasiado voluminoso, usa el aceite después de lavártelo. Para ello, seca ligeramente tu cabello con una toalla, frota unas gotas de aceite entre tus palmas y distribúyelo a lo largo del pelo. Péinate de forma habitual.
  • Selecciona unos mechones
    Si tienes el cabello ondulado, puedes texturizar tus mechones usando aceite. Lávate el cabello de forma habitual y péinalo con un peine de dientes grandes. Frota unas gotas de aceite entre tus palmas y luego aplícalo a lo largo de tu cabello apretándolo suavemente y levantándolo. Deja que los mechones se sequen.
  • Agrega un poco de brillo a tu cabello
    Para que tu cabello no se vea exuberante y tenga un suave esplendor, aplica unas gotas sobre el cabello seco. Las reglas de aplicación son las mismas: calienta el aceite en tus palmas y distribúyelo a lo largo del pelo.
    Además, antes de peinar tu cabello con un secador de pelo caliente o una plancha, el uso de algunos aceites puede protegerlo de las altas temperaturas.
  • Haz un masaje capilar
    Frota una pequeña cantidad de aceite entre tus palmas y mete tus manos en el cabello. Haz movimientos circulares de forma suave sobre toda la superficie de tu cabeza, apretando ligeramente con las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo. Luego de terminar el masaje, puedes dejar el aceite durante 15-20 minutos y luego lavarte el cabello de forma habitual.
    Este efecto ayudará a mejorar la circulación y estimulará los folículos pilosos.
Compartir este artículo