En qué se diferencia la manicura masculina de la femenina y cómo hacerla correctamente

Hoy en día, cada vez más hombres optan por hacerse una manicura. El aspecto de unas uñas sanas y cuidadas forma parte de la imagen de un hombre serio y con éxito que cuida su aspecto, al igual que el cabello recortado y bien peinado o la piel del rostro limpia y cuidada.

Ideas en 5 minutos explica cómo se realiza una manicura típica para hombres paso a paso, para que cualquiera pueda replicarla en casa, y en qué se diferencia de la manicura femenina.

En qué se diferencia la manicura masculina de la femenina

El procedimiento en sí no difiere prácticamente de la clásica manicura sin cortar cutícula (europea) que suelen hacerse las mujeres. Las diferencias pueden estar en los detalles. Por ejemplo:

  • Se puede utilizar un esmalte especial diseñado para la manicura masculina. Su diferencia radica en que da un aspecto y un brillo más natural a las uñas (sin dar demasiado brillo).
  • A diferencia de la manicura femenina, en la que las uñas pueden tener diferentes formas, la manicura masculina suele optar por una forma natural, que suele repetir la curva del borde del dedo.
  • Muchas mujeres se hacen una manicura llamativa para que el diseño de las uñas destaque y atraiga la atención. La manicura masculina simplemente ayuda a mantener las uñas bien arregladas, lo que es especialmente importante para aquellos cuyas manos pueden ser el centro de atención, como cuando se da la mano en una reunión importante, en la presentación de un nuevo producto o un discurso en público.
  • Las uñas de los hombres crecen más rápido, por lo que necesitan una manicura más a menudo.

Qué necesitarás para hacer una manicura para hombres

Antes de iniciar el procedimiento, lávate las manos con agua y jabón y sécalas con una toalla. Si lo deseas, utiliza un desinfectante para desinfectarlas. No olvides preparar las herramientas necesarias para la manicura. Deben estar limpias y desinfectadas. Necesitarás:

  • Cortaúñas
  • Lima de uñas para rebajar los bordes de las uñas
  • Removedor de cutículas
  • Un palito de naranjo o una espátula de manicura, que se utiliza para empujar la cutícula hacia atrás y retirarla de la superficie de la uña
  • Aceite de cutícula para mejorar el estado de la cutícula y la uña
  • Exfoliante de manos para eliminar la piel endurecida (opcional)
  • Crema o loción hidratante para las manos (opcional)
  • Pulidor de uñas
  • Endurecedor o esmalte de uñas (opcional)
  • Quitaesmalte y disco de algodón (opcional)

Cómo hacer la manicura de hombre

Paso 1. Utiliza un cortaúñas para recortar los bordes blanco-amarillentos de las uñas a la longitud deseada. Por naturaleza, las uñas suelen tener forma ovalada, por lo que tendrás que hacer varios cortes para recortarlas de manera prolija. No es necesario intentar recortar la uña completamente de una sola vez. El borde blanco de la uña no debe medir más de 1-2 mm después del corte. No es aconsejable recortar hasta la raíz. Todas las uñas deben tener la misma longitud.

Paso 2. Utiliza una lima de uñas para redondear los bordes de las uñas cortadas y darles la forma deseada: debe coincidir con la forma de la yema del dedo. Asegúrate de limar la uña en la misma línea y en la misma dirección. No te muevas a la izquierda y a la derecha como se ve a menudo en las películas, ya que esto puede hacer que tu uña se parta.

Importante: cuando elijas una lima de uñas, presta atención al tamaño del grano. Las limas suaves son ideales para limar los bordes de la uña natural, mientras que las limas más rígidas pueden ayudar a eliminar el exceso de longitud. Una lima con el borde en forma de media luna es buena para los bordes laterales de la uña.

Paso 3. Aplica el removedor de cutículas en la zona de la uña que está en contacto con la piel. A continuación, utiliza un palito de naranjo o una espátula de manicura para separar suavemente la cutícula de la uña. Luego limpia la superficie de la uña con un pañuelo de papel normal para eliminar cualquier residuo de la cutícula y del removedor de cutícula. Aplica una pequeña cantidad de aceite para cutículas en la zona de la uña que toca la piel. Esto cuidará la salud de la cutícula y mejorará la calidad de las uñas.

Paso 4. Si tus manos parecen secas, utiliza un exfoliante de manos para aflojar suavemente las zonas ásperas. Sécate las manos con una toalla y aplícate masajeando una crema hidratante para manos. Presta especial atención a la zona entre los dedos.

Paso 5. Aplica un poco de quitaesmalte en un disco de algodón o en un trozo de algodón para asegurarte de que la suciedad o los restos de esmalte se eliminen completamente de la superficie de la uña.

Paso 6. Si lo deseas, puedes utilizar un pulidor para dar a la superficie de la uña un acabado brillante. Para dar más brillo y proteger las uñas, también puedes aplicar un esmalte transparente (aunque la elección del color depende totalmente de tus preferencias personales). Si tienes las uñas débiles, puedes usar endurecedor de uñas en lugar de esmalte normal, que suele ser parecido al esmalte transparente. ¡Hecho! Tu manicura está completa y tus uñas se ven muy bien.

Compartir este artículo